Skip to main content

Noticia

Tres prototipos de Mercedes que casi nadie conoce

Mercedes-Benz F 400 Carving Concept

Estos tres prototipos de Mercedes presentados en las últimas tres décadas suelen ser bastante desconocidos a pesar de que cuentan con características únicas. ¿Sabías de su existencia?

Aquí tienes tres extraños prototipos de Mercedes que casi nadie conoce, coches conceptuales que debutaron en las décadas de 1980, 1990 y 2000 con características únicas pero que sin embargo, resultan desconocidos para una gran mayoría de los aficionados. Pero hoy vamos a cambiar esto recordando algunos de sus detalles más importantes y mostrándotelos en imágenes.

VÍDEO: Cinco coches de Audi que nadie conoce

Para elaborar el ranking, en esta ocasión no hemos centrado exclusivamente en prototipos desconocidos de Mercedes, pero debes saber que anteriormente ya hemos tratado modelos de otras firmas automovilísticas como Audi, Citroën, Lancia, por si quieres descubrir otros vehículos igualmente interesantes. Pasemos ahora a presentarte a estos tres vehículos conceptuales caídos en el olvido empezando por un diminuto urbano.

Mercedes-Benz NAFA Concept de 1982

Por su estética y dimensiones, al Mercedes-Benz NAFA Concept de 1982 podríamos considerarlo como un antecesor temprano del Smart Fortwo, el popular urbano alemán. Pero la realidad es que este modelo está más ligado al Mercedes Clase A original que al mencionado vehículo de ciudad, pues algunas de las claves que presentaba se trasladaron 15 años más tarde a la primera generación de dicho modelo.  

Este prototipo de Mercedes medía tan solo 2,5 metros de longitud y estaba pensado para trayectos cortos en entornos urbanos. Equipaba un motor de tres cilindros con 1.0 litro de cilindrada y 40 CV de potencia, una caja de cambios automática y un sistema de dirección a las cuatro ruedas con el que ofrecía una maniobrabilidad sin igual. Y todo mientras sus dos ocupantes, según Mercedes, gozaban de un confort de marcha similar al del Clase S de la época.

Mercedes-Benz VRC Concept de 1995

El siguiente modelo que te presentamos en este listado de coches de Mercedes que casi nadie conoce es quizá uno de los más peculiares jamás mostrados por la marca alemana: el Mercedes-Benz VRC Concept de 1995. Fue desvelado en 1995 coincidiendo con la celebración del Salón de Ginebra y destacaba principalmente porque contaba con una carrocería que podía cambiar de configuración en unos pocos minutos, pasando de ser un coupé a un familiar, un pickup o un descapotable.

El Mercedes-Benz Vario Research Car, que es como se denominaba oficialmente, ofrecía unas dimensiones compactas y una carrocería con la parte trasera desmontable. Al estar fabricada con plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP, por sus siglas en inglés), la zona trasera transformable pesaba entre 30 y 50 kg, por lo que entre dos personas sería posible cambiar su configuración. Pero la carrocería transformable o los materiales empleados en su fabricación no fueron las únicas innovaciones de este prototipo.

Mercedes-Benz VRC Concept

Porque el VRC Concept también fue el primer automóvil presentado por la marca alemana que contó con tecnología ‘drive-by-wire’, un sistema que cada vez está más extendido en el mundo del motor y que, en este caso, permitía eliminar la conexión mecánica o física entre el volante y las ruedas delanteras o entre el pedal y las propias pinzas de los frenos.

Mercedes-Benz F 400 Carving Concept de 2001

Y llegamos al tercer y último prototipo del ranking, el Mercedes-Benz F 400 Carving Concept de 2001, que más que un vehículo conceptual al uso podríamos considerarlo como un verdadero laboratorio sobre ruedas. ¿El motivo? Contaba con unos ejes activos capaces de variar el ángulo de caída de las ruedas entre 0 y 20 grados en función de la intensidad del giro y de la velocidad, sistema que trabajaba junto con unos neumáticos especialmente desarrollados para la ocasión.

Esto, según Mercedes, permitía aumentar el agarre lateral en un 30% en comparación con los sistemas tradicionales y llegar a ofrecer hasta 1,28 g de aceleración lateral, lo que representaba entorno a un 28% que los deportivos de la época. El agarre se incrementaba longitudinalmente un 15 por ciento y dada su capacidad para variar la caída, también mejoraba las prestaciones al frenar con intensidad.

Mercedes-Benz F 400 Carving Concept

Otra de las peculiaridades del sistema es que Mercedes equipó a este desconocido prototipo con unos sensores capaces de detectar el aquaplaning, pudiendo atenuar sus consecuencias incidiendo sobre el ángulo de cada neumático para disminuir su efecto. Por ahora esta tecnología no ha llegado a ningún modelo de producción, pero Mercedes ofrece un sistema similar aunque menos complejo en el Mercedes Clase S Coupé.

Lecturas recomendadas