Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Ford pasa de Trump y traslada la producción de su SUV eléctrico a México

Ford Explorer

Se iba construir en Míchigan (EE.UU.), pero finalmente el nuevo SUV eléctrico de Ford será fabricado en México a partir del 2020.

Seguro que a Donald Trump no le ha gustado nada este movimiento de la compañía del óvalo azul, especialmente si tenemos en cuenta lo mucho que ha insistido el presidente de Estados Unidos en que los fabricantes estadounidenses produzcan sus coches en el país. Sin embargo, Ford ha decidido trasladar la producción de su nuevo SUV eléctrico a México a pesar de que el plan original, presentado a comienzos de este 2017, decía que sería ensamblado en la planta de Flat Rock, en Míchigan.

VÍDEO: El Ford GT recorre las mejores carreteras del mundo. ¡Qué imágenes!

En el anuncio realizado en enero decían que invertirían 700 millones de dólares en estas instalaciones para adaptarlas a las nuevas necesidades para la fabricación de este vehículo, acción que se traduciría en la creación de 700 nuevos puestos de trabajo a nivel local. Para justificar el cambio de ubicación para la fabricación de este nuevo coche eléctrico, Ford alega motivos de competitividad: quiere abaratar los costes de producción.

De esta forma, tendrá un precio de venta más atractivo para enfrentarse a los modelos de la competencia. Pero no es la única razón, ya que la marca también se apoya en el hecho de que al trasladar la fabricación del SUV eléctrico a México permitirá que la planta de Flat Rock aumente su capacidad para ensamblar coches autónomos.

De hecho, aunque no recibirá la prometida inversión de 700 millones de dólares, estas instalaciones contarán con 200 millones de dólares adicionales para adecuar el espacio a la producción del mencionado híbrido autónomo a partir de 2021, lo que permitirá que 250 empleados se sumen a la plantilla. Jim Farley, vicepresidente ejecutivo de Ford, señaló que la compañía investiga la tecnología de conducción autónoma desde hace más de una década y ahora “estamos diseñando un vehículo totalmente nuevo”.

En cuanto al SUV eléctrico, comenzará a fabricarse a partir de 2020. Todavía no hay información oficial y de hecho, ni si quiera sabemos cuál será su denominación oficial, pero se cree que ofrecerá una autonomía de 500 kilómetros entre cargas y que tendrá un precio de venta que permitirá que una gran parte de los usuarios puedan acceder a él. Y la decisión de trasladar la producción es clave para que esto último sea así.

Fuente: EFE, Automotive News | Imagen de portada: Ford Explorer

Lecturas recomendadas