Skip to main content

Noticia

Así logra Volkswagen que sus motores diésel sean aún más limpios

Volkswagen
Volkswagen va a poner en liza una nueva solución para que sus motores diésel emitan menos NOx a la atmósfera, concretamente un 80%.

La emisión de sustancias nocivas a la atmósfera es uno de los grandes quebraderos de cabeza de la actualidad para los diferentes fabricantes de coches en lo que respecta a sus motores de combustión. Estos aún son el presente, y lo van a ser durante muchos años más. Por ello, marcas como Volkswagen trabajan para hacer de los mismos piezas lo más limpias posibles. Hablamos en esta ocasión de los motores diésel, que van a recibir en no mucho tiempo una nueva tecnología que les permitirá reducir sus emisiones de NOx en un 80%.

VÍDEO: Vuelta al Jarama con el Volkswagen Golf GTI TCR 2020

La inyección de AdBlue en los gases de escape no es nueva. Este método logra reducir las partículas nocivas gracias a una reacción química antes de que salgan al exterior. ¿Qué novedad aporta la firma alemana en este sentido? Una doble inyección de este elemento. Ésta se va a realizar en dos puntos diferentes gracias a la presencia de dos catalizadores que vendrán colocados de serie en el mismo circuito. El Volkswagen Golf 8, que se presenta en octubre, va a contar con este tipo de mecánicas diésel, lo mismo que el Volkswagen Passat y su propulsor 2.0 TDI Evo de 150 CV.

No te pierdas: Todo lo que debes saber sobre el AdBlue

El primero de los convertidores catalíticos, que es el que se sitúa en la parte más cercana al motor, inyecta el AdBlue cuando los gases de escape salen a una temperatura superior a 500 grados. La idea es añadir un segundo convertidor de este tipo en la parte inferior del circuito para que haga efecto cuando los gases salen a más de 400 grados. Es así como se logra la reducción de emisiones de NOx, además de evitar un posible exceso de amoniaco.

VÍDEO: Volkswagen Golf GTI The Original, una despedida a lo grande

Este nuevo sistema de Volkswagen ataca directamente a uno de los principales problemas de los motores diésel, que son precisamente las emisiones de NOx. Las de CO2 hace tiempo que son bastante livianas. Esta tecnología hace que nos planteemos una vez más la cuestión de si realmente hacen tanta falta los motores eléctricos como se nos quiere hacer ver. Los diésel de hoy en día son motores muy eficientes y limpios. No son ellos el problema, y sí la vetusta edad media de nuestro parque automovilístico.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además