Skip to main content

Rolls-Royce Ghost

Precio desde:

304.352 Ver todos los precios y acabados

¿Qué versión buscas?

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Año de lanzamiento: 2009

Generación actual: 2009

El Rolls Royce Ghost es la berlina más pequeña fabricada por la marca británica y con la que espera ofrecer las mismas características que en todos sus modelos pero con unas dimensiones algo más reducidas. De esta forma, el objetivo está en alcanzar a un público igualmente exclusivo pero ajustándose mejor a sus necesidades.

El Ghost podría considerarse en muchos aspectos el hermano pequeño del Rolls Royce Phantom, y de hecho lo es. Ambos modelos comparten muchos rasgos estéticos, e incluso ofrecen una variante de carrocería extendida. Sin embargo, el Ghost es un automóvil con personalidad propia que ofreces sensaciones algo diferentes.

Cuenta con una longitud cercana a los cinco metros y medio en su variante estándar, lo que todavía coloca al Ghost por encima de la media de sus rivales. Sin embargo, al tratarse de un modelo más ‘mundano’ se enfrenta a nombres como el Audi A8, el BMW Serie 7 o el Mercedes Clase S. Todos ellos representan lo mejor de cada fabricante, y no serán fáciles de vencer.

Además, existe otra particularidad dado el espíritu exclusivo del Ghost. Su precio puede duplicar el de la variante más alta de sus competidores, lo cual es una diferencia considerable.

En cualquier caso, cualquiera que esté dispuesto ha hacer un gran desembolso por un automóvil como este es porque está seguro de que está adquiriendo un producto extraordinario, tanto o más que su hermano mayor.

Elegancia al estilo británico

La mayoría de automóviles británicos se han reconocido siempre como unos modelos extremadamente elegantes. Rolls Royce, que aspira a ser uno de los mejores fabricantes británicos, va un paso más allá y convierte al Ghost en un automóvil diferente, ya que nació bajo ese espíritu sofisticado.

Gran parte de esta elegancia se hace patente en la carrocería del Ghost, donde sus líneas largas y su imponente presencia lo convierten en un auténtico rey del asfalto. No solo eso, si no que gracias a un diseño que pretende ser menos señorial resulta más agresivo y cuenta con más deportividad que el Phantom.

El frontal del Rolls Royce Ghost cuenta con una imagen muy al estilo del fabricante. Tiene un paragolpes musculoso que ensancha el conjunto, pero cuenta con una discreta forma inferior muy atractiva.

La parte superior se percibe menos angulosa que en el modelo inferior, lo que significa que la silueta se suaviza. Aún así, la enorme parrilla con diseño vertical sigue estando presente, y se corona con la inconfundible figura del Espíritu del Éxtasis. Las ópticas, aunque rectangulares, apuestan por un mayor tamaño y un diseño más elaborado que en algunos de sus hermanos de gama.

Rolls Royce Ghost exterior

En la línea lateral del Rolls Royce Ghost se aprecia la configuración tradicional de una berlina, con tres volúmenes claramente diferenciados. Desde el primer vistazo se ve como la longitud de la carrocería no resulta exagerada, lo que crea un conjunto más armonioso y menos forzado.

Llama la atención la pureza del dibujo, que apenas recibe alteraciones en toda la carrocería. La forma de las puertas y de las aletas traseras se inspira en algunos modelos de la marca de finales del siglo XX, pero con un toque actual muy bien dispuesto.

Por último, la zaga del Rolls Royce Ghost mantiene un diseño muy despejado sin apenas detalles innecesarios. Los pilotos se colocan en los extremos, adaptándose a la forma de los pasos de rueda y deformando ligeramente su diseño cuadrangular. La tapa del maletero añade un detalle cromado que destaca bastante. El paragolpes trasero también es muy robusto, y se encarga de alegar las salidas del escape.

