Noticia

Las consecuencias de la salida de Reino Unido para el coche

Vicente Cano

06/24/2016 - 09:14

Hay varias razones por las que el Brexit perjudica al coche si uno se refiere a la industria en general y desde el punto de vista de los británicos, pero viendo el asunto desde el lado Español y pasado el terremoto de los primeros meses, hay motivos para ser optimistas. Las consecuencias de la salida de Reino Unido para el coche.

En España residen casi 300.000 británicos y, seguramente, a la mayoría les importa poco las razones por las que el Brexit perjudica al coche, ya que la mayoría de ellos están aquí por el clima, los bajos precios y los excelentes convenios sanitarios y estos últimos son los únicos que peligran ahora que el Reino Unido ha iniciado el camino de separarse de la Unión Europea. En todo caso, como sucede con quienes hacen campaña por la independencia de Cataluña, ahora será el momento de comprobar si tenían razón al usar los diferentes argumentos que se han empleado.

No te pierdas: "10 Cosas que no sabías de la planta de Nissan en Sunderland"

En todo caso, la mayoría de los actores del sector industrial británico ya han advertido de que el Brexit perjudica al automóvil muy especialmente. Y es que Reino Unido es, bueno era, el tercer productor de coches (1.528.148 unidades en 2015) de la Unión Europea tras Alemania y España y, como aquí, la gran mayoría de lo que se fabrica es para exportar, concretamente el 77,30% de los vehículos que allí se montan se venden fuera de las islas británicas. De estos, la mayoría (57,5%) se 'exportan' al resto de la Unión Europea sin pagar aranceles, cosa que cambiará ahora que no quieren ser de la UE. Los turismos fabricados fuera de la UE tienen que pagar iimpuestos por entorno al 10%, que ahora deberan afrontar los británicos también.

Como a los anglosajones les gustan mucho los juegos de palabras, este proceso sobre la permanencia en la Unión Europea se ha dado en llamar Brexit (unión de las palabras British y 'exit' -salida-) al igual que antes se dio a conocer como Grexit la posibilidad de que Grecia dejara de tener al euro por moneda. El 23 de junio se votó algo histórico en el Reino Unido, aunque las consecuencias internas de su salida de la Unión Europea serán difíciles de percibir a corto plazo por un país que tiene ya pleno autogobierno en defensa, economía, exteriores etc. además de no estar adherido al euro. En todo caso muchos analistas apuntan a que la libra perderá peso y valor (al día siguiente del referéndum ya había bajado un 8% tras conocerse el resultado del referéndum de Brexit) y dejaría a medio plazo de ser una moneda refugio y de referencia. También el euro quizá, pero igual a partir de ahora la UE se pone seria contra los paraísos fiscales, muchos de ellos british.

Primera consecuencia del Brexit contra el coche: los empleos

Una importante razón del automóvil contra el Brexit son los 799.000 trabajadores que emplea la industria del automóvil del Reino Unido. No hay que olvidar que, a pesar de su fama y de que perduran bajo el pabellón británico marcas con tanta solera como McLaren o Lotus y multinacionales tan potentes como Ricardo, lo cierto es que la industria del motor local estaba muy deprimida hace 20 años. De hecho ha sido gracias a la implantación grandes fabricantes internacionales como Nissan o Toyota o la compra de firmas locales como Mini, Jaguar, Bentley, Rolls-Royce y Land Rover lo que más ha revitalizado el negocio los últimos lustros. Todas esas marcas se controlarán ahora desde fuera de las islas, donde el dinero se ha volcado en la industria financiera en las últimas décadas.

Ni qué decir tiene que los representantes de estas firmas estaban claramente entre los empresarios del automóvil en contra del Brexit. Incluso desde Vauxhall (Opel en Gran Bretaña) se han manifestado preocupados abiertamente ante el mayor de los riesgos en estos momentos, igual que en España: la incertidumbre. El presidente de Vauxhall (Rory Harvey), como los de Jaguar/Land Rover (Ken Gregor), Toyota (Tony Walker) comparten la opinión de que pertenecer a la Unión Europea es una fortaleza para sus empresas y para la economía británica.

