Prueba

Porsche Cayman 2013: va sobre raíles

Kike Ruiz

15/02/2013 - 13:06

Sin grandes alardes, el Porsche Cayman 2013 se ha puesto al día para continuar siendo un coupé tremendamente rápido, preciso y altamente difrutable en el día. Disponible en dos alternativas mecánicas bóxer de 275 y 325 CV, es un 30% más ligero y un 40% más rígido, algo que redunda en unas mejores prestaciones y en un comportamiento más afilado. El Cayman 2013 se pone a la venta en marzo desde 57.461 euros.

Basta subirse al Porsche Cayman 2013 para darse cuenta de que hay muchas cosas han cambiado y que, sin embargo, su esencia sigue siendo la misma. Lo cierto es que el Porsche parte de una base totalmente nueva, con una batalla y vías más grandes, longitud mayor y altura rebajada. Si a eso le sumas que es un 30% más ligero y un 40% más rígido, te puedes imaginar que sus maneras sobre el asfalto han mejorado.

Sobre todo si tenemos en cuenta que los dos motores bóxer de seis cilindros disponibles suman 10 CV más para el Cayman normal (su motor reduce la cilindrada en 0,2 litros) y 5 extra para el Cayman S. Y quizá lo mejor no sea este dato (muy discreto por otro lado), sino que el consumo mixto se ha reducido hasta en un 15% según la versión.

El Porsche Cayman 2013 ofrecen de serie una tecla “Sport” mediante la cual el conductor puede seleccionar un tipo de conducción más deportiva o un tipo de conducción confortable y ahorradora. En el modo “deportivo” la gestión electrónica del motor modifica el comportamiento de respuesta del mismo confiriéndole mayor dinamismo. En los modelos equipados con el cambio automático “PDK”, el modo “automático” realiza el cambio a una marcha superior más tarde y el retroceso a una marcha inferior antes. Además, las funciones Start-Stop y desplazamiento “a vela” se desactivan.

Por fuera, el nuevo Cayman tiene una estética muy similar a la del Porsche Boxster. El rasgo más significativo de su carrocería son las aberturas de aire laterales que refrigeran el motor, situado justo detrás de la puerta. En el interior, el habitáculo es idéntico al del Boxster, con una consola central muy inspirada en el Porsche Panamera. Lo más interesante en este apartado es el nuevo equipamiento, que suma elementos que antes no podía montar, como el control de velocidad activo, el sistema de entrada y arranque sin llave o un nuevo sistema de sonido Burmester de más de 800 vatios.

En marcha, el Porsche Cayman 2013 se comporta de una forma muy deportiva y precisa. La dirección es eléctrica pero su tacto es muy bueno. A pesar de ser un tracción trasera, el Cayman va muy sujeto de atrás y te permite acelerar muy pronto a la salida de las curvas sin que presente pérdidas de tracción.

¿Precios? El Porsche Cayman cuesta 57.461 euros, mientras que el Cayman S sale por 74.388 euros. Ambos se pondrán a la venta a partir de marzo.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Todo sobre Porsche

Porsche Cayman Cayman

Acabados de Porsche Cayman 2012 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Porsche Cayman

Buscador de coches