Skip to main content

Noticia

Skoda Spaceback, ¿una alternativa real a los SUV compactos?

Skoda Spaceback alternativa SUV

¿Es el Skoda Spaceback una alternativa real a los SUV compactos? Siempre existen alternativas a los crossovers, basta con mirar un poco más allá del segmento.

Existen alternativas a los SUV. Existen alternativas a los SUV. No, no he duplicado dos veces lo mismo, simplemente quiero recalcar que existen alternativas reales a los famosos todocaminos. Hace realmente poco te busqué una solución intermedia entre los SUV y las berlinas familiares, y ahora quiero aclarar una cuestión que puede que haga que te replantees tu próxima compra: ¿es el Skoda Spaceback una alternativa real a los SUV compactos?

No te pierdas: Los 10 mejores SUV de 2018

En las siguientes líneas vamos a analizar los pros y contras del compacto de la firma checa con el fin de determinar si puede ser una compra más interesante que la de un crossover del segmento compacto, como, por ejemplo, el Seat Arona o el Kia Stonic. Muchos son los vehículos que se están viendo afectados en términos de ventas debido a los SUV, ya que el comprador se obceca con las virtudes de los crossovers y no se replantea ni lo más mínimo la posibilidad de adquirir otro tipo de coche que, quizá, cumpla mejor con las necesidades de este conductor.

Vídeo: así es el Skoda Spaceback:

Skoda Spaceback: un compacto espacioso

El Skoda Spaceback pertenece al segmento de los compactos, pero tiene como virtud el contar con un habitáculo amplio y un maletero con gran capacidad, así como toda la dotación tecnológica y de conectividad propia de un coche de sus características. Con una longitud de 4.304 mm, una anchura de 1.706 mm y una altura de 1.459 mm, así como una distancia entre ejes de 2.602 mm, el Spaceback es, por lo general, más grande que la mayoría de SUV compactos.

Sus cotas le permiten contar, además, con un maletero de 415 litros que puede verse ampliado hasta una capacidad volumétrica de 1.380 litros. Una configuración de cinco plazas y un diseño exterior que se muestra más como un híbrido entre un compacto y un familiar como el Skoda Octavia Combi, el Spaceback es considerado como un segmento C y la versión de corte familiar del Skoda Rapid.

Si lo comparamos, por ejemplo, con el nuevo Seat Arona, el SUV de la firma española cuenta con una longitud de 4.138 mm, una anchura de 1.780 mm y una altura de 1.552 mm, así como una distancia entre ejes de 2.566 mm. Al interior, claramente más pequeño debido a sus dimensiones, tenemos que sumar un maletero que también se ve afectado, con 400 litros de capacidad ampliables hasta los 1.280 litros al abatir la segunda fila de asientos.

Motorizaciones, equipamiento y precios

El año pasado, con motivo del Salón de Ginebra 2017, el Spaceback recibió un completo restyling que incluía nuevos faros bixenón con luces diurnas de tipo LED, nuevos parachoques, faros LED traseros, nuevos diseños de llantas y una luneta trasera más grande. También se sumó un nuevo motor TSI 1.0 con dos niveles de potencia y un interior con conexión a Internet WLAN hotspot y dos entradas USB montadas en la parte posterior.

Vídeo: probamos el Seat Arona:

La gama de motorizaciones está compuesta por tres unidades de gasolina y dos diésel. En el caso de los primeros, tenemos al mencionado motor tricilíndrico turbo de 1.0 litro TSI con 95 y 110 CV, así como una versión más potente, el 1.4 TSI de 125 CV. Mientras tanto, los diésel son un 1.4 TDI de 90 CV y un 1.6 TDI de 115 CV. También encontramos cambios manuales de cinco y seis relaciones, así como el conocido cambio automático DSG de doble embrague con seis y siete velocidades, dependiendo de la motorización.

En cuanto a equipamiento, el Skoda Spaceback ofrece función Smart Link, control de velocidad de crucero, climatronic, llantas de aleación o volante multifuncional de cuero como parte del equipamiento de serie más destacado. A nivel opcional, podemos añadir los sensores de aparcamiento, los asientos delanteros calefactados, el sistema de navegación AMUNDSEN, Care Connect, botón de arranque, detector de fatiga, Front Assistant, sensores de lluvia y luz, faros bixenón, asistente de arranque en pendiente y diferentes soluciones en forma de accesorios, como cinturones para mascotas, portabicicletas o compartimentos de almacenamiento.

Estos niveles de equipamiento, aunque forman parte de los extras, están disponibles por precios más que interesantes que harán engordar sutilmente la factura de compra. Sin embargo, los precios oficiales sin descuentos del compacto de Skoda empienzan en 14.200 euros, aunque ahora puedes llevarte un Spaceback Like con bastante equipamiento por 13.000 euros o la versión de acceso a gama, el Spaceback Active, por 11.640 euros.

En comparación con el Arona, por ejemplo, los precios del B-SUV de Seat arrancan, sin descuentos ni campañas promocionales, en los 17.300 euros, y está disponible con la misma gama de motores del Skoda, a excepción del bloque 1.5 EcoTSI de 150 CV, no disponible en el Spaceback. A nivel de equipamiento, ambos se encuentran a la par divididos en diferentes niveles de acabado.

Conclusión

Ahora bien, uno es una compra razonada y otro una compra impulsiva. Tanto el Skoda Spaceback como el Seat Arona, por seguir con la comparación, son buenos productos. Sin embargo, el Arona cuenta con el añadido de ser un vehículo con un suplemento en el precio por la novedad del propio modelo y por el mero hecho de ser un SUV. Las ofertas que actualmente ofrece la firma de la República Checa hacen replantearte si realmente es tan interesante la compra de un crossover.

Fotos: fabricantes

Lecturas recomendadas