Skip to main content

Noticia

Motor

El Lotus Carlton podía superar los 300 km/h

Lotus Carlton
Marcando el ritmo en los 90.

En pleno 2020 nos fascinan ver cifras de aceleración rápidas y velocidades puntas que superen los 300 km/h, pero lo cierto es que hace ya casi tres décadas había modelos que hacían cosas similares, y no nos referimos siquiera a los obvios superdeportivos, si no a lobos con piel de cordero (de cordera enfadado, eso sí) como por ejemplo el Lotus Carlton.

A los más jóvenes no les sonará, pero se trataba de una berlina de altas prestaciones desarrolla con la base del Opel Omega. Sin embargo, el hecho de ver la luz en 1990, en plena recesión económica, sumado a un precio bastante alto, hizo que solo estuviera a la venta dos años y que comercializara apenas 320 unidades (el Opel, más terrenal, llegó hasta los 630 ejemplares.

Lo interesante es que bajo su aspecto bastante sobrio se encontraba una auténtica bestia. Montaba un motor 3.6 de seis cilindros en línea modificado (intercooler mayor, pistones forjados, etc.) y al que se le acoplaron dos turbos Garrett T25, consiguiendo una potencia total de 377 CV a 5.200 rpm y un par máximo de 568 Nm a 4.200.

La berlina más salvaje de Opel (en serio)

El bloque se combinaba con una caja de cambios manual de seis velocidades y a un sistema de tracción trasera con diferencial de deslizamiento limitado lo que, según los papeles oficiales, le permitía acelerar hasta los 285 km/h… un dato bastante modesto si tenemos en cuenta que los compañeros de The Supercar Driver han conseguido llevarlo hasta los 305 km/h de punta.

Etiquetas:

Berlinas

Y además