Prueba

Audi TechDay: probamos el SQ5 2017 y el A4 / A5 g-tron

Emilio Salmoral

02/06/2017 - 11:25

El Audi TechDay son unas jornadas tecnológicas en las que los ingenieros alemanes muestran sus nuevos motores de combustión interna. Hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo Audi SQ5 2017 con el motor 3.0 TFSI y los propulsores Audi g-tron que funcionan con gas.

No te pierdas: ‘El Audi SQ5 2017 y sus ‘falsas’ salidas de escape

Audi TechDay son unas jornadas tecnológicas donde los ingenieros de Audi muestran sus nuevos motores de combustión interna. Hemos tenido la oportunidad de conocer al detalle y probar el nuevo motor de gasolina 3.0 TFSI que monta el nuevo Audi SQ5 2017 y, además, hemos conducido los Audi A4 y A5 g-tron que funcionan con gas CNG. Con estos dos modelos, Audi demuestra que al motor de combustión todavía le quedan muchos años de vida.

Audi lanzó su primer motor con configuración en V de sus cilindros en 1988. Se trataba del Audi V8 de 1988 y, dos años después, presentó en conocido V6 de 2,8 litros que montaron muchos modelos de la gama Audi de los noventa. En la actualidad, Audi y Porsche trabajan en colaboración en el desarrollo de los motores V6 y V8. ¡Hay que unir fuerzas!

Vídeo: el Audi SQ5 en movimiento

Una de las últimas novedades es el 3.0 TFSI que monta el nuevo Audi SQ5. Se trata de un bloque de seis cilindros con 2.995 centímetros cúbicos que desarrolla 354 CV de potencia. A tan solo 1.370 vueltas, este motor de gasolina ya es capaz de ofrecer su par máximo de 500 Nm que permanece constante hasta las 4.500 rpm. El V6 3.0 TFSI lo montan el Audi S4, S5 Coupé y S5 Sportback. Por supuesto, también lo estrena el nuevo SQ5 2017.

En el SQ5, el 3.0 TFSI es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y la velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h. Este SUV de altas prestaciones se conforma con un consumo medio de 8,3 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 189 gramos por kilómetro.

El V6 3.0 TFSI equipa exquisiteces como una evolución del ciclo Miller en el que las válvulas se cierran justo antes de que el pistón alcance su punto muerto inferior, por lo que se crea artificialmente un desplazamiento menor. Cuando el pistón retrocede y alcanza su punto muerto superior, la fase de compresión comienza más tarde que en un motor convencional. Esto permite que ofrezca una relación de compresión elevada (11,2:1) y que la fase de expansión sea más eficiente.

Por primera vez, hemos tenido la oportunidad de conducir el nuevo SUV deportivo de Audi. Los ingenieros de Audi han trabajo para conseguir un coche dinámico pero que también sea eficiente y confortable. El funcionamiento del motor V6 TFSI es contundente y va a asociado a una caja de cambios automática de ocho velocidades que es capaz de soportar todo el par (500 Nm) de este motor.

Otra de las grandes novedades de Audi en materia de motores de combustión interna son los nuevos Audi A4 Avant g-tron y A5 Sportback g-tron que utilizan el conocido 2.0 TFSI alimentado por gas natural comprimido (CNG).

Este motor de 170 CV puede funcionar tanto con gasolina como con CNG. Tiene un par máximo de 270 Nm a 1.650 vueltas. Los ingenieros de Audi han conseguido un consumo en el Audi A5 Sportback g-tron de 3,8 kg de gas cada 100 kilómetros lo que supone un coste de 4 euros. Las emisiones de CO2 son de 102 gramos. ¿Qué pasa cuando se acaba el gas? Pues que el coche funciona con gasolina con unas emisiones de 126 gramos y un consumo medio de 5,6 l/100 km.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Audi

Audi

Modelos de Audi más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches