Logo Autobild.es

Que no te engañen, tu coche con motor de gasolina consume más de lo que anuncia

consumo medio
Foto del redactor Aarón Pérez

Si creías lo contrario estabas equivocado. Tu coche con motor de gasolina consume más de lo que anuncia, incluso tras el cambio de ciclo NEDC a ciclo WLTP.

El 1 de septiembre de 2018 entró en vigor el ciclo de homologación WLTP (Worldwide Harmonized Light Wehicles Test Procedure) en sustitución de la antigua norma NEDC (New European Driving Cycle) por el que se regían los fabricantes para homologar los consumos y emisiones de sus vehículos desde el año 1997.

Más de dos décadas después, esta norma cambió y se introdujo el ciclo WLTP, con pruebas de conducción que arrojan cifras más próximas a las que el conductor medio puede obtener en un uso real. De este modo, se obtendría una visión más clara de cuál es el consumo de carburante, las emisiones de partículas contaminantes y la autonomía de los coches eléctricos e híbridos enchufables.

Recorremos casi 300 km en un SUV con un consumo de solo 4,7 litros, ¿quieres saber cómo?

Sin embargo, aunque el WLTP redujo las diferencias entre medias homologadas y cifras reales, lo cierto es que tu coche con motor de gasolina o diésel consume más de lo que anuncia el fabricante. De hecho, esto también se puede aplicar a vehículos de gas, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros.

Que no te engañen, tu coche con motor de gasolina consume más de lo que anuncia

En 2018, realizamos un completo estudio en AUTO BILD en el que demostramos con 60 coches que el consumo se disparaba hasta un 50% por encima de lo que dice la marca. De este análisis podemos sacar algunos ejemplos interesantes de lo que anuncia el fabricante y lo que se puede obtener en una prueba de conducción real.

Por ejemplo, el Mitsubishi Space Star con motor de gasolina de 1.2 litros y 80 CV anunciaba 4,3 l/100 km de consumo homologado, pero la prueba demostró que la cifra media era de 5,2 l/100 km, un 21% más. También en el Ford Fiesta EcoBoost de 125 CV, que tiene un consumo homologado de 4,3 l/100 km y en conducción real aumentó esta cifra en un 27,9%, hasta los 5,5 l/100 km.

Porsche Taycan GTS 2022

En coches más grandes también ocurre. El Volkswagen Golf con motor diésel 2.0 TDI de 150 CV homologaba 4,4 l/100 km y obtuvimos un consumo real de 5,0 litros, un 13,6% más; mientras que el BMW 118d de 150 CV homologa 4,0 l/100 km, pero en la prueba obtuvimos una media de 5,2 litros, un 23,8%.

Más descarado fue el caso del Mazda6 Skyactiv-D de 150 CV, con una media homologada de 3,9 litros, que pasó a ser de 5,4 litros en conducción real, un 38,4% más. También destacado fue el caso del Peugeot 508 BlueHDi de 150 CV, con una media de 3,9 litros y un consumo real un 51,2% más elevado, de 5,9 litros.

Los SUV son los peor parados. Un ejemplo llamativo es el DS 7 Crossback BlueHDi de 180 CV, que homologaba 4,9 l/100 km y obtuvimos una media de 7,0 litros, es decir, un 42,8% más; mientras que el BMW X5 de 231 CV anunciaba 5,3 litros de media oficial, pero obtuvo un consumo real un 37,7% más alto, de 7,3 l/100 km.

Los fabricantes siguen las normas establecidas en la Unión Europea

Obviamente, muchos de estos registros obtenidos durante las pruebas de conducción real realizadas hace más de 4 años ya no están vigentes, ya sea porque los coches están descatalogados o porque se han implementado nuevas medidas para reducir los consumos, como el famoso recurso de la tecnología Mild Hybrid que contiene ligeramente el consumo y las emisiones.

Con esto no estoy diciendo que los fabricantes de coches nos estén engañando. De hecho, ellos se someten al ciclo de homologación vigente en la Unión Europea y publican las cifras obtenidas en unas pruebas oficiales. 

Sin embargo, la realidad es que estas pruebas siguen estando lejos del consumo de combustible o autonomía eléctrica que puede obtener un usuario habitual en conducción real, aunque estas diferencias en las medias son cada vez menores.

Es por tanto aconsejable que sumes, aproximadamente, 1,0 l/100 km más a la media oficial del fabricante para obtener una aproximación real a lo que consume tu coche habitualmente. De este modo, no caerás en engaños y podrás hacerte una idea de cuál será el consumo que tendrá un vehículo que, por ejemplo, estás pensando en comprar.

Etiquetas: carburantes

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.