Skip to main content

Noticia

El Brexit asestará un duro golpe a la industria automotriz británica

Brexit
El Brexit asestará un duro golpe a la industria automotriz británica. Muchas compañías se encuentran en serios problemas de cara a la salida de la Unión Europea.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea se debería producir a finales de marzo de este mismo año y, además de lo transcendente que será para el grupo de Estados miembros, también tendrá repercusiones a nivel socioeconómico. El automóvil tampoco se escapa de este gran cambio político, por lo que muchos fabricantes podrían sufrir pérdidas y verse seriamente afectados. El Brexit asestará un duro golpe a la industria automotriz británica.

No te pierdas: El Bentley Bentayga diésel desaparece en Europa

Aunque marcas como McLaren y Aston Martin ya se están preparando para el día siguiente al Brexit, otras podrían ser sacudidas violentamente por este importante cambio. Según se ha informado, Jaguar-Land Rover confirmó que cerrarán la producción durante una semana adicional entre el 8 y el 12 de abril, debido a la posible interrupción del Brexit, una noticia que se hacía oficial tras confirmar las fechas de vacaciones de este año para sus empleados en todo el mundo.

Vídeo: el Jaguar i-PACE dándolo todo, ¿el eléctrico más polifacético?:

VIDEO

VÍDEO: el Jaguar i-PACE dándolo todo, ¿el eléctrico más polifacético?

Jaguar-Land Rover, una posible afectada

Esto significa que las tres instalaciones de fabricación con sede en el Reino Unido se verán afectadas, como era de esperar, ya que el fabricante de automóviles ya había advertido sobre el impacto del Brexit. Mientras tanto, la producción en China ya se ha reducido debido a la disminución de la demanda.

A principios de este mes, Jaguar-Land Rover ya había anunciado sus planes para recortar hasta 5.000 puestos de trabajo en el Reino Unido, una medida que se espera que afecte tanto a empleados como a ejecutivos. Esta decisión se tomó debido a las bajas ventas registradas en 2018, las cuales disminuyeron un 4,6% en comparación con el año anterior, con un total de 592.708 vehículos vendidos. Sin embargo, eso no es nada en comparación con la diminución del 21,6% registrado en China.

El fabricante de automóviles británico, que ya confirmó que no estaría presente en el Salón de Ginebra 2019, cita que se celebra entre el 7 y el 17 de octubre, por motivos financieros, declaró que “las condiciones del mercado son débiles, principalmente las relacionadas con el diésel y el Brexit”, con cifras que cayeron un 1,5% en el Reino Unido y un 7,8% en Europa.

Bentley, una recuperación frenada por el Brexit

Bentley es otra marca a la que la salida del Reino Unido de la Unión Europea puede que le afecte negativamente. La compañía británica ha estado registrando pérdidas estos últimos años y los accionistas del Grupo Volkswagen ya le han dado un ultimátum en el que le exigen que obtengan beneficios en los próximos dos años. Sin embargo, el Brexit puede que contribuya a que no sea posible alcanzar este objetivo.

Según informa Reuters, Bentley actualmente se encuentra encaminada para ser restable este mismo año, pero el Brexit puede representar un “riesgo fundamental”, según el jefe de Bentley, Adrian Hallmark. “El Brexit es el asesino”, dijo. “Si termináramos con un Brexit difícil… eso nos afectaría este año porque tenemos el potencial de ir más allá del punto de equilibrio para hacer el cambio. Pondría en un riesgo fundamental nuestra posibilidad de ser rentables”.

Bentley perdió 156 millones de dólares durante los primeros nueve meses del año pasado, lo que podría suponer que el Brexit llegara en el peor momento. Y dado que el gobierno británico rechazó el acuerdo negociado por la Primera Ministra Theresa May y la Unión Europea, compañías como Bentley ahora están preocupadas por lo que sucederá en el plazo de los próximos dos meses.

Fuente: Reuters

Y además