Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Cargadores de Tesla: ¿fallo real o genial campaña de marketing?

Cargadores de Tesla

Tesla cuenta con una amplia red de cargadores conocidos como Supercharger. Su misión, obviamente, pasa por recargar las baterías de los famosos coches eléctricos californianos… pero esto no quiere decir que no sean compatibles con otros modelos cero emisiones. Algo que algunos conductores han podido comprobar en primera persona gracias a un ‘bug’. El fallo de los cargadores de Tesla, ¿es real o es una campaña de marketing?

El Tesla Model S Plaid sale a la venta: 100 km/h en menos de dos segundos

Los puntos de recarga de la marca californiana funcionan mediante un sistema de emparejamiento: cuando el conductor conecta su Tesla al cargador, éste se comunica con el coche y reconoce al propietario. Así es cómo aplica la tarifa correspondiente para poder cobrar el precio de la recarga: en Alemania 0,33 euros el kWh, en Francia de 0,24 euros y en España es de 0,29 euros el kWh. Un cargo que se hace de forma directa en la cuenta del dueño del vehículo para agilizar el trámite.

Cargadores de Tesla

El mismo conector

Con este planteamiento parece imposible que un modelo de otra marca pueda conectarse a uno de los supercargadores de Tesla, pero un error en su software lo hizo posible. Todos aquellos conductores que se acercaban a estos puntos con sus coches se podían conectar sin problemas porque no se llevaba a cabo ese emparejamiento. Al no reconocer al propietario del coche no había forma de cobrar la operación y vehículos como un Renault Zoe, un Porsche Taycan, un Volkswagen ID.3 o un Kia e-Niro recargaron sus baterías gratis.

Otro tarado que deja el asiento del conductor de un Tesla en Autopilot

Esto fue posible porque en Europa predomina el conector Combined Charging System (CCS). Esta elección se tomó para tener un estándar y apostar, así, por un único modo de carga que permitiese crear estaciones de carga comunes. Por lo tanto, Tesla ha tenido que ir adaptando los Supercharger al CSS y gracias a ello el resto de coches eléctricos se pudieron conectar sin problema alguno.

Cargadores de Tesla

¿Una red común?

Al tratarse de un error de software la marca californiana no tardó en solventarlo, pero son muchos los que se preguntan si era un fallo real o una campaña de marketing para demostrar que los supergadores de Tesla podrían ser utilizados por otros fabricantes también. No en vano, hace un par de años, Elon Musk abrió la puerta a esta posibilidad: “Estamos encantados de apoyar a otros fabricantes de vehículos y permitirles usar nuestras estaciones Supercharger”.

Confirmado: el Tesla Roadster volará en Nürburgring en 2021

Lo cierto es que no es una idea descabellada, al menos en Europa. Tesla tiene una extensa red y se ha comprobado que es compatible con otros modelos eléctricos, que sólo necesitarían crear una cuenta en la firma californiana para poder aprovechar los supercargadores. Es una opción que siempre ha estado en el aire aunque, por ahora, la industria se ha decantado por estaciones compatibles con varios fabricantes en lugar de cargadores propios. Un buen ejemplo de ello es Ionity, la red europea creada por Volkswagen, Ford, Mercedes, BMW, Hyundai y Kia. ¿Veremos a Tesla en ella?

Y además