Segunda consecuencia del Brexit contra el coche: el negocio

Ahora, el Reino Unido saldrá de la Unión Europea, cosa que todavía esta por ver cómo y cuándo se producirá, por lo que es más que probable que las plantas de Nissan o Toyota e, incluso, las de Jaguar o Land Rover empiecen antes o después a perder nuevas asignaciones de producción en detrimento de sus rivales continentales, desde donde sus productos podrán llegar a los mercados de la UE a mejores precios. Si la segunda razón del coche contra el Brexit son los 800.000 empleos directos del automóvil, la tercera son los los 87.500 millones de euros que genera cada año y que, con una más que posible tasa del 10% a la exportación, muy fácilmente podrían bajar en esa misma proporción, como mínimo.

Pero si las 31 marcas de coches asentadas en Reino Unido tienen su peso, resulta todavía mucho más pesado el potencial de la industria de partes, en especial, de motores (con la planta que BMW tiene en Hams Hall entre otras como la de Cummins), ya que allí fabrican muchos más propulsores (2,3 millones) que turismos. Es decir, también habría aranceles del 10% aproximadamente para estos caros componentes que afectaría a turismos montados en el resto de la unión, un lío vamos, pero uno que podría llegar a hacerte rasgar el bolsillo dependiendo de qué modelo te quieras comprar.

Tercera consecuencia del Brexit contra el coche: la libra y el euro se depreciarían

El último motivo del automóvil contra el Brexit es la de la economía en general, ya que el impacto de algo así alcanzaría desde al valor del Euro como, por supuesto, al de la libra esterlina. Ambos se depreciarían, lo cual sería bueno para las exportaciones y malo para nuestro poder adquisitivo, pero sobre todo sería malo geopolíticamente. Y es que a nadie se le escapa que, tras el Reino Unido, podrían ser otros los países atraídos por la idea del “me irá mejor solo”, lo cual, en el peor de los casos llevaría a la desmembración de la UE y ¿qué sería de España entonces? 

Cuarta consecuencia del Brexit 'a favor' el coche: se fabricarán más coches en España

Así, llegamos a que, probablemente, a consecuencia del Brexit se fabricarán más coches en España, aunque sea a partir del medio plazo. Vale que, de la lista de 31 coches que se fabrican en Reino Unido, quizá no haya muchos modelos que se puedan traer a la Península, pero los que sí podrían venir son muy importantes. Por ejemplo, tras el Brexit, el Jaguar F-Type costará unos 10.000 euros más caro en la UE. ¿Y qué pasará con el Nissan Qashqai? Cabe recordar que Nissan tiene una fábrica en Barcelona que ha producido SUV desde hace más de 15 años. El Nissan Qashqai podría fabricarse en España, pero también Note o el Juke, que también salen de Sunderland. Y qué decir de los Toyota Avensis y Auris o los Honda Civic y CR-V, vale que los japoneses no tienen plantas aquí, pero igual ahora se plantean instalarse fuera de Reino Unido. Habrá que estar atentos a esos movimientos, por eso puedes repasar abajo los coches que, por ahora, hacen los británicos.

Todos los coches que se fabrican en Reino Unido

Quizá, te ha parecido de poco peso que haya aducido a la subida del precio de compra del Nissan Qashqai en caso de que Reino Unido salga de la UE, pero este no es más que un ejemplo, el más señalado, dado que de todos los coches que se fabrican en este país es el más importante en nuestro mercado. Nissan seguro que terminaría fabricándolo en alguna otra fábrica al otro lado del Canal de la Mancha, quizá incluso fuera la de Barcelona mira tú, pero lo anterior era solo una muestra porque en la lista de los coches que se fabrican en el Reino Unido hay de todo: Vaulxhall Astra; Bentley Bentayga, Continental y Mulsanne; Nissan Juke, Leaf, Note y Qashqai; Toyota Auris y Avensis, Land Rover Discovery, Discovery Sport, Range Rover, Range Rover Sport y Evoque; Jaguar F-Pace, F-Type, XE, XJ y XF; Honda Civic, CR-V y Jazz; Rolls-Royce Ghost, Phantom y Wraith; Mini (toda la gama); Aston Martin DB9, DB11, Rapide, Vantage y Vanquish.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches