Skip to main content

Reportaje

Motor

Carlos Sainz: de príncipe todoterreno a premio Princesa de Asturias

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

El galardón es sólo la guinda. Pero los que hemos seguido de cerca su larguísima trayectoria deportiva sabemos que es algo que le hacía "especial ilusión". Y así nos lo hizo saber -otra vez- las semanas previas a lograrlo, días antes de la declaración del Estado de Alarma de marzo, en una comida de la que nos despedimos chocando el codo, por si acaso. Repasamos la figura (y los coches) de Carlos Sainz: el príncipe todoterreno, premio Princesa de Asturias de los Deportes 2020. 

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Pero ¿qué ha reconocido exactamente este galardón, que le otorgaron en 2005 a Fernando Alonso, que jamás le podrán dar ya a Ángel Nieto y que a Sainz también se le negaba sistemáticamente? ¿La constancia? ¿El trabajo? ¿El ser el único español en haber ganado el Mundial de Rallys una vez (lo ha logrado dos) y en repetir (lo ha hecho tres veces) el triunfo absoluto en el Dakar en Coches? ¿La capacidad de ser competitivo casi con cualquier máquina?

Vídeo: recibimiento de los fans de Sainz tras ganar su tercer Dakar

Probablemente, todo a la vez. Pero nosotros nos vamos a centrar en esto último, en un reportaje que tiene pinta de quedar obsoleto muy pronto, porque el madrileño ya nos dijo en la cita prepandemia que está plenamente preparado para volver al Dakar: "Si veo un proyecto ganador, sí. Porque yo sí me veo capaz y con ganas"... Y lo cierto es que poco antes de escribir estas líneas ya es oficial: Sainz volverá al Dakar en 2021 con Mini.

De la Universidad al cielo

Nacido el 12 de abril de 1962 en Madrid, Sainz deja todo con 20 años (estudios de Derecho, otros deportes...) para dedicarse al automovilismo profesional. Y acierta...

El joven Carlos ya empezó desde el principio preparando un coche, el Renault 5 TS con el que iba a la Facultad de Derecho, para convertirlo, junto con sus amigos Juanjo Lacalle y Juan Carlos Oñoro en el que iba a ser su primer vehículo de competición (y que no faltó en el coleccionable que editó Altaya hace unos años sobre los bólidos de Sainz). Con él disputó su primer rally, el Shalymar de 1980.

La relación con Renault continuaría en los 80 hasta servirle de trampolín hacia éxitos mucho más sonados, pero en 1981 y 1982, Seat se cruzó temporalmente en su camino y de una manera muy prometedora.

De hecho, el popular Seat Panda es el responsable de haber ayudado a Sainz a estrenarse en los triunfos deportivos, ya que a sus mandos se llevó las dos primeras ediciones del Campeonato Nacional Seat Panda, con Lacalle como copiloto.

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Ese mismo año 82, Carlos ya sorprendía al público local alternando el triunfo en los rallys con éxitos en la marca del rombo que serían muy significativos a la hora de consolidar su nombre entre los pilotos nacionales, con la victoria en circuito en la Copa Nacional Renault Iniciación (repetiría en 1983).

¿También monoplazas? Bajo estas líneas, Sainz, testando en 1984 un Ford de la Fórmula 2000, en Silverstone:

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Y ya en su terreno, el de los rallys, con el Opel Manta, Carlos Sainz quedó segundo en el Rally de Cataluña 1984:

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Con una máquina de primer nivel como el Renault 5 Turbo II, se hizo con el los Campeonatos de Castilla de Rallys (1983-84) y los subcampeonatos de España en el 85 y el 86 (con el R5 Maxi Turbo y Antonio Boto como copiloto), título que sí conseguiría por fin los dos años siguientes con el Ford Sierra Cosworth y Luis Moya al lado derecho.

