Skip to main content

Noticia

Motor

Land Rover Defender 2020 o Toyota Land Cruiser, ¿cuál es más 4x4?

Land Rover Defender 2020 o Toyota Land Cruiser, ¿cuál es más 4x4?

El renacido contra el veterano todoterreno.

Parece que cada vez quedan menos amantes de la conducción 4x4, pero los que quedan son verdaderos aficionados, gente que sabe lo que hace y, por supuesto, lo que compra. El Land Rover Defender se ha renovado (en realidad, se ha reinventado), por eso nos planteamos qué lugar ocupa ahora. Para descubrirlo enfrentamos al Land Rover Defender 2020 contra el Toyota Land Cruiser, ¿cuál es más 4x4?

No te pierdas: los 3 todoterrenos más espectaculares de 2020

Como siempre hacemos en estos caso, lo primero es aclarar que esta es una de nuestras comparativas técnicas y que, por tanto no es una prueba en la que vayamos a puntuarlos según nuestro estricto protocolo ni a conducirlos y hablarte de las sensaciones que transmiten al volante. Aquí nos vamos a centrar en los datos oficiales que suministra cada fabricante: medidas, peso, mecánicas disponibles, precios... Y al final, a modo de conclusión establecemos un ganador. Veamos si es mejor el Land Rover Defender 2020 o Toyota Land Cruiser.

Dimensiones

En este caso, aunque voy a mencionar la longitud de cada uno, me voy a centrar de manera específica en sus cotas todoterreno, que son las que realmente importan en un vehículo 4x4.

Comenzamos con el Land Rover Defender, que mide sólo 4,3 metros de largo en la versión de tres puertas, como un compacto, es decir, como un Seat León, por ejemplo; mientras que el 5p mide 4,75 m. Y pesa, como poco, 2.208 kilos, así que no es precisamente un peso ligero.

El ángulo de entrada es de 31º; el ventral de 25º; y de salida de 37,9º. La altura libre al suelo es de 226 mm y la altura de vadeo de 850 mm.

Vídeo: prueba a fondo del Land Rover Defender

Por su parte, el Toyota Land Cruiser mide 4,84 m de largo y pesa 2.208 kilos. Es curioso que pesen lo mismo, pero es un dato que beneficia al modelo japonés, ya que es más grande y pesa igual.

El ángulo de entrada es de 31º; el ventral de 22º; y de salida de 25º. La altura libre al suelo es de 215 mm y la altura de vadeo de 700 mm. Así que a todas luces parece algo peor preparado que su rival para afrontar rampas y obstáculos complicados. Punto para el inglés.

Diferencias en el sistema de tracción 4x4 del Defender y el Land Cruiser

El modelo de Land Rover apuesta por un sistema de tracción total permanente con diferencial central bloqueable. El diferencial posterior también puede llevar un bloqueo, pero sólo si lo compras como opción. La caja de cambios siempre es automática de ocho velocidades y cuenta con reductora.

Cuenta con varios programas de funcionamiento del sistema de tracción, dentro de lo que en la marca se denomina Terrain Response 2, para asalto, rocas, arena, barro y nieve. Además, dispone de la función 'Wade', indicada para realizar vadeos.

El Toyota también apuesta por un sistema de tracción integral permanente con bloqueo del diferencial central. Y las cajas de cambios disponibles siempre cuentan con reductora, independientemente de que se trate de la manual de seis marchas que llevan los modelos más básicos o de la automática, también de seis relaciones, por convertidor de par.

Vídeo: prueba en Namibia con el Toyota Land Cruiser

Diferencias mecánicas

La gama de motores disponible para el nuevo Defender es realmente amplia. Cuenta con dos diésel de 200, 240 CV y dos gasolina con 300 y 400 CV. Y este último dispone de un sistema de hibridación ligera de 48V que le ayuda a reducir el consumo. En cambio, el Land Cruiser está disponible con un único motor diésel 2.8D de 204 CV.

Hay un último detalle que condiciona la valía como modelos 4x4. Ambos montan suspensión independiente en todas las ruedas. Sí, eso es algo habitual hoy en día, pero no lo tenía el anterior Defender. Además, la suspensión siempre es neumática en el Defender y tiene un recorrido de 500 mm, que es mucho, mientras que en el Land Cruiser es un sistema tradicional de muelle y amortiguador.

Precio

El abanico de precios del nuevo Land Rover Defender es amplísimo y va desde los 55.000 hasta los casi 113.000 euros. Por su parte, según la versión que elijas del Toyota te puede costar entre 46.100 euros y 78.600 euros. En ambos casos, se trata de precios de tarifa oficial sin descuentos aplicados.

Conclusión

Reconozco que no soy objetivo en esta decisión, porque el Land Cruiser me parece el todoterreno total. Además, tampoco puedo ser justo porque no he tenido ocasión de probar el modelo inglés. No obstante, si yo tuviera que recomendarle un 4x4 a un amigo, ese sería el Land Cruiser.

Quizás cuando me suba al Defender cambie de idea, porque es cierto que las capacidades off road de todos los modelos del fabricante británico son excepcionales, incluidas las de los SUV. Y en este caso, además, cuenta con una gama mecánica muy amplia que no se debe pasar por alto y que está mucho más actualizada que la del japonés.

Y además