Rolls Royce Ghost: una nueva concepción del lujo

Si bien el diseño del Rolls Royce Ghost le añade mucha personalidad por sus formas elegantes y sofisticadas, lo que verdaderamente llama la atención en este coche es su interior. Además de tratarse de un espacio muy amplio, desprende una sensación tan agradable que en ocasiones no da la sensación de estar dentro de un coche.

Esto se debe, principalmente, a que como buen Rolls, el Ghost se vuelca en ofrecer un habitáculo extremadamente lujoso. Tiene un nivel tan alto de exclusividad que resulta casi único en su especie.

Rolls Royce Ghost interior

El puesto de conducción está muy bien dispuesto, y no parece estar reservado únicamente al chófer. Si alguien es amante de los coches, no tendrá ningún problema en ponerse al volante y experimentar las sensación sobrias que ofrecer el Rolls Royce Ghost.

El cuadro de instrumentos puede resultar algo simple, ya que ni siquiera cuenta con ordenador de a bordo. Sin embargo, incluso esa simpleza cuenta con el sello inconfundible de la marca.

El salpicadero es un espacio despejado, sin demasiada presencia de botones. Además, ofrece una imagen formidable gracias a que se puede elegir en diferentes materiales y maderas nobles.

En la consola central tampoco hay gran cantidad de elementos. Apenas están presentes los mandos de la climatización y el selector del cambio. Igualmente, aparecen los mandos del equipo de sonido.

La pantalla táctil cuenta con una posición muy llamativa, ya que se puede ocultar bajo el salpicadero y pasar completamente desapercibida. Cuando está desplegada tiene unas dimensiones considerables y completa la oferta tecnológica del coche.

Los asientos del Ghost, como no podía ser de otro modo, son de gran calidad y ofrecen un excelente confort. Las plazas traseras cuentan con un ingente espacio, y a pesar de que este coche monta una banqueta corrida, todo apunta a que el confort máximo está destinado a los ocupantes de los extremos.

Estos cuentan con una mesa supletoria y una pantalla táctil cada uno que se extraen del respaldo del asiento delantero, lo que añade nuevas posibilidades a la hora de trabajar o relajarse. También destaca el cuidado de los pequeños detalles, como el paraguas extraíble del panel de las puertas traseras.

Cuenta con dos niveles de potencia

El Rolls Royce Ghost se lanzó al mercado con un único propulsor. Sin embargo, y debido a la llegada de la carrocería EWB (Extended Wheel Base), se completó la gama como una segunda opción algo más potente.

El bloque es el mismo, un V12 de 6,6 litros. En el nivel más bajo de potencia rinde 571 caballos, mientras que en la opción superior, denominada V-Specification, añade 30 CV y llega hasta los 601. Ambos propulsores están disponibles para los dos tipos de carrocería.

La transmisión cuenta con un sistema automático de ocho relaciones muy bien resuelto. La tracción, por su parte, es a las ruedas traseras.

Versiones

Acabados, precios y datos de Rolls-Royce Ghost

Acabados Potencia Consumo Combustible Ofertas Precio oficial
Rolls-Royce Ghost 2009 6.6 V12 563 CV 20,5/9,6/13,6 Gasolina
304.352 €Calcula tu seguro
Rolls-Royce Ghost Extended Wheelbase 2009 6.6 V12 563 CV 20,6/9,6/13,7 Gasolina
350.642 €Calcula tu seguro

Servicios

Coches de ocasión

  • Rolls Royce Ghost

    Majadahonda
    159.990
  • Rolls Royce Ghost 6.6 V12

    Madrid
    169.000

Recomendador de coches

Si no tienes claro qué coche comprar, te ayudamos a encontrar tu coche ideal en tan sólo 4 pasos.

Ir al recomendador

Seguros de coche

Toda la información de pólizas y seguros de coche, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros

Financiación

¿Buscas financiación? Consulta las mejores opciones en nuestro comparador de productos financieros.

Ir a financiación

Pruebas Rolls-Royce Ghost

Actualidad

Buscador de coches

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Rolls-Royce Ghost