Noticia

El Ford Mustang gana una estrella Euro NCAP sin pasar por el test

Ford Mustang Euro NCAP
Alex Morán

El muscle car consiguió un resultado mediocre de dos estrellas a comienzos de año, mejorando sus asistentes de seguridad ha conseguido ampliarlo hasta tres.

Entre la primera tanda de pruebas Euro NCAP de 2017 hubo un caso particular que llamó la atención y no precisamente por su resultado positivo. El Ford Mustang consiguió una puntuación de dos estrellas, la más baja de la camada, penalizado principalmente por su baja protección para los pasajeros infantiles (32%) y por unos asistentes de seguridad que pecaban de quedarse muy cortos (solo un 16%). Para resarcirse, desde la marca del óvalo han realizado mejoras en la versión 2018 del muscle car, que ha conseguido mejorar su nota a tres estrellas sin siquiera haber tenido que repetir los test de impacto.

VÍDEO: Euro NCAP, así hemos cambiado en 20 años

¿Cómo es posible? Porque a nivel estructural el MY18 del Mustang es exactamente igual al MY17, por lo que los choques, ya sean frontales o laterales, arrojarán el mismo resultado. Donde el fabricante ha introducido mejoras es en el equipamiento de seguridad. Principalmente ha instalado unos airbags frontales que protegen mejor y ha sumado a la dote de serie del vehículo tecnologías como el sistema de mantenimiento de carril, la alerta de la distancia de seguridad y el Pre Collision Assist, que incluye frenada autónoma de emergencia, detector de peatones y aviso de colisión frontal. Dichas mejoras han servido para subir su puntuación en la categoría hasta el 61%.

Euro NCAP: así son las pruebas de seguridad europeas

Michiel van Ratingen, Secretario General de Euro NCAP, expone al respecto que “es bueno ver que después de 20 años de pruebas Euro NCAP, nuestra llamada para mejorar la seguridad sigue llegando a marcas responsables como Ford. Aunque una puntuación de tres estrellas no es algo excepcional, las mejoras que ha introducido Ford no solo hacen mejor la seguridad del Mustang en áreas clave, también demuestran que la compañía se preocupa por sus clientes y por su reputación en materia de seguridad”.

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.