Skip to main content

Noticia

¿Cuál comprar, Peugeot 3008 u Opel Grandland X?

Peugeot 3008 vs Opel Grandland X

¿Cuál comprar, Peugeot 3008 u Opel Grandland X? Cuando la decisión se encuentra entre dos coches, es mucho más complicado llegar a buen puerto.

No te pierdas: Comparativa: Opel Grandland X vs Peugeot 3008 y Renault Kadjar

La fiebre por los SUV hace que existan multitud de opciones en los diferentes segmentos en los que este tipo de vehículos tiene presencia. Sin embargo, existen pequeños puntos clave en los que debemos fijarnos para llegar a una decisión cuando nos encontramos entre dos modelos muy similares y que cumplen con nuestras preferencias en cuanto a diseño. Hoy te traigo todos estos detalles en los que fijarte si estás pensando en cuál comprar, ¿el Peugeot 3008 o el Opel Grandland X?

Ambos modelos compiten en un mismo segmento, el de los todocaminos compactos, por lo que tienen mucho en común, más aún si contemplamos que Opel ahora pertenece al Grupo PSA. Sin embargo, realmente existen algunas diferencias en las que debes fijarte si estás buscando cubrir una necesidad en particular con alguno de estos vehículos. Vamos a conocerlos. 

Vídeo: todos los detalles del Puegoet 3008:

Dimensiones

Quizás, el apartado de dimensiones sea uno de los más importantes cuando nos decidimos a realizar la compra de nuestro nuevo coche. Es un aspecto vital, ya que si es demasiado grande supondrá un problema a la hora de encontrar aparcamiento o incluso afectará al consumo de combustible, pero si es muy pequeño, quizá nos falte espacio de carga y los ocupantes vayan demasiado justos en el interior.

Analizando sus medidas, el Peugeot ofrece una longitud de 4.447 mm, una anchura de 1.841 mm y una altura de 1.624 mm, así como una distancia entre ejes de 2.675 mm, mientras que el maletero es de 520 litros ampliables hasta los 1.482 litros. En el caso del alemán, éste ofrece 4.477 mm de longitud, 1.856 mm de anchura y 1.609 mm de altura, así como la misma distancia entre ejes (ya que ambos comparten plataforma) y un maletero de 514 litros ampliables hasta los 1.652 litros.

Motorizaciones

La elección del motor apropiado es otro aspecto básico en la decisión de compra, así que es importante conocer qué opciones ofrece cada uno de los modelos. En el caso del Peugeot 3008, estamos hablando de dos motores de gasolina y otros cuatro diésel. Los conocidos bloques tricilíndricos también están presentes en el SUV, con el 1.2 PureTech de 130 CV, así como el 1.6 THP de 165 CV; mientras que los diésel son el 1.6 BlueHDi de 120 CV, el nuevo 1.5 BlueHDi de 130 CV y el 2.0 BlueHDi de 150 y 180 CV.

Por su parte, el Opel Grandland X presenta una oferta mecánica algo más limitada, aunque también es importante remarcar que el nuevo SUV alemán lleva unos pocos meses en el mercado, por lo que podría ver ampliada su gama de propulsores más adelante. Por el momento, encontramos un motor de gasolina, un tricilíndrico de 1.2 litros turbo con 130 CV; y dos diésel, un 1.6 CDTi de 120 CV y un 2.0 CDTi de 180 CV.

Vídeo: así es el nuevo Opel Grandland X:

En cuanto a transmisiones y sistemas de tracción, el modelo francés ofrece cajas de cambios manuales y automáticas de seis velocidades, y una nueva caja automática de ocho velocidades reservada al bloque 2.0 BlueHDi de 180 CV, así como tracción exclusivamente al tren delantero. En cuanto al Grandland X, éste también ofrece cambios manuales y automáticos de seis velocidades y una opción automática de ocho velocidades para el motor diésel de 180 CV. Como en el 3008, el Opel también envía la potencia al tren delantero sin opción 4x4.

Acabados y equipamiento

En el apartado de acabados y equipamiento, el Peugeot 3008 se ofrece con los niveles Active, Allure, GT Line y GT, mientras que el Grandland X con los acabados Selective, Excellence y Ultimate. En el caso del Peugeot, presenta equipamiento como la pantalla táctil de 8 pulgadas, sensores delanteros y traseros, pack Drive, Peugeot Connect, climatizador bizona, pack Motricidad, faros full LED o el conocido Peugeot i-Cockpit.

Mientras tanto, el Opel Grandland X ofrece equipamiento como el detector de señales de tráfico, alerta de cambio involuntario de carril, Opel OnStar, climatizador bizona, pack Park&Go, alerta de ángulo muerto, pack visibilidad, apertura y arranque sin llave, anclaje Isofix, faros adaptativos Full LED o asistente de arranque en pendiente, todos ellos de serie en función del nivel de acabado seleccionado. 

Precios y conclusión

Sin descuentos ni campañas especiales por parte del fabricante, el Peugeot 3008 arranca en 24.400 euros, mientras que el Opel Grandland X lo hace en los 22.300 euros. Como habrás podido comprobar, ambos modelos son muy parecidos, con sutiles diferencias en los diferentes apartados analizados. Si hablamos de dimensiones, el Opel es más largo, ancho y bajo, tiene un maletero más grande cuando se abaten los asientos y un equipamiento en seguridad de serie más amplio. Por contrapartida, las opciones mecánicas son más limitadas, pero es un modelo más nuevo que, además, es ligeramente más barato incluso en las versiones tope de gama.

En cuanto al Peugeot 3008, su gran apuesta es el diseño tanto exterior como interior. Presenta una imagen en parte diferente al resto de opciones en el mercado y el Peugeot i-Cockpit es uno de los puestos de conducción más avanzados del mercado. Sin embargo, esta exclusividad también tiene un precio y es ligeramente más elevado que el de su compatriota alemán, aunque tiene una oferta mecánica más amplia, así como diferentes niveles de acabado que pueden cubrir un rango de precio más grande y ajustarse al presupuesto más cómodamente.

En definitiva, si nos basamos en el precio, el Opel Grandland X sale victorioso de este enfrentamiento, aunque si buscamos un motor en particular y un diseño más atrevido, el Peugeot 3008 es la elección.

Fotos: fabricantes

Y además