Logo Autobild.es

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022: aventuras offroad con cero emisiones

El icónico modelo se adapta a los tiempos que corren

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022. A principios de marzo pude catarlo el nuevo Land Rover Defender un ratito en la estación de esquí andorrana de Grand Valira, pero entre que la nieve estaba en un estado lamentable y que el tiempo de prueba fue mínimo, me quedé con unas ganas tremendas de saber si la reinterpretación del icónico todoterreno de Land Rover –más conocido en su tiempo como 'Land Rover' así, a secas– había perdido algo de su esencia original.

Y esta última cuestión no es baladí, pues de hecho al calor del anuncio hace unos años de que el Land Rover Defender original dejaba de fabricarse –un alto en el camino para desarrollar un nueva generación adaptada a los nuevos tiempos– surgió un nuevo fabricante dispuesto a enarbolar la bandera de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Me refiero al Ineos Grenadier, un todoterreno de pura raza que quiere adoptar a todos aquellos que se sintieron huérfanos tras desaparecer el 'Land Rover' por antonomasia.

Quizá te interese: Al volante del Ineos Grenadier

Sea como fuere, lo de Land Rover y el Defender no era un 'adiós', sino un 'hasta luego' para ponerse al día y entrar por la puerta grande, aunque ello haya supuesto ponerle las cosas complicadas a un hermano de marca, el Land Rover Discovery, pues se mueve en tarifas parecidas –hay una diferencia de menos de 4.000 euros entre ambos–, pero el Defender es más coche. Afirman en Land Rover que en otros mercados los públicos (targets) a los que impactan ambos modelos son distintos, pero en España la cosa no está tan clara.

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022

En cualquier caso en esta ocasión el protagonista es el Land Rover Defender P400e con motor híbrido enchufable. Solo disponible con carrocería Defender 110 (larga), el Defender P400e consta de un motor gasolina 2.0 y cuatro cilindros Ingenium de 300 CV combinado con un módulo eléctrico de 105 kW, cuya energía es proporcionada por una batería de 19,2 kWh de ion-litio. Con todo, la potencia conjunta es de 404 CV, lo que convierte a este motor en el segundo más potente de la gama tras el Defender V8 del que en breve podrás leer mis primeras impresiones.

El Land Rover Defender P400e acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, tiene un par de 640 Nm y una autonomía en eléctrico de 43 km y unas emisiones de tan solo 74 g de CO2 por kilómetro recorrido.

Al volante del Land Rover Defender híbrido enchufable

Nada más acceder al interior del Defender PHEV, lo primero que me llama la atención es el espacio. Sí, parece una tontería este aspecto, pero lo cierto es que aunque hace ya muchos años, casi décadas, mi recuerdo del Defender anterior era un habitáculo angosto, máxime si te ponías al volante, intentando hacerte un hueco entre el ajustado asiento y colando la pierna izquierda en la puerta. Las aventuras comenzaban así hace años, pero aun así molaban; formaba parte de la aventura.

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022

En la nueva generación hay espacio suficiente, y respiras el ambiente típico de un Land Rover actual: todo ordenado, aspecto espartano –sencillo– lo cual no quiere decir de mala calidad; al contrario, calidad british del máximo nivel, pero sin lujos innecesarios, pues el campo de trabajo del nuevo Defender sigue siendo el mismo: campo, campo, campo.

En lo que se refiere al apartado de infotainment, el Land Rover Defender PHEV cuenta con el sistema Pivi Pro, compatible con Android Auto y Apple Car Play

En el primer tramo del recorrido a los mandos del Land Rover Defender híbrido enchufable, en carretera abierta –entre autovía y vías secundarias– voy en híbrido, el modo de los tres disponibles que se activa por defecto. Este modo es, sin duda alguna, el que prima la eficiencia, alternando el módulo eléctrico con el motor de combustión –o combinados ambos– en función de las necesidades, pero con el foco puesto en optimizar la eficiencia.

Los otros dos modos de conducción son 'Save' –que guarda la autonomía eléctrica para que la puedas utilizar, por ejemplo, si tienes que acceder a una zona de bajas emisiones, por ejemplo, y el modo 'Electric', para circular en eléctrico puro.

En carretera, el Land Rover Defender confirma que es un Land Rover, con las buenas sensaciones que ya obtuve en su momento con el Land Rover Discovery híbrido enchufable: noble, aplomado, sin notar la transición al cambiar del módulo eléctrico al motor de combustión. 

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022

Al llegar las curvas, yo tenía mis reservas de que pudiera mantenerse tan estable como aparenta, pero como buen producto de la marca británica, se muestra firme y aplomado. Eso sí, he destacar dos aspectos mejorables: el primero es al interactuar con el botón de control de los modos de conducción, pues no está a mano –está en la consola central– y los iconos son precisamente para gente espabilada, no como yo, que me costó asociar el dibujito con la función en sí. 

El otro aspecto deriva de haber probado otra versión con motor superior, y es la salida de las curvas; le falta ese no sé qué (empuje+aplomo al salir) que es deseable en un vehículo grande y pesado y al cual las leyes de la física ponen en su sitio.

Experiencia offroad y cero emisiones con el Defender PHEV

Ahora bien, donde el Defender despliega toda su esencia y know how es al salir del asfalto. Para ello, los chicos de Land Rover prepararon una bonita ruta por una pista pública en medio de un bosque en la provincia de Barcelona. Y para ello, activamos el modo 'Electric' combinado con la función Configurable Terrain Response.

El Defender ofrece una altura al suelo de 291 mm y una geometría todoterreno con unos ángulos de ataque, ventral y salida de 38, 28 y 40 grados (cotas todoterreno), respectivamente. Además, el nuevo Defender cuenta con una profundidad de vadeo máxima de 900 mm.

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022

Aunque el sistema que me parece un gran invento es la tecnología ClearSight Ground View, que ayuda a los conductores a aprovechar al máximo la todopoderosa capacidad del Defender al mostrar en la pantalla táctil central la zona que suele estar oculta por el capó, directamente delante de las ruedas delanteras.

Con todo, el recorrido –en eléctrico puro y absoluto silencio de rodadura– fuera de pista, con roderas, ascensos, bajadas y otro tipo de obstáculos fue una auténtica demostración del poderío del Defender PHEV, y de cómo en eléctrico el Defender –cuyo sistema de transmisión puede combinar reductora con módulo eléctrico– se defiende sin problemas.

El nuevo Land Rover Defender PHEV cuenta con etiqueta cero emisiones de la DGT y está disponible desde 76.347 euros.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: SUV 7 plazasSUV, SUV híbridos, SUV de lujo

Valoración

Nota8

Prueba Land Rover Defender PHEV 2022: es la segunda versión más potente de la gama con 404 CV y una autonomía eléctrica de 43 km. Destaca por su capacidad offroad.

Lo mejor

Capacidad offroad y poder hacerlo en modo eléctrico puro, diseño

Lo peor

Ubicación botón modos de conducción y sus iconos, posicionamiento con respecto al Discovery