Skip to main content

Reportaje

Motor

Medio siglo de los Porsche del pueblo

Medio siglo de los Porsche del pueblo

Después de los 56 años del lanzamiento del 912, ahora se cumplen los 50 del 914, 45 años del 924 -y la exitosa era 'transaxle'-... y un cuarto de siglo del Porsche Boxster. Por eso, en AUTO BILD.ES rendimos un merecido homenaje a los Porsche menos cotizados, que en su momento posibilitaron la continuidad del 911 ¡y de la propia marca! Celebramos así el primer medio siglo de los Porsche del pueblo.  

Dicen que el coche que conduces es tu mejor carta de presentación. Y sin llegar quizás a tanto, sí que es cierto que de un vistazo puede dar muchas pistas acerca de tu carácter, tu gusto o disgusto por la velocidad, tu sentido práctico de la vida, si te apasionan los automóviles o los consideras meros electrodomésticos... (En este vídeo: los 5 coches con construcción 'transaxle'. ¿Los adivinas?).

E incluso son capaces de revelar algo de tu nivel económico, lleves un utilitario o un deportivo, esté uno u otro recién matriculado e impecable o con unos años encima y machacado... Y luego está el prestigio que pueda dar, simplemente, que cuelgue de tu bolsillo el llavero de una marca legendaria. Y precisa-mente a esto han tenido que jugar muchos fabricantes para poder sobrevivir y, a su vez, mantener en catálogo sus modelos más icónicos o lanzar otros nuevos. 

En el caso de Porsche, hasta los más puristas ya se han rendido a esta evidencia, aunque algunos todavía renieguen de aquello que no sea un Porsche 911. Pero es que todo sería discutible, porque rizando el rizo (y siempre asumiendo el riesgo de levantar críticas aireadísimas en cada línea de este reportaje), dado que lo nuevo siempre ha despertado suspicacias entre los más conservadores, hasta el 'Nueveonce' también provocaría en su día el rechazo de más de uno. 

¿Por qué? Por desviarse del concepto original del 356 (cuyos precios cayeron entonces como coche viejo al llegar su sucesor y hoy, en cambio, están disparados y no es raro que superen a muchos 911 equivalentes). Sin embargo, ahora que contamos con una perspectiva histórica y se ha cumplido más de medio siglo de un modelo como el 912

¿Sería una locura afirmar que el factor popularidad no está tan alejado del ADN de Porsche? Porque ¿qué fabricante a lo largo de su existencia no ha rebajado el nivel de alguno de sus modelos para asegurar ventas? La diferencia es que Ferdinand Porsche, de hecho, empezó diseñando motores y vehículos mucho asequibles de lo que los profanos pudieran pensar... ¿Y los herederos de su legado?

Mantuvieron esta política (aunque fuera más por necesidad que por filosofía y convencimiento) durante décadas: el mítico VW Escarabajo, que fue precisamente eso, el coche del pueblo alemán según lo requerido por Hitler en los años 30, lo diseñó Ferdinand con una estructura, un concepto, unas formas, una fiabilidad y un motor de cilindros opuestos que inspirarían luego a otras criaturas. 

Por ejemplo, las ya igual de legendarias furgonetas VW Transporter y hasta el propio 911... al que pronto le llegó la versión barata, denominada 912 en 1965. Por no hablar de los tractores  Porsche ¡y diésel! y todo lo que que-daría luego por venir, con los no Nueveonce: el 914, el 924 y los demás Transaxle (con motor delante, refrigeración líquida, menos cilindros y en línea)...

Porsche 924

...O la fructífera colaboración con Seat en los bloques System Porsche que tanto prestigio dio a la marca española en los 80 -recién independizada de Fiat- y tantas vestiduras debió de rasgar entre los porschistas más recalcitrantes.  Y si para la facción de los 'porschistas nueveoncistas' el descafeinado 912 era ya toda una provocación, lo del VW-Porsche 914 de 1970 supuso una auténtica herejía. 

Sí: un modelo de cuatro cilindros y motor central que rompía absolutamente con lo anterior, por fuera y por dentro. Y encima, lejos de ocultar la colaboración que lo había hecho posible con los de Wolfsburgo y Karmann -y sus dos cilindros menos-, pregonaba ambas cosas al mismo número de vientos, con un logo conjunto y un descarado '4' como tercera cifra en su trasera.

Por si fuera poco, en 1976, la relación con VW fructificó en lo que a día de hoy sigue siendo el Porsche más asequible, otro más con cuatro cilindros y refrigerado por agua: el Porsche 924. Con este coupé 2+2 pero con luna trasera que hacía de portón se inauguraba la exitosísima era de los transaxle (motor delante y tracción y caja de cambios, detrás). 

Esto proporcionaba un excelente reparto de pesos (50/50), un coeficiente aerodinámico muy bajo, un comportamiento en curva mucho más estable y predecible que el del 911 (que seguía siendo víctima de llevar el motor colgado tras el eje posterior y sin ayudas electrónicas)...  Y cuyo concepto sería continuado por el 928 de 1977 (que en realidad nunca tuvo la vocación de ser un Porsche popular). 

Es más, el plan era que el 'Veintiocho' acabara sustituyendo al 911, pero murió en el intento. También,  por los sucesores del 'Veinticuatro': el 944 y el 968. Pero eso de ser un diseño comprado a VW y con un motor de origen Audi nunca se le perdonó del todo, algo más que injusto por lo revolucionario de su concepto y por cómo luego se supo engordar y mucho para ganar en prestaciones.  

Medio siglo de los Porsche del pueblo

 ¿Y los 944 y 968? En realidad, nunca fueron vehículos concebidos como asequibles, porque precisa-mente se pensaron como un intento de acallar las críticas de que los 924 engordados (versiones Turbo, S, Carrera GT) "seguían sin ser auténticos Porsche"), a pesar de llevar motores y actualizaciones estéticas que sí que eran ya genuinos de Stuttgart.

Por último, los vaivenes de un mercado cada vez más globalizado y la situación financiera de Porsche, hizo que en los años 90 y 2000 los puristas se volvieran a poner a prueba con nuevas herejías: un cuatro puertas (el Panamera, de 2010), un todoterreno (el Cayenne de 2003 y los otros SUV), mecáni-cas diésel e híbridas... Y, quizás, el ¿último? icono de los Porsche populares: el Boxter, del que ahora la marca celebra -y con orgullo- el 25 aniversario. ¿Habrá más coches así en el futuro?  

Porsche 912

El olvidado a la sombra del mito: aunque ahora su cotización raramente baje de los 30.000 euros, y fuera quizás la primera víctima de las iras de los 'nueveoncistas' más vehementes, el 912 (1965-1969) nació como el hermano de acceso a gama, con motores 1,6 de 4 cilindros y 92 CV (y versión 2.0 para EEUU en 1976).

Estéticamente, nadie podía negar que era muy similar al 911 del que procedía, hasta el punto de servirse también con las mismas variantes. Estaba entre el 356 y el 911, ya que Originalmente, se usó la mecánica de 95 CV del Porsche 356, pero con 5 CV menos, la caja de 4 velocidades y el objetivo de proporcionar más tracción y estabilidad y economía. 

Confort y estilo propio: también por dentro, elementos muy similares al 911, aunque como guiño a los puristas, le restaron dos relojes. Esta filosofía de cuadro se repetirá en los otros Porsche 'populares', como puedes ver en las imágenes de las siguientes galerías que te ofrecemos aquí. Porque, definitivamente, no; aquí nada es por casualidad... 

Porsche 914

El último Porsche en 'despegar' de precio. En menos de una década, su cotización ha pasado de los 3.000 euros ¡a los 14.000! Nació en 1970 como sustituto del 912 y es un trabajo conjunto de Porsche, VW y Karmann. Era un coche equilibrado y rápido, sobre todo, la variante tope, denominada 914/6, con 6 cilindros.

Motor central: es el primer Porsche de calle con motor central. Su bloque bóxer fue de cuatro cilindros (1,7 litros y 80 CV; 2,0 litros y 100 CV o 1.8 y 85 CV) o seis del 911 T (2.0 y 110 CV). Doble logo: desarrollado por el mismísimo Ferdinand Piëch, se incluyó este logo por justicia, para no enfadar (más) a los puristas... y, a su vez, para que lo de VW no restara ventas en EEUU.

