Noticia

El BMW Isetta resucita como un Microlino eléctrico

Susana Martín

Ojo al siguiente vídeo, que te va a encantar. En él, podrás ver cómo el BMW Isetta resucita de la marca de Microlino, y con un motor eléctrico. Los fanáticos del modelo están de enhorabuena...

El Isetta es un coche 'bola' que nació en la década de los 50 de la mano de Iso, si bien después pasó a ser de BMW.

 

Pues bien, para los fans del modelo (que son unos cuantos) este vídeo les trae buenas noticias: el BMW Isetta resucita de la mano de Micro Mobility Systems, quienes han reintentado el modelo, pero con motor eléctrico. Se llama Microlino, y aún está en la fase de desarrollo… ¡Nos encanta!

El Isetta es uno de lo mitos de BMW

Antes salió a la venta en eBay un BMW Isetta de 1957 capaz de hacer caballitos, como lo lees. Evidentemente no se trata de una unidad de estricta serie del icónico vehículo, un modelo que recordemos que para muchos es uno los cinco mejores BMW de la Historia. Su propulsor original, que producía 13 CV, ha sido sustituido por otro que entrega casi 12 veces más caballos de potencia: un seis cilindros bóxer que es capaz de generar 150 CV.

Se trata, por tanto, de un BMW Isetta con motor de Chevrolet Corvair. Este último fue un modelo de tamaño compacto que comercializó General Motors entre 1960 y 1969 y que se caracterizaba, entre otras cosas, por equipar una mecánica bóxer en posición trasera. Esta configuración, la misma que podemos encontrar actualmente en vehículos como el Porsche 911, era una solución realmente extraña para el fabricante estadounidense, que desde entonces no ha vuelto a construir nada parecido. Algo que no debería sorprendernos, pues esa berlina está presente en la lista de los coches más terroríficos para conducir.

 

 

Para poder dar cabida al mencionado propulsor, la carrocería de este BMW Isetta capaz de hacer caballitos mutó y cambió su aspecto radicalmente, especialmente en la parte trasera, que es donde se sitúa el mencionado motor. El importante aumento de potencia, unido al cambio del centro de gravedad, permite que este diminuto vehículo ahora levante las ruedas delanteras al acelerar con intensidad. Para que veas que no hace falta un Nissan GT-R de 2.000 CV para hacer caballitos.

Como lo lees. Evidentemente no se trata de una unidad de estricta serie del icónico vehículo, un modelo que recordemos que para muchos es uno los cinco mejores BMW de la Historia. Su propulsor original, que producía 13 CV, ha sido sustituido por otro que entrega casi 12 veces más caballos de potencia: un seis cilindros bóxer que es capaz de generar 150 CV.

 

Imagen de perfil de Susana Martín

Redactora

Adicta a todo lo que vaya sobre ruedas.

Lecturas recomendadas