Skip to main content

Porsche Cayman

¿Qué versión buscas?

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Año de lanzamiento: 2005

Generación actual: 1970

Para muchos, el mejor Porsche de la actualidad en cuanto a comportamiento dinámico. Y no les falta razón. Recorrer un puerto de montaña al volante de este deportivo es una auténtica gozada, ya que tanto la dirección como los frenos o el cambio responde perfectamente a las órdenes. No es un coche para ir de lado en las curvas, sino para apuntar fino al vértice de cada giro y pasar volando. Su logrado chasis es un maestro devorando curvas. Al igual que el Boxster, se puede pedir con una caja de cambios automática de doble embrague PDK, lo que le hace mucho más deportivo. Porsche parte de una base totalmente nueva, con una batalla y vías más grandes, longitud mayor y altura rebajada. Si a eso se suma que es un 30% más ligero y un 40% más rígido, es lógico imaginar que sus maneras sobre el asfalto han mejorado. Sobre todo si se tiene en cuenta que los dos motores bóxer de seis cilindros disponibles suman diez caballos más para el Cayman y cinco extra para el Cayman S. Y quizá lo mejor no sea este dato (muy discreto por otro lado), sino que el consumo mixto se ha reducido hasta en un 15% según la versión. En marcha, el Porsche Cayman se comporta de una forma muy deportiva y precisa. La dirección es eléctrica pero su tacto es muy bueno. A pesar de ser un tracción trasera, el Cayman va muy sujeto de atrás y permite acelerar muy pronto a la salida de las curvas sin que presente pérdidas de tracción. Por fuera, el Porsche Cayman tiene una estética muy similar a la del Porsche Boxster. El rasgo más significativo de su carrocería son las aberturas de aire laterales que refrigeran el motor, situado justo detrás de la puerta. En el interior, el habitáculo es idéntico al del Boxster, con una consola central muy inspirada en el Porsche Panamera. Lo más interesante en este apartado es el equipamiento, que suma elementos que antes no podía montar, como el control de velocidad activo, el sistema de entrada y arranque sin llave o un nuevo sistema de sonido Burmester de más de 800 vatios.

El Porsche Cayman GTS es el coupé con motor central que causó sensación nada más aparecer en escena, allá por el año 2005. Y no solo lo hizo por su peculiar estética, sino también por su refinado equilibrio que no dejaba de lado la deportividad inherente a la marca. Y esto lo consiguió gracias a la ubicación de ese motor central que le permitía, y le permite, un reparto de pesos más optimizado que el del legendario Porsche 911. Además de los elementos mecánicos, los mismos que los del Porsche Boxster GTS, el Cayman GTS también equipa nuevos detalles estéticos que le dan un aspecto más agresivo. Así, el nuevo Porsche Cayman GTS sustituye al Porsche Cayman R como la versión más deportiva y radical. Mecánicamente mantiene el motor de seis cilindros bóxer de 3.4 litros de cilindrada y situado en posición central, pero gracias a una reprogramación de la centralita consiguen añadir 15 CV extra, hasta alcanzar los 340 CV y, sobre todo, una respuesta al acelerador más enérgica y directa. Para enfatizar este carácter, el Porsche Cayman GTS incorpora de serie el Paquete Sport Chrono y la suspensión activa PASM (Porsche Active Suspension Management). Esta suspensión no solo modifica la dureza de los amortiguadores dependiendo del modo de conducción y las condiciones, sino que es capaz también de influenciar en la respuesta del motor para conseguir una experiencia al volante más personalizada y deportiva. Y como en el Boxster GTS, la altura al suelo se ve reducida en 10 mm, mejorando la estabilidad.

El Porsche Cayman GT4 no se trata realmente de un Cayman de calle Más bien, parece el último concebido para correr en la Porsche Cup: el morro y la zaga se han modificado para mejorar la aerodinámica y la circulación del aire, las branquias laterales delatan que su motor central es una cosa muy seria y necesita mucho oxígeno. El alerón trasero de plástico reforzado con fibra de carbono se encarga del efecto suelo para mejorar el agarre, y la carocería se asienta en un chasis de celda en aluminio que proporciona suficiente rigidez como para que la zaga no se ponga perpendicular a la carretera cada que vez que se hunde el acelerador. Ahora, el conjunto se ha rebajado 30 milímetros y los nuevos spoilers aumentan la longitud. Una vez en circuito, el Porsche Cayman GT4 deja claro que, aunque está concebido para calle, siempre está listo para competir. Donde otros deportivos tienen dirección, en este GT4 se esconde un escalpelo de precisión que permite colocar el coche en cada curva y a velocidad fulminante. Los enormes frenos cerámicos opcionales permiten frenar mucho más tarde que cualquier deportivo convencional y clavan a este bólido, literalmente, al asfalto, a través de sus ruedas de 20 pulgadas. Para la salida de las curvas, su diferencial autoblocante logra propulsar con inusitado ímpetu y permite incluso jugar controladamente con la zaga.

Versiones que no están a la venta

Servicios

Coches de ocasión

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Seguros de coche

Toda la información de pólizas y seguros de coche, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros

Financiación

¿Buscas financiación? Consulta las mejores opciones en nuestro comparador de productos financieros.

Ir a financiación

Actualidad Porsche Cayman

Pruebas Porsche Cayman

Buscador de coches