Skip to main content

Bentley Flying Spur

Flying Spur

Precio desde:

227.246 Ver todos los precios y acabados

¿Qué versión buscas?

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Año de lanzamiento: 2013

Generación actual: 2013

El Bentley Flying Spur es la alternativa que ofrece el fabricante británico en el segmento de las berlinas de lujo. Es un automóvil que supera holgadamente los cinco metros de longitud, y ofrece un nivel de confort y sofisticación solo a la altura de unos pocos. Además, resulta un coche enormemente dinámico.

Al contrario de los que ocurre con su hermano de gama, el Mulsanne, el Flying Spur es un coche diseñado para disfrutar de la conducción, no para ocupar las lazas traseras. Se trata de un modelo derivado originalmente del Bentley Continental GT, aunque ahora cuenta con una denominación y unas características propias.

Debido a que se trata de uno de los coches más lujosos y más potentes de Bentley, se tiene que enfrentar a lo mejor de otros fabricantes. Entre sus rivales se sitúan el Aston Martin Rapide, el Audi A8 o el Maserati Quattroporte.

Todos ellos son automóviles muy respetados por el lujo y la sofisticación que ofrecen. Sin embargo, sus potentes motores también los convierten en modelos de altas prestaciones que pueden transmitir sensaciones muy sorprendentes a quien se ponga al volante.

El Bentley Flying Spur también cuenta con todas estas características, a pesar de que en la faceta lujosa puede ser el máximo representante. No en vano, es uno de los mejores representantes de los valores de la marca que se pueden encontrar hoy día en el mercado.

Diseño deportivo y elegante

Lo más deseable de la imagen exterior del Bentley Flying Spur es la facilidad con la que su diseño combina lineas elegantes con otras más deportivas que lo vuelven más agresivo. Sin embargo, ambas facetas se mantienen en un cuidado equilibrio que marca la diferencia con algunos de sus rivales.

El exterior del Flying Spur cuenta con el tradicional formato de tres volúmenes propio de las berlinas. En algunas zonas se aprecia el sello inconfundible de la marca, lo que hace que el conjunto resulte imponente a los ojos y sobre la carretera.

En el frontal del coche destacan los faros, que cuentan con un diseño redondo al más puro estilo Bentley. En este caso son redondos, de manera que transmiten una mayor anchura de todo el coche. La gran parrilla cuadrangular también es típica de los modelos de la firma.

El paragolpes delantero cuenta con unas formas aerodinámicas discretas pero que igualmente llaman la atención. Aquí se aprecia la influencia del deportivo Bentley Continental GT y permite adivinar que este coche no resulta nada pesado por mucho que su aspecto sea robusto y asentado.

En la silueta lateral se puede apreciar como este Bentley es una auténtica berlina. El capó es largo y bastante plano. La zona que dibuja el habitáculo invita a pensar en un espacio muy amplio gracias a que la carrocería adopta líneas rectas muy alargadas. También hay que atender al paso de rueda trasero, que cuenta con una forma muy musculosa que mejora la presencia del coche.

Bentley Flying Spur exterior

Finalmente, en la trasera del Bentley Flying Spur destaca la forma de los pilotos, de corte cuadrangular, y adornada con tecnología LED. La tapa del maletero se estrecha conforme llega al final del conjunto para dejar paso a los enormes pasos de rueda.

Las salidas del escape también cuentan con un buen diseño, basado en formas ovaladas dobles. El paragolpes encaja bien en el conjunto e imprime cierta sobriedad que no es necesaria, pero nunca sobre en un modelo de estas características.

El Bentley Flying Spur se vuelca en su interior

El diseño exterior de este coche ya nos da algunas pistas de lo que nos encontraremos cuando atravesemos las puertas. La forma de la carrocería invita a pensar en un habitáculo amplio, y su presencia lujosa es señal de que dentro encontraremos algo similar.

Sin embargo, el lujo del interior de este Bentley poco bien que ver con lo que se muestra fuera. El habitáculo alcanza tal nivel de elegancia y sofisticación que apenas existen referencias con lo que compararlo. Tanto los detalles como el conjunto son exquisitos, por lo que estar dentro de este coche es mucho mejor que observarlo desde fuera.

El puesto de conducción es la parte más agradecida del interior. En él, uno se siente a gusto y es capaz de disfrutar cada kilómetro recorrido. El volante tiene un tacto en piel muy agradable, y el cuadro de instrumentos ofrece toda la información necesaria gracias al ordenador de a bordo.

El salpicadero desprende gran cantidad de exclusividad, y gran parte se la debe a las inserciones en materiales nobles elaboradas a mano. No existen grandes espacios vacíos, pero es tal el disfrute de conducir este coche, que no se necesitan.

La consola central cuenta con varios controles y se convierte en la zona desde la que se maneja casi la totalidad del coche. En lo más altos se coloca el reloj analógico que preside todos los modelos de Bentley. Justo debajo, el Flying Spur añade una pantalla táctil de dimensiones generosas. Por último, aparecen los mandos de la climatización.

Bentley Flying Spur interior

Todos los asientos del Bentley Flying Spur ofrecen un confort inigualable, y cuentan con espacio más que suficiente para la cabeza y las rodillas. Las plazas traseras se componen de dos asientos individuales, lo que aumenta la sensación de comodidad.

En materia de acabados y equipamiento, todo lo que se diga es poco. La dotación de serie está a la altura de su categoría, y es difícil echar en falta algún sistema que el Bentley Flying Spur no incorpore.

Motores con varios niveles de potencia

La oferta de motorizaciones para el Bentley Flying Spur es una de las más amplia que ofrece la marca. Está compuesta por cuatro propulsores de gasolina, cada uno con un nivel diferentes de potencia y asociado a uno de los acabados disponibles.

De menor a mayor potencia, estos acabados son el Flying Spur V8, V8 S, W12 y W12 S. Todos ellos cuentan con un doble turbo y ofrecen 507, 528, 625 y 635 caballos respectivamente.

Además, todas las variantes del Bentley Flying Spur montan de serie un sistema de cambio automático de ocho velocidades con convertidor de par y disponen de tracción a las cuatro ruedas.

 

Versiones

Acabados, precios y datos de Bentley Flying Spur

Acabados Potencia Consumo Combustible Ofertas Precio oficial
Bentley Flying Spur 2013 6.0 W12 625 CV 22,4/10,2/14,7 Gasolina
246.251 €Calcula tu seguro
Bentley Flying Spur 2013 4.0 V8 507 CV 15,6/8,1/10,9 Gasolina
227.246 €Calcula tu seguro

Servicios

Coches de ocasión

  • Ford Mustang gt 4.6

    Piera
    26.500
  • Seat Ibiza 1.6 TDI 105 CV STYLE

    El Robledo
    5.700
  • Kia Carnival 2.2 CRDI VGT 195 CV ACTIVE

    El Robledo
    12.200
  • BMW Serie 3 320 D

    El Robledo
    3.500
  • Opel Astra 1.0 Turbo SS Selective

    Madrid
    13.995

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Seguros de coche

Toda la información de pólizas y seguros de coche, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros

Financiación

¿Buscas financiación? Consulta las mejores opciones en nuestro comparador de productos financieros.

Ir a financiación

Pruebas Bentley Flying Spur

~

Actualidad

Buscador de coches

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Bentley Flying Spur