Skip to main content

Maserati Ghibli

Precio desde:

76.500 Ver todos los precios y acabados

¿Qué versión buscas?

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Año de lanzamiento: 1963

Generación actual: 2013

El Maserati Ghibli es una de las berlinas fabricadas por la marca italiana. Por sus dimensiones, inferiores a los cinco metros de longitud, se convierte en el hermano pequeño del imponente Quattroporte. Sin embargo el Ghibli, lejos de buscar una rivalidad directa con otras marcas de lujo, trata de extrapolar las características de los deportivos británicos a una berlina sofisticada como esta.

Este coche comparte algunos rasgos de diseño con otros modelos actuales de la marca. Sin embargo, también trata de expresar por si mismo todas sus cualidades. No en vano, afianza su estética coupé para lanzarse al abordaje de un mercado en auge. Igualmente, y como no podía ser de otra forma, el Maserati Ghibli también se beneficia de una potente mecánica.

Como principales rivales, el Ghibli se encuentra con el Jaguar XJ, el Porsche Panamera o el Audi A7, todos ellos modelos de gran renombre que cuentan con el respaldo de marcas muy asentadas en el mercado.

Sin embargo, el Ghibli también tiene sus propias armas. El nombre de este modelo no es algo reciente, si no que se ha recuperado de una serie de modelos fabricados por Maserati en los sesenta. Si esto lo traducimos al lenguaje del mercado, es un coche que rememora una de las mejores épocas de los deportivos italianos, y solo por eso merece un cariño especial.

El Maserati Ghibli disfruta de un diseño a la italiana

La firma Maserati es una factoría que tradicionalmente construía unos deportivos algo peculiares que solían resultar muy atractivos. Uno de los factores que propiciaba esto era su diseño característico. Ahora, y aunque la marca y sus modelos han evolucionado, Maserati sigue buscan que sus coches sean reconocidos a simple vista.

Por ello, el Maserati Ghibli cuenta con un diseño tan similar a sus hermanos de gama pero a la vez tan diferente. Además, sus formas tienen el estilo de los auténticos deportivos y de los modelos lujosos, dos conceptos que conviven en este coche.

El frontal del Maserati Ghibli es afilado y agresivo, aunque sabe frenar a tiempo para mantener un tono muy elegante. La parrilla cromada enmarca el temido tridente, imagen de marca de la firma. Los faros con tecnología LED son estrechos y producen cierto temor cuando se miran fijamente. Por último, el capó y los pasos de rueda se encargan de adoptar formas reconocibles en Maserati y de dotar de personalidad al conjunto.

En el lateral, lo primero que llama la atención es la forma en la que las líneas se mantienen horizontales. Cualquiera podría esperar que este coche rápidamente se decantara por el estilo coupé, pero apura el habitáculo al máximo logrando una presencia mucho más sobria. Esto no quita que los pasos de rueda traseros no puedan aportar su particular musculatura que hace más robusto al coche.

Como signo inequívoco de la marca, las aletas delanteras se adornan con una triple entrada de aire que indica que no estamos ante un automóvil cualquiera. Las formas de las puertas, lejos de hacer al Maserati Ghibli demasiado barroco, también añaden belleza a esta parte del coche. Y como no podía ser de otro modo, la caída del techo empieza y acaba en los lugares precisos para aportar el estilo cupé que busca este coche.

Por último, la parte trasera resulta bastante más alta que el frontal, y transmite una sensación de lujo incomparable. Cuenta con unos bonitos pilotos LED que llaman la atención. El paragolpes añade formas robustas que acogen las cuatro salidas del escape.

Un interior al que no le falta de nada

En muchos automóviles de lujo, gran parte de su encanto reside en su interior. De hecho, algunos diseños no demasiado acertados se han llegado a compensar con un habitáculo bien resuelto y que transmita una serie de valores bien resueltos.

