Skip to main content

Noticia

Motor

El Skoda Slavia transforma el Scala en un descapotable

Skoda Slavia
No lo podrás comprar

Año tras año los estudiantes de Skoda desarrollan un modelo único que, por norma general, es tan interesante que da pena que no vaya a llegar a ver la luz de manera oficial. El de 2020, séptimo que crean, no es ninguna excepción, y es que el Skoda Slavia es un descapotable de lo más llamativo.

VÍDEO: Skoda Scala 2019, ¿pasa con 5 estrellas las pruebas de choque EuroNCAP?

En la vista frontal nada le distingue del Scala en que se basa… al menos de día, pero cuando se apaga la luz se aprecia una firma lumínica que da forma a todos los detalles del frontal, ya esto se suma el logo retroiluminado de la zaga y los LED de los bajos, que se pueden cambiar de color a placer. Sin embargo, más importante es la transformación a partir del pilar A, eliminando el techo, instalando dos jorobas y creando una trasera muy estilizada rematada con un discreto alerón. Otros detalles llamativos son las llantas de 20 pulgadas, heredadas del Kodiaq RS.

Prueba del Skoda Octavia Combi 2020: un coche, siete sorpresas

Tiene una longitud de 4.362 mm, una anchura de 1.793 mm, una altura de 1.410 mm, una distancia entre ejes de 2.649 mm, una distancia al suelo de 180 mm y un peso de 1.210 kilos.

En el habitáculo se ha eliminado la fila de asientos trasera para convertirlo en un biplaza. Toda la zona del salpicadero resulta familiar, pero elementos como la palanca de cambios, el freno de mano o el reposabrazos están forrados en cuero; los asientos son Sparco con arneses de cuatro puntos y el sistema de sonido cuenta con un subwoofer de 2.250 vatios.

En cuanto al apartado mecánico, mantiene intacto el motor 1.5 TSI de 150 CV del Skoda Scala, así como su caja de cambios DSG de 7 velocidades y el sistema de tracción delantera. Sin embargo, incorpora elementos específicos como el sistema de escape, así como otras piezas heredadas de sus hermanos como el sistema de frenos del Octavia RS. Además, ha sido necesario reforzar la estructura inferior del vehículo para compensar la rigidez perdida por la eliminación del techo.

Ivo Vollman, instructor de la Academia ŠKODA, ha declarado: "El Coche de los Estudiantes proporciona a nuestros aprendices una intensa experiencia entre bastidores con los departamentos de desarrollo y producción de ŠKODA. Aprender de los expertos de ŠKODA en varios ámbitos es una experiencia muy enriquecedora para nuestros estudiantes. Por desgracia, la pandemia de coronavirus de este año y las medidas de distanciamiento resultantes y cierre de plantas han limitado estos intercambios hasta cierto punto. También ha tenido un impacto en la capacidad de los aprendices para trabajar juntos durante la fase de construcción final de su vehículo. Sin embargo, su entusiasmo sin límites, su disciplina ejemplar y su adhesión a las amplias medidas de higiene y seguridad ayudaron a nuestros estudiantes a producir un vehículo impresionante".

El Skoda Slavia hereda su nombre de las primeras bicicletas que fabricaron Václav Laurin y Václav Klement al fundar la compañía en 1895, y su diseño toma cierta inspiración del Skoda 1100 OHC de 1957.

Y además