Coches Policía

Los coches de policía siempre han sido herramientas necesarias e indispensables para mantener el orden tanto en las ciudades como en las principales vías de comunicación y transporte rodado. Son claves en la movilidad de los agentes y en función de sus características permiten una mayor eficacia en la respuesta ante emergencias y situaciones de riesgo.

En función del país, de las necesidades o del poderío económico del Departamento de Policía, hemos visto coches de policía de todo tipo, color y condición. Desde el Seat León, coche muy apreciado por las fuerzas de varios países, entre ellos España o Italia, hasta vehículos mucho más exóticos, como los coches de policía de países con un presupuesto casi ilimitado, como los países del Golfo Pérsico.

Y es que la Policía de Dubai patrulla las calles con coches de policía como el Bugatti Veyron o el Aston Martin One-77, mientras que sus vecinos, la Policía de Abu Dabi, hace por propio con un Lykan Hypersport. Tampoco hay que olvidar coches de policía míticos, como los Dodge Charger de la Policía de EEUU o el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde de los Carabinieri italianos.

Los coches de policía generalmente siempre deben ser robustos, rápidos y eficaces a la hora de perseguir el crimen, aunque dependiendo de su función, pueden ser más o menos espectaculares. Por ejemplo, nada tiene que ver el Citroën C4 Picasso con el que patrulla la Policía Nacional las calles de una gran ciudad con el Uro Vamtac que utilizan en operaciones especiales.

Aquí estarás muy enterado de todas las novedades sobre coches de policía, desde las incorporaciones más novedosas de los vehículos de policía en España pasando por las excentricidades más locas e inverosímiles de países donde muchas veces el dinero parece no tener valor.