Skip to main content

Noticia

Cuando vas demasiado rápido entre el tráfico, te empotras

accidente BMW M3

Inconsciente.

Cuando hablamos de coches no se trata de tener dinero para comprar tal o cual modelo (que también), se trata de tener las manos necesarias para poder llevarlo sin estamparte. Luego, además, si llega el momento de tener un accidente, además de la habilidad para evitar o minimizar los daños, también está la suerte que tengas para que el desenlace no sea fatal. Os dejamos el vídeo de este conductor y su BMW M3 para que ponderéis de cuál de estas características hace más gala.

El metraje es suficiente como para catalogar al ‘amigo’ de descerebrado. Conducir a altas velocidades en una vía pública ya es un peligro de por sí, pero hacerlo en una carretera con dos carriles (aunque sean en la misma dirección) encajados entre guardarraíles lo es todavía más y si, para redondear, el tráfico es extremadamente denso, apaga y vámonos.

Estrella su BMW M5 First Edition: solo quedan 399

Pero al protagonista del vídeo no le pareció así. O quizá creyó que su habilidad al volante era suficiente para manejar la situación. O puede que confiase en que el BMW M3 se iba a conducir solo. De hecho, tan seguro tenía que estar e que todo iba a ir bien que ni siquiera llevaba puesto el cinturón de seguridad. Así que con eso en mente, se pone a zigzaguear entre la gran cantidad de vehículos que le rodean a una velocidad cada vez mayor.

Lógicamente, pasa lo que tiene que pasar, y en uno de los adelantamientos pierde el control del coche… y por suerte, tanto para él como para el resto de conductores, no se lleva a nadie por delante. Rebota contra el lado derecho de la carretera y consigue guiar al BMW hacia la izquierda para no empotrar por detrás al coche negro que va por delante. Es increíble que el deportivo solo vaya de un lado a otro y no vuelque y se ponga a dar vueltas de campana.

Lecturas recomendadas

Y además