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Un piloto que estudiaba

Con el salto a Toyota, llegarán sus años más exitosos en el WRC, con los campeonatos individuales en 1990 y 1992, a bordo de los respectivos Toyota Celica.

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Según cuentan los colegas de la prensa de la época y otros pilotos coetáneos, Carlos fue el primero en entrenar infinidad de veces todos los tramos para perfeccionar ritmo y notas hasta el extremo.

Por desgracia, un coche de la firma japonesa también sería el que le privaría de volver a tocar la gloria -del modo más agónico y cruel-, cuando el Toyota Corolla de la temporada 98 se pararía en Inglaterra a sólo 500 metros de la meta, a la que llegaban líderes.

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Fue el momento (arriba) del tristemente célebre y desesperado grito de "¡Trata de arrancarlo, Carlos!", para desesperación de Luis e incredulidad de todos los aficionados del mundo.

Antes, tras el desastroso año 93 con el Lancia Delta (bajo estas líneas), en 1994, el dúo Sainz-Moya también perdería la tercera corona del WRC en el último tramo de Gales, por una salida de pista con el Subaru Impreza (foto siguiente).

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Tras los dos subcampeonatos (94 y 95); dos terceros puestos con el Ford Escort Cosworth (96 y 97). 

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Luego, un subcamponato y un quinto puesto con Toyota (98 y 99); vuelta a Ford, con el Focus en 2000 para un tercero, un sexto (2001) y un tercero (2002)...

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

La era final en Citroën (2003-4), con el Xsara, dio para un tercero, un cuarto puesto...  y un Loeb de compañero que comenzaría su leyenda de nueve Mundiales de Pilotos.

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

El Dakar: una segunda juventud

Tras dos títulos de Pilotos con Toyota y cuatro de Marcas (Subaru, Toyota y Citroën), Carlos ficha en 2006 por Volkswagen con miras al Dakar, que ganará en 2010 (Touareg), ya en suelo americano...

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

 ...y repetirá en 2018 como colofón del proyecto Peugeot, iniciado cuatro años antes (tras aventuras fallidas con buggys privados).

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias
Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

¿Y 2020? Al segundo intento con el Mini JCW, es el primero en ganar el Dakar de Arabia, traerse su tercera estatuilla... y firmar el siempre 'penúltimo' capítulo de esta trepidante historia.

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Y la saga continúa... 

Desde hace años, ya no hay entrevista a Carlos Sainz -el príncipe todoterreno que ahora ha ganado el Premio Princesa de Asturias con todo el merecimiento del mundo- sin que no le preguntemos también por la trayectoria de su hijo, un Carlos Sainz Jr. que se sacudió el solito lo de 'junior' con su brillante carrera en la Fórmula 1

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Ecclestone (patrón de la F1 en 2008) habla con Sainz Jr. y Ezpeleta (Dorna)

 

Además, tanto en esta disciplina como en el Dakar, los Sainz han estado muy ligados al bicampeón del mundo de F1 Fernando Alonso, que, para colmo de 'coincidencias', este año ha sido rival de Carlos padre en el Dakar 2020.  

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

Sainz 'senior' llegó a probar en 2006 el R26 F1 de un Alonso... (foto superior) que luego 'apadrinaría' a su hijo (foto inferior).

Coches de Carlos Sainz, premio Princesa de Asturias

 Ahora, 'El Matador' regresa al Dakar 2021 dispuesto a seguir agrandando su propia leyenda, después de que en la última edición, en la que se llevó su tercer triunfo con Lucas Cruz como copiloto, en el Mini JCW Buggy, fuera a sus 57 años el campeón del Dakar con más edad en lograrlo... y la prensa internacional lo eligiera, además, como el mejor piloto del WRC de la Historia.

Carlos Sainz

Todo sobre Seat

Modelos de Seat más populares

Ver todos los modelos

Todo sobre Renault

Modelos de Renault más populares

Ver todos los modelos

Y además