Skip to main content

Noticia

Porsche 981 Bergspyder: el deportivo ultraligero que nunca llegó a producción

Porsche 981 Bergspyder
El modelo, inspirado en un modelo racing de los años 60, está en el Museo Porsche.

Hoy vamos a descubrirte la historia del Porsche 981 Bergspyder. El 981 Bergspyder es una unidad única, un one-off de Porsche que jamás llegó a producirse, cuya principal característica es la ligereza.

Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

El origen del Porsche 981 Bergspyder se encuentra en los años 60, momento en que el nombre del modelo estaba relacionado con la competición. En concreto, hay que remontarse 1968, año en que Porsche construye el 909 Bergspyder. Se trataba de un ligera monoplaza diseñado específicamente para participar en carreras de HillClimb, una modalidad derivada de los rallyes en la que se cronometra un tramo de subida (generalmente un puerto de montaña). Para ganar, obviamente, es fundamental que el coche sea ligero, potente, y que tenga un gran paso por curva. La solución para los ingenieros de Porsche se tradujo en un peso de 384 kilogramos, con una forma aerodinámica y una carrocería en color blanco y verde.

Porsche 981 Bergspyder: el deportivo ultraligero que nunca llegó a producción

Ahora damos un paso gigante en el tiempo, y nos plantamos en 2015, momento en que Porsche encargó a un equipo alemán un proyecto: desarrollar un deportivo ligero basado en el Porsche Boxster 981. Su diseño debía ser más “radical e inflexible” que el del Porsche Boxster Spyder, pero sin dejar de lado la ligereza y minimalismo. La inspiración llegó en máquina del tiempo, desde el año 1968: el 909 de finales de la década de 1960. El resultado: el 981 Bergspyder.

Con una carrocería de monoplaza sin techo (aunque luego se le diseñó un techo de lona hecho de piel sintética para cubrir el compartimento de fibra de carbono), ni parabrisas ni tiradores para las puertas, en la parte exterior del Porsche 981 Bergspyder se mantuvo la decoración blanca y verde del 909 Bergspyder clásico. Incluso conservaba un pequeño deflector de viento en la parte delantera de la cabina.

Prueba del Porsche Boxster Spyder. Este sí que sí

La ligereza siguió siendo clave; de hecho, el 981 Bergspyder pesaba solo 1.099 kg. Montaba un motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros de aspiración natural derivado del Porsche Cayman GT4, el cual era capaz de generar 393 CV de potencia. Gracias a todo esto, el 981 Bergspyder pasaba de cero a 100 km/h en poco más de cuatro segundos. Su vuelta más rápida a Nürburgring la completaba en unos 7:30 minutos.

El interior del 981 Bergspyder bebía de las fuentes del Porsche 918 Spyder. Se adaptaron elementos como el asiento, el volante y el cuadro de instrumentos con sus tres características esferas. Pese a ser un monoplaza, el 981 Bergspyder cuenta con una puerta practicable y un compartimento de carga para almacer un casco, una funda extraíble para el asiento del conductor y equipaje adicional.

Dado que la homologación para la carretera de un vehículo de estas características hubiera sido complicada, Porsche no comercializó el Porsche 981 Bergspyder. El modelo ha quedado como unidad one-off; estuvo dos años en exhibición en el centro de desarrollo de Weissach, y que ahora forma parte de la colección del Museo Porsche.

Fuente: Periodismo del Motor

Todo sobre Porsche

Modelos de Porsche más populares

Ver todos los modelos

Y además