Skip to main content

Noticia

Todo lo que sabemos hasta ahora del SUV de Ferrari

SUV de Ferrari
Jorge Morillo

De aquí a dos años Ferrari habrá presentado ya el que será su primer SUV, un segmento del que no hace tanto que renegaban en Maranello. Sin embargo, las cifras de ventas de sus rivales en este campo ha convencido a los italianos de que es el momento de romper con la tradición.

Donde dije digo, digo Diego. Así se podría resumir la historia del SUV de Ferrari en pocas palabras. No hay que tirar mucho de hemeroteca para encontrar primero a Luca di Montezemolo y más tarde a Sergio Marchionne negando que la marca del Cavallino Rampante fuese a caer en esta moda que hoy protagoniza el mundo de la automoción a todos los niveles. Ferrari siempre ha sido distinto... hasta ahora. Al menos en este sentido, ya que durante el pasado Salón de Detroit era el propio Marchionne el que confirmaba la 'bajada de pantalones'. Las cifras de ventas mandan, y por ello se explica la entrada de los italianos en un campo en el que otras que nunca pensábamos ya llegaron.

No te pierdas: Los 10 mejores SUV de 2018

De momento, no tenemos mucha información acerca de este nuevo Ferrari, más allá de que su llegada se espera para finales de 2019 o principios de 2020. Es decir, que estamos a menos de dos años de conocer al que se supone que será el sumun de todos los SUVs. Cualquier otra cosa, tratándose de esta marca, se tomaría como un fracaso. De esta manera, eso de ser el SUV más rápido del mundo -así lo autoproclamaron desde la marca- debería tener los días contados para el Bentley Bentayga, si es que no tiembla ya ante el desembarco del Lamborghini Urus. ¿A que de ellos tampoco te esperabas hace años que tuviesen un vehículo de este tipo?

Seguramente muchos de vosotros sigáis con las manos en la cabeza después del anuncio de Marchionne. Sí, chocará en un principio ver un mastodonte de estos con el 'cavallino' en el frontal. Pero recordad que en su momento el Porsche Cayenne también produjo una gran cantidad de úlceras oculares que el tiempo curó sabiamente. Hoy nadie duda de que es un producto a la altura de Porsche y con muy pocos rivales que le tosan. Lo mismo vale para Bentley y Lamborghini, y lo mismo sucederá con Ferrari. Y es que si Ferrari se mete en esto, pocos esperan que se produzcan unos resultados de ventas que tiren a pobres, tal y como ocurre con el Maserati Levante.

¿En qué punto de desarrollo se encuentra el SUV de Ferrari?

De momento, Marchionne ha declarado que el SUV de Ferrari, cuya denominación interna es F16X, se encuentra en plena fase de desarrollo, tratándose de un vehículo al que aún le queda un largo trecho para estar terminado. No obstante, con modelos dentro del grupo como el mencionado Maserati Levante -compartiría plataforma con él- o el Alfa Romeo Stelvio -hablamos, obviamente, de la variante QV-, sus avances deberían ser notables en los próximos meses. Hablando dentro del mundo de la automoción, dos años no son nada, y como te hemos dicho ese tiempo es precisamente el que queda para que el todocamino italiano de la cara.

De lo que son conscientes en Maranello es de las críticas que se juegan con esta maniobra estratégica. Hay que hilar muy fino para convencer a los miles de 'ferraristas' del mundo con este cambio de filosofía. Al fin y al cabo se está rompiendo una tradición, con lo que ello supone. Y ojo, porque no es nada fácil que un SUV encarne todo lo que supone llevar el logotipo amarillo y negro. Al menos, tenemos buenos precedentes, el último con el Lamborghini Urus. Luce tan brutal y espectacular que nadie dudaría un solo momento de que se trata de un 'Lambo'. Pero Ferrari es otra cosa. Y, como tal, debe demostrarlo. Una vez más.

Imagen de perfil de Jorge Morillo