Noticia

3 curiosidades del interior del Skoda Karoq

Alex Morán

La marca checa ofrece unos habitáculos cada vez más trabajados, y el interior del Skoda Karoq muestra la línea a seguir.

Skoda está metida de lleno en una nueva oleada SUV. Atrás quedan los tiempos en los que el solitario Yeti destacaba como única opción todocamino en su gama, el Kodiaq y sus hasta siete plazas abrieron la brecha y el Karoq es el que ha llegado para convertirse en el auténtico superventas de la familia. El primo hermano del Ateca tiene todos los mimbres para luchar con garantías en un mercado de lo más competido, y algunos de los más importantes los tiene dentro: aquí tienes 3 curiosidades del interior del Skoda Karoq que quizá desconocías.

VÍDEO: Los 5 rivales más duros del Skoda Karoq

1. La tecnología del Karoq

La primera tiene que ver con la tecnología, es que el SUV compacto es el primer modelo de marca en contar con una cuadro de instrumentos 100% digital, el Virtual Cockpit, aunque, eso sí, de manera opcional. Será un extra que muchos de sus compradores elijan puesto que desecha los relojes analógicos, algo anticuados, y los reemplaza por una pantalla de 12,3 pulgadas de tamaño que, además, es personalizable, permitiendo variar entre cuatro vistas diferentes: clásica (velocímetro, tacómetro y navegador en el medio), informativo (se utilizan pictogramas), digital (se maximiza el tamaño del navegador) y presentación reducida (se muestran los datos que previamente haya elegido el conductor).

2. ¿Qué es el VarioFlex?

La segunda tiene nombre propio: VarioFlex. De nuevo disponible a modo de extra, este sistema convierte el interior del Karoq en uno de los más versátiles del mercado. Transforma la banqueta trasera en tres asientos independientes que, además de poder plegarse de manera individual, son regulables en longitud, lo que permite que la capacidad del maletero oscile entre los 479 y los 588 litros. Si así se desea, se pueden desmontar tirando de una palanca, lo que amplía el volumen hasta unos cuantiosos 1.810 litros.

3. Como siempre, simply clever...

Por último, el VarioFlex es parte de algo más grande, las soluciones inteligentes “Simply Clever” que la marca checa ha convertido en uno de sus principales abanderados. Así, además de la modularidad de los asientos están disponibles multitud de huecos portaobjetos escondidos por todo el habitáculo, ganchos para colgar las prendas, una cortinilla enrollable para la luna trasera, un paraguas oculto bajo el asiento del acompañante…

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.