Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: ¿Citroën C15 o Renault Express?

Viejas glorias: Citroën C15 (I)

A pesar de sus años, es fácil seguir viendo unidades de ambas furgonetas por las carreteras que cuentan con un buen número de kilómetros y horas de trabajo.

La Citroën C15 es una de las furgonetas de trabajo más conocidas de la historia de la marca. A pesar de que han pasado muchos años desde el final de su producción, es fácil seguir viendo unidades por las carreteras que cuentan con un buen número de kilómetros y horas de trabajo. Uno de sus rivales directos fue la Renault Express, otra gran obrera que destacó por su fiabilidad. ¿Cuál fue mejor, Citroën C15 o Renault Express?

No te pierdas: 'Marc Márquez: 7 títulos, 5 coronas en MotoGP y lo que queda...'

Citroën C15, irrompible

Citroën C15 o Renault Express

Este modelo de la casa francesa nacía en el año 1984. Desde su nacimiento, el Citroën C15 fue construida en la fábrica de Vigo y en la de Mangualde, esta última en Portugal. Se anunciaba en los años 80 como un vehículo fiable y cómodo, además de muy económico de mantener. Citroën aseguraba que su mantenimiento era escaso, y que no hacía falta ser meticuloso con él. Destacó por su confort pero también por su dureza, siendo hoy en día una imagen del coche irrompible.

A lo largo de su historia contó con varias motorizaciones. El modelo estuvo disponible tanto en versiones diésel como gasolina. Su oferta partía en el motor 1.1 litros de 55 caballos de potencia, corazón que llegó a los 60 CV. Su diésel más potente contaba con 69 caballos de potencia, motor con el que anunciaba una punta de 160 km/h. Actualmente, el récord está en 170 km/h, marca conseguida por el equipo C15-24h obtenido en el Autódromo de Algarve en Febrero de 2018.

VÍDEO: Cómo localizar un radar móvil

Renault Express, el rival

Renault Express

La Renault Express, por su parte, también era conocida por su fiabilidad y dureza. Este modelo nacía poco después, en 1985, sucediendo a la conocida Renault 4 F4/F6 que se basaban en el R4. La conocida furgoneta también era producida en España, en la fábrica de Palencia, y a pesar de enseñar terminaciones escasas de detalles podía montar elevalunas eléctrico, cierre centralizado o aire acondicionado. Fue igualmente una imagen de fuerza y fiabilidad, para prueba las unidades que hoy en día pueden verse rondando por nuestras carreteras.

Las motorizaciones de la furgoneta de Renault rondaban las mismas potencias que las de su rival. Los motores iniciales desarrollaban 50 caballos de potencia o 55 CV en el caso del 1.2 litros. Eso sí, la oferta llegó hasta los 80 caballos de potencia del 1.4 litros energy. La gama diésel arrancó en el 1.6d de 55 CV para terminar en el 1.9d que alcanzó los 65 caballos de potencia.

No te pierdas: EXCLUSIVA: la DGT probará furgonetas y camiones camuflados para vigilar el uso del móvil

¿Cuál era mejor?

Tanto una como otra son, hoy en día, ejemplos de fiabilidad y dureza. Actualmente es fácil encontrarse con unidades que siguen ofreciendo a sus dueños una mano de obra fiable y económica. Quizás la Citroën C15 está un escalón arriba en dureza, aunque la Renault Express contó con motorizaciones más potentes y un diseño menos espartano.

Lecturas recomendadas

Y además