Casi todo diferente: en el 914, casi todo era diferente al 912: estética, faros escamoteables, posición del motor, maletero en detrimento de las plazas traseras...  Y un interior así, pero con tres relojes. Es curioso que hasta hace pocos años, su cotización era ínfima y hasta el precio de las versiones 'normales' de cuatro cilindros casi se haya cuatriplicado

Porsche 924

El más 'barato'...  de momento: en 1976, debido a que Ferdinand Piech no había podido convencer a su tío Ferry Porsche de prolongar la vida del 914 incluso con un motor de 8 cilindros, se sustituyó por el 924, un proyecto de VW. Primer Porsche refrigerado por agua, hoy es el más asequible (desde 4.500 euros), aunque ha empezado a subir pues es lo 'menos caro' que puedes tener con el famoso logotipo. 

Motores en aumento: la mecánica Audi 2.0 de 125 CV fue engordada por Porsche con un turbo (hasta los 170 CV) y bloques posteriores de 2,5 litros y 150-160 CV (924 S) y 210 CV (924 Carrera GT). Guiños para no enfadar (más): la sobriedad del 'cockpit' también tenía detalles que dejaban clara su vocación de acceso, como los tres relojes, un cambio de 4 velocidades (5, desde el 81) y ¡llave a la derecha!

Medio siglo de los Porsche del pueblo

La era 'transaxle: 'El 924 (1976-1985), de 4 cilindros, inauguró este periodo, con motores delanteros refrigerados por agua y caja de cambios y tracción traseras, como se ve en el anuncio de la galería. Desde 1976 a 1995, la era 'transaxle' (924, 928, 944, 968) fue un éxito de ventas sin precedentes, como atestigua la buena aceptación y longevidad de todos estos modelos.

"Este 924 me abrió la puerta a Porsche. Por eso tengo un vínculo especial con él y ahora me siento 40 años más joven", recuerda Walter Röhrl, bicampeón del Mundo de Rallys, con el coche dorado que la marca acaba de restaurar para que él lo conduzca. Concretamente, es el Porsche 924 Carrera GTS Rally con el que él obtuvo cuatro victorias en 1981 (sobre estos dos párrafos).

Porsche Boxster

El ¿último? gran héroe: la marca de Stuttgart está de celebración, al cumplirse 25 años del lanzamiento del primer Porsche Boxster. Nació como una alternativa más económica que recuperara el concepto del 914, con una mecánica 'bóxer' central trasera de 2,5 litros y 204 CV y las sensaciones de un auténtico 'roadster', de ahí su nombre. 

El modelo actual se denomina Porsche 718 Boxster y forma dupla con su hermano 'cerrado' Cayman. Lo malo es que su precio arranca en los nada populares 110.000 euros... El primer Porsche Boxster, de 1996, causó sensación y, en cambio hoy se puede adquirir por precios entorno a los 10.000.  

Medio siglo de los Porsche del pueblo

Conclusión: son grandes coches, aunque quizás no sean grandes Porsche en comparación con lo más granado de la marca. A pesar de que desde cualquier otro Porsche me miren con cierto desdén, adoro mi bonito, cómodo y utilizable '24'. Aunque su precio sube, nunca será el de un 911, pero su filosofía 'popular' sí que será parte de la historia y el ADN de la marca.

De hecho, este Porsche 924 de 1982 es ya un habitual en la redacción de AUTO BILD.ES. La curiosidad que despierta eclipsa allí a no pocos deportivos actuales...El Porsche más barato nuevo (Porsche Macan) arranca en los 68.000 euros, aunque puedes llevar este logo en el capó desde unos 4.000 gracias al 924. Pero durará poco. ¡Seguro!

Ver otros acabados de Porsche 718 Boxster
  • Precio

    61.547

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.988 cc

  • Par motor

    380 Nm /1.950 rpm

  • Potencia

    300 cv /6.500 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    130 L / 150 L

  • Aceleración 0-100

    5,1 s

  • Velocidad máxima

    275 km/h

  • Consumo oficial

    11,8/6,4/8,4 l/100km

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Ver otros acabados de Porsche Macan
  • Precio

    63.834

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.984 cc

  • Par motor

    370 Nm /1.600 rpm

  • Potencia

    252 cv /5.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    500 L / 1.500 L

  • Aceleración 0-100

    6,7 s

  • Velocidad máxima

    229 km/h

  • Consumo oficial

    8,4/6,4/7,2 l/100km

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Y además