Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: Peugeot 106 o Renault Twingo I

Renault Twingo I o Peugeot 106

"Superventas".

El Renault Twingo es uno de los urbanitas más conocidos de siempre. Sus medidas compactas le han hecho muy apto para la caótica urbe, con buenas capacidades para afrontar la ciudad. En su primer generación tuvo un duro rival que intentó robarle su parte del pastel, un modelo que venía de tierras cercanas y que también hablaba francés. ¿Cuál era mejor, el Peugeot 106 o Renault Twingo I?

No te pierdas: 'Marc Márquez: 7 títulos, 5 coronas en MotoGP y lo que queda...'

Renault Twingo I, mucha responsabilidad

Renault Twingo

El modelo de la casa francesa comenzaba su fase de desarrollo en 1990 bajo la denominación W60. Los ingenieros trabajaron con mucha presión, y es que tenían la responsabilidad de lanzar un producto igual de bueno que los exitosos Renault 4CV y Renault 4. Se mantuvo en el mercado más de una década, finalizando su producción en 2007. El algunas regiones, el Renault Twingo I continuó vendiéndose.

En 1992 finalmente es presentado y lanzado unos meses más tarde, ya en el siguiente año. En unos 14 años se llegaron a vender más de 2,5 millones de unidades. En sus comienzos montaba un motor de 55 CV de potencia máxima, una cifra que se veía aumentada años más tarde hasta 60 CV. En los primeros años del nuevo siglo recibe un nuevo motor de 75 caballos de potencia.

VÍDEO: Cómo localizar un radar móvil

Peugeot 106, un duro rival

Peugeot 106

El Renault Twingo ganó fama en el segmento de los urbanos, algo similar a lo que ocurría con el Peugeot 106 en los mismos años. El francés estuvo a la venta entre 1991 y 2003, momento en el que finaliza su producción. Fue uno de los modelos más vendidos de Peugeot, sobre todo entre los más jóvenes, con casi 2,8 millones de ventas. Un coche que significó mucho no solo para los conductores, también para los pilotos de rallye.

Estuvo disponible tanto en versión tres puertas, la inicial, como en carrocería de cinco. Bajo su capó albergó motores desde 45 caballos de potencia hasta 103 CV, destacando la versión Rallye de 98 CV. En la Fase II, la actualización que sufría el modelo, llegó a ofrecer motores con hasta 120 caballos de potencia, siendo este último el famoso S16. También estuvo a la venta con motores diésel.

¿Cuál fue mejor?

Tanto uno como otro fueron un auténtico “caramelito” para los jóvenes de entonces. Un coche fácil de conducir, barato y perfecto para la ciudad. Quizás el Peugeot 106 fue mejor por contar con una gama mecánica más amplia, haciéndose muy popular entre los amantes de los rallyes.

Lecturas recomendadas