Lista

Motor

Estos son los 10 mejores coches italianos de la historia

Los 10 mejores coches italianos de la historia

Elegir los 10 mejores coches italianos de la historia es, en sí mismo, un sacrilegio. Así que más allá de reconocer de inicio que me declaro incapaz de estar horas discutiendo con uno u otro sobre por qué no han entrado el Ferrari Testarossa o el Lamborghini Murciélago en esta selección, poco más puedo hacer.

Solo mencionar dos salvedades y una obviedad. Entre las primeras, que para elegir a los 10 mejores autos italianos de la historia, no me he ido más atrás de 1965. Bien podría, porque Ferrari, pero sobre todo Lancia y Alfa Romeo vivieron épocas de gloria inmensas mucho antes, sino porque a día de hoy, es más difícil encontrar el porqué de destacar a unos sobre otros. 

VÍDEO: Siete coches italianos que son auténticas leyendas

 

Otra cuestión importante sobre esta lista de 10 coches italianos que hicieron historia es que he intentado repartir un poco la cosa entre marcas. Ya sabemos que los fabricantes transalpinos tienen fama de hacer coches pasionales y más si son deportivos, pero es que en ese caso habría que meter seis o siete modelos de la marca y, para eso, hacemos una lista de los 10 mejores Ferrari y ya está. 

Así, llegamos a la obviedad y quiero subrayarla por si alguien pretende entrar en polémicas: los 10 mejores coches italianos de todos los tiempos que puedes ver abajo están seleccionados según mi criterio personal y profesional. Es decir, por mi gusto, que para eso llevo casi 20 años escribiendo de esto. Es decir, te puedo asegurar eso de que todos los que están son, pero no que todos los que son vayan a estar. 

Te interesa El momento más impresionante del Ferrari 458 Italia

Eso sí, sin discutir, siempre estaré encantado de recibir vuestras opiniones y, cuando sea necesario, incluso cambiar las mías sobre cuáles son los 10 coches más importantes de las marcas italianas
 


10. Maserati MC12

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Maserati MC12

El Maserati Tipo M114S fue diseñado por un tal Frank Stephenson, que luego se hizo cargo del diseño en McLaren, a comienzo de siglo y construido sobre el chasis del Ferrari Enzo. Significó el regreso de la marca a la competición después de 37 años y tal ha sido su éxito que este año hemos visto nacer a su sucesor, el Maserati MC20. 


El Maserati MC12 no fue un éxito comercial, ni lo pretendía, porque solo se fabricaron 50 unidades aptas para ser matriculadas más otras 12 para ser utilizadas en circuito. Además, había que meter un Maserati en esta lista y éste es el más rápido hasta la llegada del MC20, y el más bonito. Por eso entra en la lista de los mejores coches italianos.

 

9. Ferrari 458 Italia

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Ferrari 458 Italia

Después del Ferrari 480, muchos pensaron que la marca italiana no iba a ser capaz de modernizarse y no solo el Ferrari 458 Italia tapó muchas bocas, sino que los modelos que le siguieron y le siguen todavía siguen asombrando al mundo. Y eso que la filosofía de Luca Cordero de hacer cada año un Ferrari menos de los que pida el mercado parece haber quedado atrás.

Te interesa Por esto nos enamora el 458 Italia
 

El 458 Italia es uno de los Ferrari más divertidos de conducir y, por ello, de los mejores coches italianos, totalmente configurabable gracias a sus posibilidades de set-up electrónico y al manetino. He tenido la suerte de ir con un gran piloto en este coche, y era increíble cómo iba cambiando cosas en el coche cada dos o tres curvas. Además, este coche, dentro del universo de la marca, es 'barato'.

 

8. Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

Una vez escuche decir al difunto Sergio Marchionne sobre el Alfa 159: "demasiado pesado, no debemos fabricar mierda nunca más" y eso que la berlina todavía estaba a la venta, pero el jefe era el jefe. Como le dio tiempo de conocer el Alfa Romeo Giulia seguro que no pensaba lo mismo, ni de lejos. El modelo, además, parece haber resuelto los problemas de fiabilidad de su predecesor, todo en uno.

Por otro lado, si me das a elegir una berlina deportiva de hoy, sin dudarlo, escogería el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio, con todos sus defectos que los sigue teniendo. Sin embargo, su bastidor es inigualable, y luego tiene esos detalles que todos buscamos en un deportivo italiano, como el sonido y el nervio que uno espera de un V6 con 505 CV bajo el capó. 

7. Alfa Romeo Montreal 

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Alfa Romeo Montreal

No es un coche, digamos, popular, para empezar porque ya fue una rareza su nombre: se denominó así por la Exposición Mundial de 1967, donde se introdujo como concept, que se celebró en la ciudad canadiense y ya se le quedó el sobrenombre para siempre. El Alfa Romeo Montreal es uno de los primeros coupés de 2+2 asientos con configuración moderna y, además, es un coche precioso visto según los cánones actuales. 


Entre 1970 y 1977 se fabricaron 3.917 unidades, y es que no tuvo mucho éxito, entre otros motivos, no era del gusto estético de la época y además, sus múltiples fallos electrónicos le generaron una mala fama probablemente exagerada. Hoy estos defectivos son fáciles de corregir, lo que no es tan sencillo es encontrar un Alfa Romeo Montreal en buen estado por menos de 100.000 euros.  


6. Lancia Delta Integrale

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Lancia Delta Integrale

Por desgracia, para meter un coche de Lancia en esta lista de los 10 mejores italianos de la historia, nos tenemos que ir tan atrás como a los póster de la habitación de los niños de los 80. Entonces, todos tuvimos en algún momento este Lancia Delta Integrale que, como su nombre indica, tenía en la tracción integral su mayor característica.

Solo tenía unos 180 CV bajo el capó, pero daba igual, era suficientemente ligero y rápido en curva como para lograr batir a sus rivales rally tras rally, en una de las épocas más gloriosas para ese deporte. Hubo un momento en el que, casi cualquiera se hubiera podido comprar uno de estos, ahora si quieres un Lancia Delta Integrale te tienes que gastar los que vale una vivienda unifamiliar. 


5. Ferrari F40

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Ferrari F40

Este Ferrari fue el último supervisado por Enzo y no solo nunca ha sido barato, sino que va camino de convertirse en una de las piezas de colección más caras. Si ves un Ferrari F40 por menos de medio millón de euros, directamente, ni abras el anuncio, las reparaciones que necesitará harán seguramente que su coste final supere el millón. Eso sí, si sus dueños lo han guardado en garaje, su carrocería nunca es un problema.

Es lo bueno que tiene la era del plástico, si los coches no sufren mucha radiación UV, no se corroen. Eso sí, conducir el Ferrari F40 no es fácil, tenía ayudas electrónicas, pero es un coche salvaje y extremo, solo para ser llevado por los más hábiles al volante. Y los más pudientes: cada 9.000 km o así, su depósito de combustible debe ser cambiado, entre otras muchas cosas. 


4. Pagani Zonda

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Pagani Zonda

A finales de los años 90, apareció en Italia un nuevo fabricante de superdeportivos, y no iba a ser uno más, sino uno que lleva ya 20 años explorando los límites de lo que un coche extremo debe ser o puede llegar a ser. De ahí que, aunque su producción no sea muy alta (se han hecho unos 160 Zonda en total), sí lo es la repercusión internacional de sus coches. 

Con 1.210 kg de peso, 1,151 m de altura y un motor V12 de 7,3 litros que entrega 547 CV de fábrica, pero cuya potencia se puede elevar con facilidad varios cientos más, el Pagani Zonda es uno de los mejores coches italianos de la historia. Por lo menos, de la historia reciente, sí. 
 

3. Lamborghini Countach

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Lamborghini Countach

El Countach es un icono del automovilismo que, en 1971, dejó alucinado a cualquiera que asistiera al Salón de Ginebra. Fabricado entre 1974 y 1990 (un total de 1.983 unidades), sin duda, los más apetecibles y conocidos son los LP400 S o LP500 QV (este llevaba alerón) de finales de los años 70.

Pero más que por aparecer en múltiples películas tipo El Lobo de Wall Street o Pretty Woman, el Lamborghini Countach es un icono porque está considerado el primer superdeportivo extremo de la historia. Esto es así por su peculiar posición de conducción, con el conductor sentado casi sobre el eje delantero, mucho más abajo y delante que en ningún coche anterior. Todos los deportivos radicales que llegaron después son así. 

 

2. Ferarri 250 GTO

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Ferrari 250 GTO

En la lista de los 10 mejores coches italianos de todos los tiempos, no va a dejar de entrar nunca el Ferrari 250 GTO, aunque solo sea porque es el Santo Grial de cualquier coleccionista. Este también marcó una época, a mediados de los 60, y no solo en carretera, porque entonces los coches también participaban en carreras casi sin modificaciones. 

Hoy no te puedes comprar un Ferrari 250 GTO si no tienes 10 millones de euros para gastar, los habrá por menos, pero les faltarán cosas como el motor o el volante y los asientos. Es uno de los coches más bonitos de los 60, cuando se podía comprar en EEUU por solo 18.000 dólares, eso sí, para ello debías ser seleccionado personalmente por Enzo Ferrari y Luigi Chinetti entre una larguísima lista de aspirantes. 


1. Lamborghini Miura SV

Los 10 mejores coches italianos de la historia
Lamborghini Miura SV

¿Por qué está el Lamborghini Miura el primero de la lista de mejores coches italianos? Ya lo dije arriba, es el que más me gusta a mí, desde siempre. Es casi coetáneo del 250 GTO, pero fácilmente se distinguen en él las líneas que llevarán hacia los superdeportivos posteriores. El Miura SV era el coche más rápido de producción de su época, y por ello, de los más peligrosos. 

Por ello, no quedan tantas de las 150 unidades producidas de este Miura P400SV, aunque hubo versiones especiales como el Jota o el SVJ. Con los años, este coche ha ido adquiriendo el halo de misticismo que merecía y, por eso, en poco tiempo las unidades disponibles han multiplicado su precio, primero por tres, y luego por 10. No encontrarás uno por menos de 700.000 euros y, probablemente, será una la mejor inversión de tu vida. 
 

Y además