Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Esta conversión a pick-up de un BMW Isetta estaba a la venta

BMW Isetta Pick-up

Esta conversión a pick-up de un BMW Isetta estaba hasta hace unos días a la venta, una creación tan extraña como bien realizada. Se vendió por unos 10.000 euros.

El BMW Isetta es uno de los coches más peculiares que ha producido la compañía bávara en sus más de 100 años de historia. Sin embargo, el pequeño coche burbuja no es el foco de atención de los preparadores y amantes de la personalización. Por suerte, de vez en cuando podemos ver algunos trabajos tan ingeniosos como esta conversión a pick-up de un BMW Isetta que estaba a la venta hace apenas unos días. 

No te pierdas: Los 5 nuevos ‘pick-ups’ americanos para romper el asfalto

Aunque ya haya sido vendido por 12.400 dólares (algo más de 10.000 euros), todavía podemos conocer algunos datos interesantes de este particular vehículo. Cabría esperar, como es lógico, que esta conversión fuera algo más parecido a un monstruo que a un coche auténtico, pero la realidad es bien distinta, ya que el trabajo ha sido magistralmente realizado y recuerda a los camiones clásicos de la primera mitad del siglo XX.

Un Isetta pick-up: ¿la primera camioneta BMW?

La verdad es que no es la primera vez que vemos un BMW con carrocería pick-up, ya que, entre los prototipos más raros del BMW M3 encontramos dos conversiones a camioneta que fueron utilizados como vehículos de aprovisionamiento en la planta de BMW M en Alemania. Volviendo al Isetta pick-up, el anuncio dice que el coche base es del año 1957 y que comenzó su vida como cualquier otro coche normal.

Sin embargo, pertenecía a un ex técnico de la planta de BMW en Múnich, quien decidió convertir el pequeño coche de una sola puerta en una camioneta cuando se trasladó a Canadá. Alimentando la camioneta se encuentra un motor bóxer de cuatro cilindros y 1.6 litros de origen Volkswagen con una caja de cambios manual de cinco velocidades.

La cama de carga del pick-up Isetta está realizada en madera brasileña de Balau y está completamente libre de laterales o puertas, lo que claramente afecta a su practicidad. Una vez en manos del propietario que lo acaba de vender, se retiró una capa de vinilo amarillo y se aplicó un esquema de color verde no metalizado al estilo años 50, mientras que los detalles están terminados en negro y la cama trasera puede inclinarse hacia arriba. No te pierdas el vídeo.

Fuente: Bring A Trailer

Lecturas recomendadas

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan