Prueba

Coches 4x4

Prueba: Mitsubishi Eclipse Cross 2017

David López

16/11/2017 - 16:35

Más grande que un Seat Arona, aquí hay un serio rival para los Seat Ateca y compañía

Mitsubishi se decanta claramente por el mundo SUV, que por algo es lo que da ventas ahora mismo. Además, hace cinco años que no presentaban nada totalmente nuevoy por eso estábamos deseando hacer la prueba del Mitsubishi Eclipse Cross 2017.

Lo primero que llama la atención es que se denomine Eclipse Cross, como el coupé deportivo que aguantó con nosotros dos generaciones antes de desaparecer de nuestro mercado. Tiene su explicación: la creación de la marca será un SUV coupé, con un tamaño parecido al Nissan Qashqai. Ópticamente tiene líneas afiladas que recuerdan al concept car XR-PHEV del Salón de Ginebra 2015. Pero bajo el camuflaje de nuestra unidad de prueba, lo cierto es que ni el frontal ni la zaga son muy reconocibles. Aunque suponemos que una parrilla marcada y los pilotos directamente bajo la luna posterior llegarán al modelo de serie.

VIDEO: Lo que no has visto del Eclipse Cross

Sus dimensiones exteriores engañan, pues por fuera el Mitsubishi Eclipse Cross parece más compacto de lo que es. Mide 4,4 metros de largo (se ha construído sobre la plataforma del ASX) y eso favorece que cuatro adultos viajen con total confort en su interior. Más aún gracias a la posibilidad desplazar en sentido longitudinal la banqueta trasera. Eso sí, como tiene la línea del techo inclinada, los pasajeros de detrás con más de 1,80 metros de estatura tendrán el espacio algo limitado para las cabezas, y la apertura de la puerta no es muy generosa en altura. 

Delante, conductor y acompañante van muy desahogados, independientemente de su talla. El salpicadero tiene una línea muy horizontal y hay una gran pantalla en el centro. Una pantalla de 8 pulgadas y manejo táctil que alberga todas las funciones de infoentretenimiento y que se puede compatibilizar con el sistema Mirrorlink para que puedes tener todas sus aplicaciones funcionando al entrar en el coche. Debajo, vemos algunos mandos para las funciones básicas y un freno de mano eléctrico muy moderno.  La marca japonesa promete que la calidad de los materiales, en toda su gama, subirá muchos enteros a partir de ahora y a sensación en este modelo va en esa dirección. Es más corto que el Mitsubishi Outlander, pero también más ancho. 

En cuanto al maletero, tiene truco, porque anuncia un máximo de 480 litros, pero con el doble fondo incluido. Sin él, nos quedamos con solo 341, una cifra por debajo de sus rivales. Seat Ateca y compañía forman esa lista de competidores. Eso sí, cuenta con la posibilidad de desplazar de forma longitudinal la banqueta trasera pata ganar espacio.

¡En marcha con el Eclipse Cross!

Estrena un gasolina de 1,5 litros con turbo e inyección directa. Debe aportar mucho par ya desde bajas vueltas, llegando al máximo a solo 1.500 rpm. Nuestra unidad de pruebas montaba la caja automática CVT sin fases, que tiene también relaciones virtuales gracias a un software especial. El funcionamiento es suave, pero obliga al motor a ir algo más esforzado, lo que aumenta su rumorosidad, y merma algo la sensación de empuje. Pero ojo: nuestro modelo sigue en vías de desarrollo, y los ingenieros aún aseguran que están afinando algunos detalles antes de que llegue al mercado. Recomendamos, en cualquier caso, el cambio manual de seis velocidades. Y quien opte por el 2.2 litros diésel, podrá optar también a una caja automática de ocho marchas. Aún no nos han confirmado si habrá variante híbrida, aunque todo apunta (porque la tecnología existe en el Outlander PHEV, que llegará pronto).

 

El chasis del Eclipse Cross tiene un ajuste más enfocado al confort que al dinamismo, aunque pisa con mucha nobleza e incluso creo que con unos neumáticos de perfil más bajo iría todavía mejor, pues reduciría el balanceo dela corrocería y no perjudicaría en exceso el confort de marcha. La suspensión filtra con eficacia y es suave, aunque los baches muy pronunciados se notan algo en el interior. La dirección tiene una respuesta rápida y un tacto firme. En combinación con la tracción integral equipa de serie el sistema S-AWC, que no solo reparte la fuerza entre ejes, sino también entre las ruedas de cada lado.

La marca nipona ya admite pedidos del nuevo Eclipse Cross, pero las primeras entregas no se harán hasta entrado 2018. Los precios ya están definidos y oscilan entre 26.600 y 36.000 euros. Cuenta con tres niveles de acabado, posibilidad de elegir entre cambio manual y automático y tracción total o 4x2. Dentro de su equipamiento de serie estarán los faros LED, numerosas ayudas a la conducción y la pantalla de 8 pulgadas. Y atención, como promoción de lanzamiento ofrece un descuento de 4.400 euros, siempre que te acojas a su programa de financiación.

¿No puedes esperar? Encuentra tu SUV rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Rivales del Mitsubishi Eclipse Cross

Buscador de coches