El Maserati Ghibli no cuenta con un mal diseño, más bien todo lo contrario, pero igualmente disfruta de un interior con una calidad superior. Tanto el conjunto como los pequeños detalles dan la sensación de estar dentro de un automóvil en el que se ha cuidado cada milímetro (de hecho es así).

El puesto de conducción no está pensado para que lo ocupe un chófer. Es una posición diseñada para poder disfrutar del coche y de la carretera. El volante, los pedales e incluso el tapizado de los paneles de las puertas invitan a recorrer kilómetros. El cuadro de instrumentos es clásico y sobrio, aunque en este caso encaja a la perfección con el resto de elementos.

La consola central está presidida por una enorme pantalla táctil desde la que se controlan gran parte de los sistemas del coche, incluidos los asistentes a la conducción y otros elementos de seguridad. De esta forma, apenas quedan botones físicos que estropeen un interior tan cuidado.

Los materiales y los acabados del interior del Maserati Ghibli son de la mejor calidad. El aluminio y el cuero de diferentes tonos combinan muy bien a la hora de encontrar el equilibrio entre la deportividad y la sofisticación.

Los asientos tienen un espacio razonable, aunque la plaza trasera de en medio es prácticamente testimonial. Los ocupantes laterales dispondrán de un buen espacio para las piernas, aunque si son demasiado altos pueden tener problemas con la cabeza. La amplitud de estas plazas contrasta con la de las puertas traseras, demasiado pequeñas para un fácil acceso.

Incorpora un motor desarrollado por Ferrari

Gracias a la asociación de ambas marcas, el motor que monta el Maserati Ghibli ha sido desarrollado por los ingenieros de Ferrari. Es algo más comedido que los propulsores que suele fabricar la marca del Cavallino, pero sigue siendo muy potente.

Se trata de un bloque con seis cilindros en V que desarrolla una potencia de 350 caballos, aunque en las variantes más deportivas del coche esta aumenta hasta los 430 CV. Para completar la gama se ofrecen también dos propulsores diésel con la misma configuración que se conforman con 250 y 275 caballos respectivamente.

 

Las variantes más potentes del Ghibli cuenta con tracción integral, mientras que la tracción trasera se reserva a los motores de menos potencia. La transmisión es automática en todos los casos gracias a una caja de cambios de ocho relaciones desarrollada por ZF.

Versiones

Acabados, precios y datos de Maserati Ghibli

Acabados Potencia Consumo Combustible Ofertas Precio oficial
Maserati Ghibli 2013 3.0 V6 275CV Diesel 275 CV 7,6/5,0/5,9 Diésel
76.500 €Calcula tu seguro
Maserati Ghibli 2013 3.0 V6 330CV 330 CV 14,0/7,1/9,6 Gasolina
86.000 €Calcula tu seguro
Maserati Ghibli 2013 3.0 V6 410CV S 410 CV 15,7/7,3/10,4 Gasolina
100.400 €Calcula tu seguro
Maserati Ghibli 2013 3.0 V6 410CV S Q4 410 CV 15,8/7,6/10,5 Gasolina
103.900 €Calcula tu seguro

Servicios

Coches de ocasión

  • Maserati Ghibli S Q4 3.0 V6 BT 410cv AWD

    Fuente El Saz Del Jarama
    43.000
  • Maserati Ghibli 3.0 V6 DS 275cv RWD

    Almenar
    59.900
  • Maserati Ghibli 3.0 V6 DS 275cv RWD

    Getafe
    49.995
  • Maserati Ghibli 3.0 V6 DS 275cv RWD

    Alicante / Alacant
    39.850
  • Maserati Ghibli S Q4 3.0 V6 BT 410cv AWD

    Cardedeu
    63.900

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Seguros de coche

Toda la información de pólizas y seguros de coche, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros

Financiación

¿Buscas financiación? Consulta las mejores opciones en nuestro comparador de productos financieros.

Ir a financiación

Pruebas Maserati Ghibli

Actualidad

Buscador de coches

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Maserati Ghibli