Skip to main content

Noticia

Audi g-tron, ¿una alternativa real al coche eléctrico?

Audi g-tron
Hoy nos vamos a centrar en el sistema de gas natural de la marca de los aros, el Audi g-tron, para intentar resolver este interrogante

Todo parece llevarnos hacia la movilidad eléctrica. Las marcas preparan sus futuras ofensivas con epicentro en el coche eléctrico. Son las cartas con las que quieren jugar, con las que parece que todos se defenderán. Aunque aún queda tiempo para que se celebre esa partida. En la actualidad, el coche eléctrico avanza despacio, con pasos firmes. En paralelo, y siendo menos conocido, avanza el coche alimentado por gas, otra forma de entender los propulsores que utilizan marcas como Audi o Seat. Hoy nos vamos a centrar en el sistema de la marca de los aros, el Audi g-tron, para intentar resolver este interrogante. ¿Es una alternativa real al coche eléctrico?

No te pierdas la prueba del Audi A4 g-tron

Audi g-tron

El Audi g-tron es el sistema que utiliza la marca alemana en coches como el Audi A3, A4 o A5 en su lucha con combustibles alternativos. Los motores que combinan gasolina como gas natural adaptan la culata, el turbocompresor, el sistema de inyección y el catalizador a las propiedades del gas natural. Este combustible se almacena en depósitos ligeros de alta presión, que ayudará a la mecánica hasta que se agote. Una vez se haya consumido todo el gas el sistema pasa automáticamente a funcionar en TFSI, motor tradicional, sin que el conductor lo perciba.

La marca anuncia unas emisiones de CO2 entre un 25 y un 30% inferiores que si utilizamos solo gasolina. Según la compañía, los conductores no tienen que preocuparse por las cualidades del vehículo, pues afirman que no sufre pérdidas significativas en aceleración y dinámica. De la misma manera, el gasto por el combustible sufrirá una reducción significativa, generando un ahorro en el conductor.

VÍDEO: Los diez coches eléctricos con más autonomía

¿Es una alternativa real al coche eléctrico?

Otras veces que hemos atacado esta cuestión hemos concluido con interesantes datos. Uno de los atractivos más grandes de este tipo de coches lo encontramos en las ayudas fiscales con las que cuentan o los descuentos con los que podemos beneficiarnos como a la hora de aparcar. De media, un cliente puede llegar a ahorrar hasta 3.200 euros, si tenemos en cuenta las ayudas del Plan Movea que son de 2.500 euros y las que contamos cuando entregamos un antiguo diésel. Ahora bien, el coche eléctrico también dispone de ayudas importantes.

Para ilustrarnos de mejor manera, hemos decidido comparar el Audi A3 e-tron y el Audi A3 g-tron, dos alternativas a los combustibles tradicionales que propone el compacto alemán. La versión de gas natural monta un 1.4 TFSI que eroga 110 CV de potencia y 200 Nm de par motor, suficientes para alcanzar los 197 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos. El híbrido, por su parte, cuenta con 1.4 TSI de 150 caballos y un eléctrico de 102, que conjuntamente erogan 204 caballos y 350 Newton.

En potencia vemos que el Audi A3 g-tron sale perdiendo por goleada. Los más de 200 CV del A3 e-tron superan con crecer a los 110 CV del A3 g-tron. Ahora bien, ¿qué pasa con el precio? La alternativa híbrida pide de inicio 39.430 euros, mucho más que los 28.670 euros de la opción de gas natural. Hablamos de más de 10.000 euros de diferencia, una cantidad significativa que nos obliga a tener en cuenta al Audi A3 g-tron. En cuanto a los consumos, el híbrido anuncia unos 1,8 l./100 km, muy por debajo de los 5,4 l/100 km. Aunque en la práctica, la distancia no es tan destacada.

Todo sobre Audi

Y además