Skip to main content

Noticia

Motor

Mercedes o Porsche, ¿quién tiene los mejores coches híbridos enchufables?

Mercedes Clase S hibrido enchufable
¿Quién tiene los mejores coches híbridos enchufables, Mercedes o Porsche? Analizamos la oferta de modelos híbridos enchufables de cada fabricante.

La electrificación ha llegado para quedarse y los coches híbridos e híbridos enchufables son una solución a medio camino entre los vehículos con motor térmico y los coches eléctricos puros. Es por ello que la mayoría de fabricantes está apostando por esta tecnología con el fin de optimizar su gama de modelos y, de paso, reducir las emisiones de CO2. Pero, ¿quién tiene los mejores coches híbridos enchufables, Mercedes o Porsche?

Audi o BMW, ¿quién tiene los mejores coches híbridos enchufables?

En este artículo vamos a tratar de analizar qué ofrece cada una de las marcas en el segmento de los coches híbridos enchufables, así como las diferencias más importantes entre todos estos vehículos. 

¿Cuáles son los coches híbridos de Mercedes?

Mercedes ha trabajado en los últimos años para constituir una completa oferta de modelos híbridos enchufables. Todo comienza por su gama de vehículos compactos, donde la mayor parte de sus modelos incluyen una versión híbrida enchufable. Hablamos de la variante 250 e, presente en el Mercedes Clase A, GLA, Clase B y CLA.

Esta versión ofrece 218 CV de potencia, un consumo medio de apenas 1,4 l/100 km (A 250 e) y una autonomía eléctrica que alcanza los 69 kilómetros (A 250 e y CLA 250 e). Al mismo tiempo, tanto el Mercedes Clase C como el Clase E están disponibles con dos versiones híbridas enchufables. Por un lado, un híbrido-gasolina (C 300 e y E 300 e) con 320 CV de potencia, entre 1,4 y 2,0 l/100 km de consumo medio y una autonomía eléctrica de hasta 56 km. Por su parte, la opción híbrida-diésel (C 300 de y E 300 de) ofrece 306 CV de potencia, un consumo medio de 1,2-1,6 l/100 km y una autonomía eléctrica de hasta 55 km.

Por último, dentro de la gama SUV tenemos el GLC 300 e y el GLC 300 de. Ambos equipan el sistema de propulsión del Clase C y Clase E híbrido enchufable. En este caso, el consumo medio es de 2,3-3,0 l/100 km y una autonomía de 45 km (híbrido-gasolina), y de 1,7-2,2 l/100 km y 45 km de autonomía (híbrido-diésel). Por su parte, el GLE 350 e ofrece 333 CV de potencia, un consumo medio de 0,9-1,2 l/100 km y una autonomía de hasta 99 km. El GLE 350 de tiene 320 CV, un consumo medio de 0,7-1,1 l/100 km y una autonomía de hasta 100 km.

Mercedes también ha anunciado la llegada de nuevas variantes híbridas enchufables. Por ejemplo, el nuevo Clase C 300 e ofrecerá más de 300 CV de potencia y una autonomía de alrededor de 100 km. También hay un Clase S híbrido enchufable de más de 500 CV, con un consumo medio de 0,8-1,3 l/100 km y una autonomía eléctrica de hasta 103 km.

¿Y los de Porsche?

En el caso de Porsche, tenemos el Cayenne E-Hybrid, que genera 462 CV de potencia, con un consumo medio de 3,1 l/100 km y una autonomía eléctrica de hasta 44 km con una sola carga. Por encima, el Cayenne Turbo S E-Hybrid, que alcanza los 680 CV de potencia, homologa un consumo medio de 3,8 l/100 km y registra una autonomía máxima de 40 km con una sola carga.

El otro modelo con versión híbrida enchufable dentro de la gama del fabricante alemán es el Porsche Panamera. En su variante Panamera 4 E-Hybrid genera 462 CV de potencia, con un consumo medio de 2 l/100 km y una autonomía de hasta 56 km. También hay una variante 4S E-Hybrid, que eleva la potencia hasta los 560 CV, el consumo hasta los 2,2 l/100 km y la autonomía eléctrica se sitúa en los 53 km con una sola carga. Por último, el Panamera Turbo S E-Hybrid alcanza los 699 CV de potencia, con un consumo medio de 2,7 l/100 km y una autonomía máxima de 50 km en modo eléctrico.

¿Quién tiene los mejores coches híbridos enchufables?

Como puedes observar, existen diferencias importantes en el uso que hace cada marca de la tecnología híbrida enchufable. En Mercedes, por ejemplo, la oferta es mucho más variada, pero está diseñada para un uso cotidiano, buscando reducir las emisiones y mejorando el consumo de combustible. Así, la mayoría de sus modelos superan los 60 km de autonomía eléctrica y ya existen variantes con más de 100 km de alcance.

Por el contrario, Porsche hace un uso más deportivo de la hibridación. Es decir, emplea la electricidad para generar mayor potencia y mejorar las prestaciones de sus vehículos. Tanto en el Panamera como en el Cayenne, las versiones más potentes de la gama son híbridas enchufables. Las variantes E-Hybrid cumplen también con este cometido de eficiencia y buenos consumos, pero ofrecen autonomías inferiores a las de los modelos de Mercedes. Sin embargo, Mercedes hace uso de motores más tradicionales para sus versiones deportivas, al menos por el momento.

Y además