Skip to main content

Reportaje

Robo sin llave ¿los sistemas de apertura sin llave son seguros o no?

Robo sin llave ¿los sistemas de apertura sin llave son seguros o no?

¡Hagan nuestros coches seguros de una vez!

Romper una ventanilla o forzar una puerta no es algo propio de la era digital. Hoy en día basta un maletín con un emisor y un receptor que amplifiquen la señal entre el coche y la llave del tipo keyless go (la que puedes llevar en el bolsillo y abre las puertas al aproximarte). Generalmente, ni te enteras.  Puedes estar en una cafetería mientras tu llave es interceptada por los hackers y tu automóvil desaparece y ni te enteras. El robo sin llave es una realidad.

En Alemania, Ivan Bredichin y Marc Hauer (de 26 años y 31 años, respectivamente) construyeron un aparato así para robar coches, pero no para hacerse ricos a costa de lo ajeno. "Fue nuestra tesis como técnicos de automóviles", dicen.

VÍDEO: Le intentan robar y les arrolla con su Fiat Toro

En AUTO BILD les hemos invitado a robar 15 coches. ¿Será tan fácil burlar los sistemas de apertura sin llave? ¿La industria del automóvil ha resuelto el problema que sacamos a la luz en el año 2016? El resultado entonces fue aterrador: con un aparato de 35.000 euros cedido por un proveedor de servicios de seguridad de Berlín, nueve de cada diez coches se abrieron y arrancaron.

La técnica es simple y, encima, se va abaratando: amplificadores, resistencias, condensadores, placas, baterías, cables de antena... No se necesita mucho más para limpiar el parking de un supermercado. "La parte más difícil es ajustar la antena", dice Hauer. En Internet se puede conseguir un dispositivo completo en un maletín. La inversión se recupera al primer robo.

Por lo general, las bandas de ladrones actúan de noche, cuando las llaves keyless están, por ejemplo, en la mesita de entrada de una vivienda. Los delincuentes se llevan el coche entero, pero en ocasiones solo el airbag, el volante o el navegador.

Los SUV, los coches más robados en España

Cuando hay cámaras de vigilancia, las imágenes suelen mostrar cosas parecidas: un hombre vestido con una sudadera con capucha se mueve con una maleta junto a la pared protegido por la oscuridad y apuntando a la llave. Mientras tanto, un cómplice se para con la segunda maleta en el coche y tira de la manilla de la puerta o presiona el botón. Empieza un proceso que lleva 30 segundos: el coche envía una señal de interrogación que se amplifica en la puerta del edificio (a veces, ni es necesario, porque algunas llaves pueden alcanzar hasta 400 metros, dicen los expertos), entra hasta la casa, la llave la detecta, contesta con una señal de apertura y los ladrones la vuelven a rebotar hasta las cerraduras y el arranque del vehículo.

El escenario nocturno que representa AUTO BILD cuenta con un Audi A6, un BMW X5, un Ford Focus, un Honda Civic, un Mazda 6, un Kia Ceed, un Mercedes Clase A, un Peugeot 508 SW, un Porsche Cayenne, un Range Rover Sport, un Renault Grand Scénic, un Seat Tarraco, un Subaru XV, un Volvo XC60 y un Volkswagen Touareg. Las llaves de control remoto reposan durante unos minutos sobre una base, inmóviles. Las del A6, X5, Touareg, Cayenne y Mercedes rechazan la orden de apertura.

Esto se debe a un sensor de movimiento que apaga completamente la llave cuando descansa durante unos minutos. Esta fase varía entre dos (Mercedes) y 15 minutos (Audi). El proveedor Continental ha patentado este invento. Y ojo al coste: ¡menos de 50 céntimos! Sin embargo, este pequeño mecanismo tan eficaz, que al menos podría evitar los robos nocturnos, apenas se utiliza. En la realidad hemos comprobado que las llaves de Ford, Honda, Kia, Mazda, Peugeot, Renault, Seat, Subaru y Volvo pueden activarse y enviar las señales de apertura y arranque al coche. Son una presa fácil.

Sin embargo, el Range Rover Sport permanece cerrado, aunque carece de un detector de movimiento. ¿Por qué? Tiene un sensor que mide la duración de las señales de radio. Si el tiempo de respuesta es demasiado largo, las puertas permanecen cerradas. Incluso si la llave se transporta, este sistema detecta intentos de manipulación. Además, utiliza una frecuencia diferente, por lo que sigue siendo el único que es completamente inmune al rebote  de la señal. Para todos los otros 14 candidatos de la prueba, la señal de la llave se puede captar cuando se mueve, por ejemplo, en el bolsillo.

Éste es el aparato que usan las bandas organizadas para robar coches

La industria está respondiendo. Mercedes y Porsche tienen sensores de movimiento en todas sus llaves y en Mercedes pueden ser modificados. Dentro de las marcas del  Grupo Volkswagen, en Seat se dará el paso a partir de julio, y Audi ya lo equipa en los modelos A6, A7, A8, Q8 y e-tron, con apagado automático. Antes ya lo tenían A1, A4, A5, Q5 y   Q7. El Volkswagen Touareg probado también cuenta ya con un sensor.

"Nos tomamos el problema muy en serio", dice, por su parte, un portavoz de Ford, marca que ofrece esta tecnología desde febrero para el Fiesta y en mayo llegará al Focus (y estas innovaciones irán a más). Honda y Renault, sobre los sensores de movimiento, no quieren "comunicar detalles de sus sistemas por razones de seguridad".

Volvo anuncia que tampoco lo va a revelar en este momento. Otras marcas, como  Kia y Hyundai, reconocen que aún no utilizan sensores de movimiento. En muchos coches la función de acceso sin llave se puede desactivar: en Mercedes basta con hacer doble clic en el botón de cierre; en Subaru se presionan los botones del maletero y de bloqueo durante cinco segundos; y los propietarios de Mazda, para inhabilitarla, deben ir al taller.

Mi opinión

Muchos fabricantes se han dado cuenta demasiado tarde de que un pequeño sensor de movimiento puede hacer mucho. Pero los robos a coches con el sistema 'Keyless Go' seguirán. Los ladrones se pegarán a nosotros incluso en la caja del supermercado. Y ahí, en movimiento, secuestrarán la señal de la llave.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además