Skip to main content

Noticia

Sebastian Vettel prueba el Ferrari 458 Speciale de James May

Ferrari 458 Speciale de James May

Lo prefirió al Opel de Hammond.

El trío calavera presentador de The Grand Tour trabaja también en Drivetribe, donde elaboran no pocos contenidos, todos ellos con el habitual toque de humor que les caracteriza. En el último, James May y Richard Hammond han intentado convencer a Sebastian Vettel, tetracampeón del mundo de Fórmula 1, de conducir sus coches. Ahora bien, la diferencia existente entre los modelos exhibidos ha hecho que no le costase mucho decidirse.

Y es que, mientras que May acudió con su Ferrari 458 Speciale, Hammond llegó a la cita con un Opel Kadett de 1963. A priori, no hay color:

La cuestión es que el Opel, apodado como Oliver, es el mismo que el presentador condujo en el especial de Botsuana, donde el pequeño clásico demostró su capacidad y su fiabilidad, siendo capaz de superar los salares de Makgadikgadi, una superficie similar al tamaño de Suiza. No hay duda de que son buenos credenciales, todavía más si tenemos en cuenta el tipo de relación especial que ha creado Hammond con su coche.

Prueba del Ferrari 458 Spider: ¡destápalo!

Sin embargo, parece que no fue suficiente como para decantar la balanza a su favor ante la artillería del Ferrari, que cuenta con un motor 4.5 V8 atmosférico que desarrolla 605 CV de potencia y 540 Nm de par máximo, gracias al que acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos. Son argumentos más que suficientes como para que cualquier ser humano se decantase por el italiano, más todavía si se trata de un piloto de competición acostumbrado a la velocidad y todavía más si el individuo en cuestión está bajo contrato de la escudería del Cavallino Rampante.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?  

Y además