Skip to main content

Noticia

Hyundai i30 o Kia Niro, ¿cuál comprar?

Kia Niro

El Hyundai i30 y el Kia Niro son dos modelos en apariencia muy diferentes, pero que perfectamente pueden ser considerados por el cliente ante una hipotética compra. ¿Por cuál nos decantamos?

El Kia Niro y el Hyundai i30 son dos vehículos en apariencia bastante diferentes, pero sin duda dos opciones a tener en cuenta por el público que busque comprar algo de las medidas que ambos rondan. Mientras el Niro tiene una longitud de 4,36 metros, el i30 se queda en 4,34 en lo que a la variante de cinco puertas se refiere. Y hasta aquí sus similitudes. El resto son detalles que pasamos a desgranar y que nos hacen quedarnos con uno u otro.

No te pierdas: Kia Niro, ¿mejor eléctrico o híbrido?

Kia Niro

El Kia Niro es un coche extraño, y no entendamos esto como algo negativo. Lo decimos porque tiene una altura similar a la de un turismo, pero su estética es mucho más campera. Además, tan sólo cuenta con motores electrificados. Hay un híbrido, un híbrido enchufable y un e-Niro eléctrico que trataremos en otra ocasión.

No te pierdas: Probamos el Kia Niro

Lo curioso de las versiones híbrida e híbrida enchufable es que tienen la misma potencia y par máximo, 141 CV y 265 Nm. La primera de ellas tiene un funcionamiento convencional, mientras que la segunda cuenta con un motor eléctrico de 60,5 CV y una batería de 8,9 kWh, mientras que el propulsor térmico es un 1.6 litros con 105 CV. En ambos casos la caja de cambios es de doble embrague y con seis velocidades.

VÍDEO: Hyundai Kona EV vs Kia e-Niro, ¿con cuál te quedas?

La capacidad del maletero del Kia Niro varía en función de la versión. Mientras que el híbrido anuncia 401 litros, el híbrido enchufable se queda en 324, una cifra algo escasa si la comparamos con lo que ofrece su rival de hoy. Tiene además tres niveles de equipamiento, Concept, Drive o Emotion, y ofrece diversas ayudas a la conducción cono el programador de velocidad activo, la frenada automática de emergencia con detección de peatones, el corrector de dirección entre 55 y 180 km/h o el detector de tráfico cruzado. Respecto al sistema multimedia, es compatible con Android Auto y su pantalla es de ocho pulgadas.

Hyundai i30

Como decíamos, el Hyundai i30 tiene una longitud muy similar a la del Kia Niro, aunque la carrocería familiar ofrece algo en la que es imbatible: un maletero de nada más y nada menos que 602 litros. Respecto al modelo convencional, se queda en 395, una cifra similar a la del Niro híbrido y superior a la del PHEV.

No te pierdas: Probamos el Hyundai i30

Respecto a los motores, tenemos tres opciones de gasolina y tres diésel. Los primeros son un 1.4 MPI de 100 CV, un 1.0 T-GDI de 120 CV asociado a un cambio manual de 6 velocidades y un 1.4 T-GDI de 140 CVque de serie cuenta con transmisión manual, si bien como opción se puede incorporar un cambio automático de siete marchas. En diésel tenemos tres versiones del motor 1.6 CRDi, con 95, 116 y 136 CV. El primero de ellos sólo ofrece cambio manual, mientras que los otros dos permiten asociar como opción el cambio automático de siete velocidades.

VÍDEO: Así es el Hyundai i30 N Line

Al igual que sucede con el Kia Niro, el Hyundai i30 también ofrece una amplia dotación de sistemas de ayuda a la conducción y seguridad, tales como el programador de velocidad activo capaz de parar por completo el coche, el detector de vehículos en ángulo muerto, la alerta de cambio de carril involuntario con intervención sobre la dirección o el reconocimiento de señales de tráfico. Respecto al sistema multimedia, hay dos disponibles. El primero con una pantalla de cinco pulgadas, mientras que el segundo ofrece una táctil de ocho compatible con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto.

¿Cuál comprar?

Entre ambos modelos no podemos elegir uno por encima del otro en cuanto a calidad. Ambos son buenos productos y suficientemente diferentes como para entrar en una confrontación directa. Sin embargo, esto es precisamente lo que les convierte en dos rivales ideales para no equivocarnos a la hora de adquirir uno, algo que dependerá exclusivamente de lo claras que tengamos nuestras necesidades. Si éstas pasan por circular regularmente en ciudad, la elección debe ser el Niro, disponible desde 22.725 euros en el caso de la variante híbrida y desde 30.885 en el caso de la híbrida enchufable. Tampoco desmerece el i30, más barato de entrada, especialmente con un motor 1.0 T-GDI de buen rendimiento y consumo contenido. Su precio de partida es de 16.950 euros, cifra que es algo más elevada para una variante familiar que es ideal para los que tengan amplias necesidades de carga.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además