Skip to main content

Noticia

Así se pone a 251 km/h el Hyundai i30 N

Hyundai i30 N frontal

Benditas autobahn.

El Hyundai i30 N ha sido una declaración de intenciones por parte de la marca coreana: quiere hacer coches deportivos, aspiracionales, que saquen una sonrisa al conducirse. Del dicho al hecho hay un trecho, pero lo cierto es que los que echan mano a la radicalizada versión del compacto salen bastante convencidos. Aún así, siempre hay quien busca llevarlo al máximo buscando, por ejemplo, comprobar cuál es su velocidad máxima.

VÍDEO: Hyundai i30 N, sin camuflaje y a toda potencia

Obviamente, si no tenemos a nuestra disposición un circuito donde llevar a cabo la prueba, el único sitio en el que se puede comprobar de manera legal (no diremos segura, porque puede pasar una desgracia en cualquier momento) es en una autobahn alemana.

Los compañeros de Auto Test acudieron a una armados con la variante más potente del modelo, la N Performance que emplea el motor gasolina 2.0 T-GDI turbo con 275 CV (hay que recordar que también está disponible con solo 250 CV). Con esta configuración el fabricante afirma que el i30 N acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,1 segundos, aunque es un dato que en el vídeo no se puede comprobar, ya que se trata de una salida “lanzada” a 90 km/h.

Probamos el Hyundai i30 N de 275 CV

Lo que si se aprecia con facilidad es que, tras bajar un par de hierros, al Hyundai no le cuesta mucho subir de vuelta e ir empalmando marchas (sobre todo la tercera y la cuarta), para ver que en quinta y sexta, con un comportamiento menos explosivo (lógico y normal), consigue marcar en el velocímetro 251 km/h de velocidad máxima, lo que sorprende un poco ya que sobre el papel su punta es de “solo” 250 km/h.

Sea como fuere, y una vez sabido el dato, lo cierto es que una línea recta no es el mejor lugar para poner a prueba el hot hatch, que si fue puesto a punto en Nürburgring fue para ofrecer un comportamiento dinámico óptimo que donde destaca es en curvas y trazados revirados.

Y además