Noticia

Tecnología

Un paseo por el túnel de viento de Lexus

Antonio López

03/10/2015 - 10:00

El túnel de viento de Lexus está situado en la sede de investigación y desarrollo de la marca en Japón. Cuenta con 260 metros de largo donde se impulsa aire a grandísimas velocidades para poner al punto a todos los modelos hasta el más mínimo detalle. No te pierdas este paseo por el túnel de viento de Lexus.

El túnel de viento de Lexus se encuenta en la sede de investigación y desarrollo de la marca en Japón. Este laboratorio tiene 260 metros de largo y 22 metros de altura donde se genera aire a velocidades de huracán. Este centro, que se inauguró en 2013 ,hizo dar un gran salto a Lexus en el campo de la aerodinámica, ya que estudia cómo el flujo de aire afecta a los niveles de ruido, las características dinámicas y las especificaciones ambientales de los coches. 

No te pierdas: Lexus RC F: cuatro "highlights" aerodinámicos. 

En una sección del túnel de viento de Lexus, los ingenieros de la marca japonesa analizan el flujo de aire alrededor de las ruedas, los parachoques, la parte inferior, y cada una de las partes del coche. “La función más importante es generar un flujo muy constante de aire alrededor del coche para que podamos entender con precisión cómo se desplaza el aire a su alrededor", dice Toshiyuki Murayama, gerente de grupo de gestión térmica y la aerodinámica en el Lexus.

Para mantener el flujo de aire constante en el túnel de viento, el circuito continuo del túnel está marcado por pizarras metálicas que están inclinadas en un ángulo preciso para guiar suavemente el aire a través de la instalación. Estas instalaciones de diseño futurista contiene una plataforma giratoria, que permiten que el vehículo alcance una velocidad superior a la del viento sin moverse ni un centímetro. "El diseño y la aerodinámica tienen mucho en común. Incluso la pieza exterior más pequeña del coche puede cambiar el flujo del aire, para bien o para mal, por lo que es fundamental que nuestros laboratorios estén avanzados hasta en el más mínimo detalle” dice Murayama. 

Dentro del túnel de viento de Lexus se alcanzan velocidades de hasta 250 kilómetros por hora, para que los ingenieros puedan supervisar todos los aspectos del coche hasta el más mínimo detalle, para así poder ajustarlo y hacer su puesta a punto. De esta manera también pueden estudiar la reducción del ruido en el coche, una prueba que se ha convertido en una parte importante de la investigación del equipo. "Tenemos una gran variedad de micrófonos en el techo y en las paredes que nos ayudan a monitorizar el ruido en las pantallas de los ordenadores", explica Murayama.

Uno de los últimos modelos de producción de Lexus, el Lexus RC F, se ha desarrollado en este túnel de viento. Mediante la simulación de las condiciones de la carretera, en el laboratorio la marca japonesa puede retroalimentar inmediatamente el desarrollo de sus coches sin tener que salir de las instalaciones. "Cada parte del coche está diseñado en el margen de un milímetro", explica Yaguchi, jefe de ingenieros del Lexus RC F. “Controlamos cada posible diseño viendo el tamaño que necesitan sus piezas aerodinámicas. Todos los detalles y condiciones se deben tomar en consideración, no es un trabajo fácil”. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Todo sobre Lexus

Lexus

Modelos de Lexus más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches