Noticia

Un BMW M3 E92 convertido en pick-up

Aarón Pérez

23/05/2016 - 16:39

Desde luego, el espacio de carga no es su punto fuerte, pero convertir un BMW M3 E92 en un pick-up es lo más descabellado que verás hoy. Esta criatura nos llega desde Sudáfrica y es obra de Mad Dog Racing, quien además asegura que la construcción del coche es lo suficientemente rígida para utilizarlo como un pick-up.

No te pierdas: BMW M2, M3 y M4: estos son sus accesorios

Desde luego, el espacio de carga no es su punto fuerte, pero convertir un BMW M3 E92 en un pick-up es lo más descabellado que verás hoy. Esta criatura nos llega desde Sudáfrica y es obra de Mad Dog Racing, quien además asegura que la construcción del coche es lo suficientemente rígida para utilizarlo como un pick-up. Aunque cuesta imaginarlo, este BMW M3 existe y encontrarás todos los detalles en la galería.

Bajo el capó encontramos el mismo motor V8 de 4.0 litros que equipa el M3 E92, pero en esta conversión, y ya puestos a ello, ¿por qué no acoplarle un supercargador que haga las cosas más interesantes? No se han hecho oficiales las cifras de rendimiento tras la instalación de la sobrealimentación, pero teniendo en cuenta que de serie entrega 420 CV, no hace falta mencionar que tendrá potencia de sobra.

En general, el M3 pick-up parece haber sido creado con estándares de calidad muy altos, teniendo en cuenta el revestimiento del cajón de carga, algo que parece instalado de fábrica, o la ventana trasera corredera que da acceso a la zona de carga. Lo que no termina de encajar del todo es que el portón trasero sigue abriéndose hacia arriba, algo que en los pick-up no ocurre, y menos aún en los UTE australianos, en los que parece basarse este extraño BMW.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Todo sobre BMW

BMW

BMW

BMW

Modelos de BMW más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches