Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas glorias: BMW 320is E30

bmw 320is
Muy especial.

¿Pudo ser una versión del E30 de BMW más especial que la M3? Imposible… ¿O no? El BMW 320is E30 no es que fuera más especial o menos, pero si tenemos en cuenta diferentes apartados y especificaciones, puede llegar a ser más exclusivo. Esta es la historia del hermano olvidado del M3, de un coche con capacidades similares que queremos recordar en estas líneas y con ello rendirlo un sencillo pero apasionado tributo.

Viejas glorias: Citroën Mehari, icono hippie

Para que te hagas una idea, el BMW M3 en cierto países era infinitamente más caro que en otros debido a diferentes impuestos. Esto ha ocurrido a lo largo de los años, y sigue ocurriendo. Fabricantes que se ven obligados a dejar de fabricar ciertos modelos en diferentes regiones o lanzar al mercado variantes alternativas. Este fue el caso del BMW 320is.

A mitad de la década de los ochenta la marca había lanzado su popular BMW M3. Sobran las palabras. Uno de los modelos más populares y más divertidos que la marca haya creado. Un coche con motor de 2.3 litros y 200 caballos de potencia que hacía las delicias del que se pusiera al volante. El problema llegaba cuando analizábamos su cilindrada, de 2.300 cc., y el ser considerado en países como Portugal o Italia vehículo de “alta cilindrada”. Con ello, su precio, se disparaba.

El fabricante alemán quería regalar a estas regiones un coche con capacidades comparables y que se venidera junto al M3 para aquellos que no podían permitirse ese incremento pero deseaban disfrutar de un Serie 3 de claras aspiraciones deportivas. Con ello lanzaron el BMW 320is, para muchos un “M3 en versión light” pero que si analizamos no era tan “light”. Su cilindrada era de 1.990 cc. y su potencia de 192 CV. Hablamos muy pocos CV de potencia menos.

Contaba con 210 Nm de par y con 88 kg. de peso menos. Y sobre todo, con un precio de salida mucho más asequible. Contaba con caja de cambios Getrag 260 de escalado deportivo, autoblocante mecánico y suspensión de especificaciones “Sportfahrwerk”. El 0-100 km/h era sensiblemente más lento que el de un M3, siendo 0,8 segundos más lento. Aunque las recuperaciones eran realmente rápidas.

Se vendió tanto con carrocería de cuatro puertas como de dos. Un apunte curioso es que mientras la versión de dos puertas contaba con kit de carrocería específico con claro enfoque deportivo, con llantas BBS de 14 pulgadas o alerón; la de cuatro puertas no mostraba a nivel estético ningún elemento que pudiera dar entender una personalidad más “gamberra”. Todo un lobo con piel de cordero que podía enfrentarse al mismísimo M3.

Todo sobre BMW

BMW

BMW

Modelos de BMW más populares

Ver todos los modelos

Y además