Noticia

Así funcionan las mafias internacionales de robo de coches

Así funcionan las mafias internacionales de robo de coches

Noelia López

05/02/2015 - 07:37

Los datos apuntan que, en España, se roban cada vez menos coches; sin embargo, las técnicas de sustracción son cada vez más elaboradas y esto hace que recuperar un coche robado sea cada vez más difícil. Te contamos cómo funcionan las mafias internacionales de robo de coches y cómo trabaja la policía para detenerlas.

El porcentaje de coches robados cayó un 12,1% el pasado año. La noticia es buena, pero tiene una segunda lectura y es que las técnicas de los ladrones son cada vez más sofisticadas. Ahora operan las mafias internacionales de robo de coches.

La organización de consumidores, OCU, ha hablado con un alto funcionario de la Jefatura Superior de Policía de Madrid para saber cómo funcionan las mafias que se dedican al robo de coches y que hace la policía para detenerlas. 

Allí cuentan que las más activas son las bandas organizadas que llegan de Europa del Este. Roban coches para hacer negocio con ellos: en el 90% de los casos los venden a ciudadanos que desconocen la procedencia del vehículo que están a punto de comprar y el 10% restante está destinado a otras bandas criminales que luego los utilizan para asaltos, alunizajes o tráfico de drogas.

Así duplican un vehículo

La técnica por la que un coche robado termina en manos de un conductor inocente se conoce como 'duplicar el vehículo'.

Un antirrobo para coches que te avisa en tu smartphone

Los ladrones ponen su atención en un vehículo y copian los datos (marca, modelo y número de matrícula) que luego pasan a los falsificadores que se encargan de duplicar todos los papeles. Después, la banda roba un coche exactamente igual (en modelo y color) y cambia la matrícula por la que ha falsificado. Desde este momento hay dos coches con la misma matrícula en circulación, incluso es posible que al dueño del 'coche original' le lleguen multas por infracciones que ha cometido el conductor del vehículo duplicado.

Finalmente y harto de recibir sanciones que no le corresponden, el propietario del primer vehículo se da cuenta de que algo extraño sucede y pone una denuncia. A partir de este momento el caso queda en manos del juez. 

¿Robo aislado o banda organizada?

El trabajo de la policía que lucha contra las mafias que roban coches es doble. Primero tienen que encontrar los coches robados y una vez que lo hacen deben demostrar que no ha sido un hecho aislado, sino que detrás hay toda una banda organizada. "De esta forma, las penas son mayores", explican desde la Jefatura Superior de Policía.

"No quiero criticar al juzgado, simplemente describo una situación que vemos a menudo. Por ejemplo, cazamos a una red que ha robado 15 coches. Y al final cada coche se va a un juzgado diferente. Son 15 robos en 15 juzgados", explica el policía entrevistado por la OCU. "A nosotros nos toca entonces demostrar que no son 15 casos sino una organización criminal. Cuando funciona, los 15 casos los lleva un mismo juez. Supone mucho más trabajo para ese juzgado, pero a cambio las penas son mayores y el coste procesal es menor", concluye.

Cómo busca la policía un coche robado

El trabajo de la Policía comienza en el momento en que un ciudadano denuncia que le han robado el coche. Lanzan un aviso a todos los cuerpos de seguridad (Policía Nacional, Policías Municipales y Locales, Guardia Civil...) por si vieran la matrícula o le pusieran alguna multa.

Para evitar que el coche robado salga del país, ponen especial atención en los pasos fronterizos, pero muchas veces esto no funciona. "Vemos coches robados en Madrid que en dos días están en Rumania", relata.

Las nuevas técnicas para abrir coches sin llaves

Para luchar contra las mafias internacionales de robo de coches, han creado bases de datos europeas que cada vez funcionan mejor. La Policía Nacional está intentando extender también esta colaboración a África (muchos coches se mandan al Magreb).

Cómo evitar que te roben el coche

Desde la Policía recomiendan la instalación de alarmas y sistemas antirrobo, pero también advierten de que no son infalibles. La prudencia es el peor aliado de los ladrones de coches: cerrar siempre el coche (especialmente en gasolineras), desconfiar de los desconocidos que quieren ayudarte (así se fraguan timos como el de la matrícula caída), si vas a comprar un coche de segunda mano no quedar en lugares aislados y, si vas a vender el tuyo, no dejar que el comprador lo pruebe.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches