Historia de Cupra

1996 - 2017

Del circuito a la calle

vista trasera ibiza cupra kit car 1996

El nacimiento de la denominación Cupra es relativamente reciente. De hecho, la primera vez que la marca hace su aparición oficial es en el año 1996. Por aquel entonces, Seat acababa de lograr la victoria en el Campeonato Mundial de Rallys con un Ibiza, y decidió llevar la experiencia de la alta competición a sus modelos de calle.

Es en ese comento cuando nace la esencia de la marca: la esencia de la competición llevada a los turismos de la firma española.

El nombre Cupra no es algo aleatorio, si no que pretende fusionar los conceptos Cup (Copa) y Racing (Competición), con lo que resulta más que evidente el verdadero espíritu de estos automóviles.

El primer modelo de Seat que se comercializó bajo la denominación Cupra fue un Ibiza de 1996 inspirado directamente en el modelo que se proclamó campeón de rallys en ese mismo año. Montaba un motor de dos litros que arrojaba 150 caballos, una potencia considerable para un automóvil de su categoría.

Además, que un Seat Ibiza fuera el pionero en utilizar el nombre Cupra no fue una casualidad, ya que la marca española confiaba plenamente en uno de los modelos más populares de su historia.

Gracias al Ibiza Cupra, Seat se enorgullecía de ofrecer un automóvil de altas prestaciones y capaz de transmitir unas excelentes sensaciones de conducción. No solo eso, si no que también se percibía como un automóvil seguro y sencillo de manejar, accesible a un gran número de conductores.

vista frontal ibiza cupra 1996

La consolidación en el siglo XXI

A pesar de la atención atraída por el primer modelo Cupra, no fue hasta la década siguiente cuando Seat continuó con su tradición deportiva al crear un segundo modelo con este mismo apellido. Era una segunda versión del Ibiza original, que llegaba con un motor más pequeño pero con una potencia superior, y una mejora sustancial en el aspecto tecnológico.

Sin embargo, el modelo que sin duda fue el encargado de afianzar la gama Cupra como una gama deportiva de gran trascendencia fue el Seat León. Presentado en el mismo año 2000, el León Cupra revolucionaba el concepto de compacto deportivo y apostaba por un motor V6 de casi tres litros que superaba los 200 caballos de potencia.

Además, era el primer modelo de estas características en añadir tracción a la cuatro ruedas.

vista trasera leon cupra r 2003

La ofensiva deportiva de Seat en el nuevo milenio no terminó aquí, si no que todavía se lanzaron al mercado un tercer y un cuarto modelo de la gama Cupra. El primero estaba basado en el Seat Córdoba que había participado en el Mundial de Rallys y ofrecía 156 caballos de potencia.

El último de todos volvía a servirse del recurrente Ibiza para crear el primer modelo que incorporaba la letra 'R' en su nombre. Era el Seat Ibiza Cupra R, que contó con una serie limitada de 200 unidades que alcanzaban los 180 caballos de potencia.

Algún tiempo después, en el año 2002, Cupra volvía a aparecer en el mercado con una nueva versión del Seat León desarrollada en colaboración con la división deportiva de la marca. Recibió el nombre de León Cupra R y un motor 1.8 de 210 caballos. Apenas un año después, reaparecería con la misma estética pero con un propulsor de 225 caballos.

La denominación Cupra ya se había ganado un hueco entre la élite de los automóviles deportivos. De ahí que Seat la desligara de su división deportiva y la acogiera bajo su propia tutela. De esta forma, pasaba a formar parte de las estrategias de desarrollo de la marca y dejaba de ser un apartado algo más experimental.

vista frontal ibiza cupra tdi 2004

El último modelo producido en esta etapa fue un Ibiza Cupra TDI con un motor diésel de 1,9 litros y 160 caballos comercializado en 2004, dos años antes de que la nueva relación entre Seat y Cupra se hiciera efectiva.

Sus años más recientes: unos años de éxitos

vista frontal leon cupra 2014

Bajo la dirección de Seat, Cupra se mantuvo durante casi una década produciendo algunos de los mejores compactos y utilitarios deportivos del mercado. Estos automóviles conservaban los valores originales que caracterizaban a la marca, convirtiéndose en los más buscados por conductores de todo tipo.

Sin embargo, los modelos Cupra siempre habían buscado algún logro del que jactarse. Y fue en el año 2014 en el circuito de Nürburgring donde lo consiguieron. Un León Cupra 'Performance Pack' pilotado por Jordi Gené y con una preparación específica se convertía en el modelo de producción con tracción delantera más rápido sobre el asfalto del Circuito de Nürburgring, comunmente conocido como el 'Infierno Verde'.

Lograba un tiempo de 7:58:44 y demostraba el enorme potencial de estos deportivos. Un año después, Seat trató de reafirmarse con la variante familiar del coche que logró el interior récord, llegando incluso a batir su tiempo.

Durante los últimos años, y siendo unos automóviles reconocidos en todo el mundo por su calidad y deportividad, la gama Cupra ha tratado de desarrollar estas cualidades con el objetivo de lograr modelos todavía mejores. Optando principalmente por las generaciones más recientes de Seat Ibiza y Seat León, la gama Cupra ha sufrido una evolución progresiva hasta lograr modelos capaces de superar los 300 caballos de potencia, como el León Cupra R puesto a la venta en el año 2017.

2018 - Actualidad

Nace una nueva marca

vista trasera leon cupra r 2018

La historia de Cupra es una historia plaga de deportividad y de automóviles humildes que lograron convertirse en objetos de deseo. Siempre bajo la tutela de Seat, estos automóviles trataron de acercar las sensaciones de la conducción deportiva a un nuevo grupo de clientes.

Sin embargo, gracias a que durante más de 20 años la denominación Cupra ha sido sinónimo de éxito en ventas y críticas, Seat decidió a comienzos de 2018 desligar estos automóviles de su gama y crear una marca independiente. Es así como nace Cupra, un fabricante independiente que tratará de perpetuar su fama gracias a modelos propios que, si bien seguirán conservando gran parte de los valores de Seat, buscarán una nueva personalidad más acorde con el carácter profundamente deportivo de la firma.