Reportaje

Coches que nunca se entendieron: Renault Avantime

Coches que nunca se entendieron: Renault Avantime

Emilio Salmoral

24/06/2016 - 09:17

El Renault Avantime es ese tipo de coches que nunca se entendieron. Se lanzó al mercado en 2001 como un concepto totalmente revolucionario pero sólo se comercializó hasta 2003. ¿Fue un fracaso o un coche que se adelantó a su tiempo?

No te pierdas: ‘Prototipos abandonados: Renault Espace F1 de 1994

El Renault Avantime es uno de esos coches que nunca se entendieron. Pero la historia de este Renault tiene algún que otro secreto. Como bien reza su denominación, el Avantime es un “adelantado al tiempo”, obra del diseñador Thierry Metroz y realizado con una estrecha colaboración con Matra.

Matra era un pequeño fabricantes de coches francés. Realizaba productos como el Matra Djet o el Matra Simca Bagheraa. A unos de sus ingenieros se les ocurrió que podría ser una buena idea hacer una versión europea del monovolumen Chrysler Voyager. En Matra comenzaron a hacer los primeros bocetos, se los enseñaron a Peugeot, dijo que no le interesaba y, después, se fueron a Renault donde vieron posibilidades a este producto. De esto modo nació el Renault Espace.

En el acuerdo estaba que Matra fabricaría el Renault Espace. Así, la pequeña compañía de deportivos podía salir hacía delante. El acuerdo era perfecto y las dos partes ganaban ya que el Espace fue un éxito.

Todo era fluido la tercera generación del Renault Espace (1996-2002) de la que Matra fabricó 365.000 unidades. Los directivos de Renault decidieron que la cuarta generación del Espace ya no la fabricaría Matra, la haría la propia Renault en sus fábricas.

Esto era un gran varapalo para un empresa pequeña como Matra, así que Renault le hizo un pequeño guiño a Matra y les encargó la fabricación del Renault Avantime. Un nuevo concepto que mezclaba los conceptos de un monovolumen con los de un coupé.

El Renault Avantime se presentó como concept en el Salón de Ginebra 2009 y salió a la venta en 2001. El Avantime era un coche de 4,6 metros de longitud y con una distancia entre ejes de 1.720 mm. Era un vehículo muy complicado de construir, con grandes superficies acristaladas y unas puertas gigantes. Como eran muy pesadas, Matra desarrolló un sistema de apertura que dio bastantes problemas en las primeras unidades. Este es el primer error.

Además, se lanzó al mercado primero con un motor V6 de gasolina de 3,0 litros con 207 CV con un precio de unos 35.000 euros. Segundo error. Mientras todos los clientes buscaban motores diésel para un coche con carácter viajero, Renault lanza primero la versión de gasolina.

Más adelante llegó el diésel 2.2 dCi de 150 CV junto con el gasolina de cuatro cilindros de 2,0 litros turbo con 163 CV de potencia. Mecánicas menos ambiciosas que permitían que el Renault Avantime se pudiera ofrecer por 32.400 euros.

Pero el Renault Avantime ya era un barco que viajaba a la deriva y no hubo forma de llevarlo a buen puerto. Renault decidió cancelar su producción en 2003 (dos años después de su lanzamiento) cuando habían fabricado 8.557 unidades. El cese del Avantime supuso también el fin para el pequeño fabricante de deportivos Matra.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Renault

Renault

Modelos de Renault más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches