Skip to main content

Noticia

Competición

CUPRA e-Racer, ya ha pasado sus pruebas en Castellolí

CUPRA e-Racer

CUPRA ha desvelado su primer coche de carreras 100% eléctrico, el CUPRA e-RACER, que llega para convertirse la referencia de un nuevo campeonato que nacerá en un futuro cercano.

El CUPRA e-Racer sigue preparándose como alumno adelantado de la categoría e-TCR que no veremos hasta 2021. Tras comprobar el funcionamiento de las baterías en Grobnik (Croacia), ha tenido unos nuevos test en Castellolí con Jordi Gené a los mandos. El objetivo ha analizar la potencia máxima de los motores, la conductibilidad del sistema y la gestión de energía frente a la temperatura en todos los componentes, con especial interés en las baterías.

El propio Gené a dicho del CUPRA e-Racer que “la aceleración es impresionante, y el bajo centro de gravedad, al tener las baterías muy bien repartidas, hace que la sensación de pilotaje sea mejor de lo imaginado. Sólo tenemos margen de mejora en las frenadas, puesto que se nota que es un coche más pesado y es complejo detenerlo con precisión” y ha concluido que en conjunto ha sido “una cadena de sorpresas agradables”.

El nacimiento del eléctrico

La marca CUPRA hará su primera aparición oficial en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra y allí presentará al mundo diferentes novedades. Entre ellas estará el CUPRA e-Racer, el primer turismo eléctrico de carreras que formará parte de un nuevo campeonato y cuya imagen y primeros detalles han sido desvelados.

La tecnología eléctrica ha llegado al mundo de las carreras para quedarse. Prueba de ello es la Fórmula E, que se disputa de forma exitosa desde 2014, y otros certámenes en ciernes como Electric GT o la copa Jaguar I-Pace eTrophy. Este tipo de movilidad también llega a las carreras de turismos y el primer integrante de un nuevo certamen en creación ya ha sido presentado, el CUPRA e-Racer.

Logos de la nueva marca Cupra
Estos son los dos logos de la nueva marca Cupra.

Se trata de un turismo 100% eléctrico basado en el SEAT León TCR, que ya fue la base del concepto TCR, un reglamento asequible para equipos privados en las carreras de turismos que ha llegado a eclipsar al propio Mundial de Turismos de la FIA. El motor eléctrico del CUPRA desarrolla una potencia máxima de 500 kW (unos 670 CV), aunque en régimen habitual rendirá 300 kW, algo más de 400 CV.

CUPRA dará más detalles sobre este nuevo modelo, del que ya podemos conocer aspecto gracias a las dos imágenes difundidas, en el Salón del Automóvil de Ginebra. Allí se conocerá la ficha técnica de este coche que "pretende aportar una nueva visión al automovilismo" y que "será el nuevo exponente del mundo limpio y eficiente de los turismos en las series TCR".

El SEAT León ya fue la pieza principal del proyecto TCR allá por el año 2014 y ahora el CUPRA e-Race parece ser también la base de un nuevo campeonato eléctrico que se irá conociendo durante el año. Los promotores del certamen, WSC, han anunciado que se organizarán distintos actos durante la temporada para promocionar el campeonato.

Aunque aún se desconocen detalles sobre el mismo, el certamen eléctrico podría disputarse junto al WTCR, la nueva Copa Mundial de Turismos resultante del acuerdo entre las TCR y el ya extinto WTCC (Mundial de Turismos). Precisamente en este certamen estará presente CUPRA junto al equipo Campos Racing y a los pilotos Pepe Oriola y John Filippi.

Así se fabrica el CUPRA e-Racer

El nuevo CUPRA e-Racer puede alcanzar los 270 km/h de velocidad punta y rendir a 12.000 revoluciones con una sola marcha. En su interior trabajan cuatro motores eléctricos, alimentados por una batería de 6.072 pilas que pesa 450 kilogramos, el tercio del total del coche. Su colocación en el interior del modelo ha sido todo un reto, pues su volumen ha debido repartirse para preservar el equilibrio y funcionalidad del coche.

El nuevo CUPRA, que se presenta esta semana en Ginebra y que toma la base del SEAT León, alcanza los cien kilómetros por hora en poco más de tres segundos (3,2s(. El CUPRA e-Racer cuenta con un importante desarrollo aerodinámico, con el objetivo de ganar en eficiencia todo lo posible. Ejemplo de ello es que se han sustituido los retrovisores por cámaras y el piloto puede ver todo lo que sucede en el exterior en una pantalla situada dentro del coche. 

¿Y su autonomía? No hay datos aún sobre este asunto, principalmente porque no sabemos cómo serán las carreras en las que participe el vehículo, pero CUPRA sí que ha hecho público que para recargarlo completamente solo se necesitan 40 minutos. Otro dato más: su creación se ha alargado durante 20.000 horas.

 

Lecturas recomendadas