Skip to main content

Noticia

Tecnología

El revolucionario retrovisor de Aston Martin

El revolucionario retrovisor de Aston Martin
Se trata de un sistema híbrido que monta una cámara en el espejo retrovisor.

Este es el revolucionario retrovisor que Aston Martin va a presentar en el CES Las Vegas. Aston Martin y Gentex quieren usar esta muestra tecnológica como escenario para presentar un nuevo retrovisor digital que muestra imágenes de vídeo procedentes de tres cámaras distintas.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Diseñado para usarse en modelos futuros, el sistema es, actualmente, un prototipo que ya se ha instalado en el DBS Superleggera.

El revolucionario retrovisor de Aston Martin

Llamado como el sistema híbrido de cámara y espejo, el coche tiene una cámara montada en el techo y dos cámaras laterales que discretamente se instalan en los espejos laterales. La información que se recoge de estas cámaras se envía a un espejo digital trasero que ofrece a los conductores una visión más extensa de lo que le rodea.

Es cierto que ya son varios los modelos que tienen cámaras a modo de espejo retrovisor, pero el DBS Superleggera usa tanto espejos retrovisores como cámaras. El responsable de Tecnología de Gentex, Neil Boehm, sugirió que este es el mejor modo, ya que "una solución híbrida es la más práctica y comprehensiva, ya que ha sido diseñado para satifacer los requerimientos y regulaciones del fabricante, del conductor y de la normativa de seguridad".

Espejo y cámara: tiene varias ventajas

Esta argumentación tiene bastante peso; de hecho, algunos modelos como el Audi e-tron llevan cámaras en vez de espejos retrovisores; pero en otros mercados, como el de EEUU, están obligados a llevar espejos por motivos de regulación de seguridad. Obviamente, esto supone un coste extra, ya que se requieren dos diseños complejos para un mismo modelo.

Además de esta ventaja de cara a la legislación de los distintos mercados, Gentex también señaló que el hecho de llevar un espejo permite al conductor ver siempre lo que tiene detrás, funcione bien la cámara o no por la presencia de hielo, por ejemplo.


 

Y además