Skip to main content

Noticia

Motor

Volkswagen Golf 8 R-Line: deportividad sin potencia extra

Volkswagen Golf 8 R-Line
Imagen distintiva.

Cada nueva generación del Volkswagen Golf genera revuelo, pero una vez presentada las miradas se centran en las versiones “especiales”, como los GTI, GTD y GTE, que ya conocimos en su día. Ahora Volkswagen presenta un punto intermedio para los clientes que quieren una estética deportiva pero no necesitan motores de altas prestaciones, el Volkswagen Golf 8 R-Line.

VÍDEO: Volkswagen Golf GTI 2020, todos los detalles contados en primera persona

La zona delantera es la que más varía respecto a la gama normal gracias a una parrilla sobredimensionada y al Face Light, una tira luminosa de LED que une entre sí los faros delanteros y cruza todo el frontal. Además, los grupos ópticos LED Performance tienen luz en curva.

Prueba del Volkswagen Golf 8 1.5 eTSI de 150 CV

Está basado en el nivel de equipamiento Style del compacto, al que suma elementos específicos como los asientos deportivos tipo ‘Bucket’ con reposacabezas integrado, el volante deportivo multifunción de cuero, inserciones decorativas en el salpicadero y pedales de acero inoxidable cepillado.

La lista de extras opcionales es bastante amplia, y en ella destacan dos paquetes de equipamiento. El primero es el paquete Visión, que incorpora los faros inteligentes LED Matrix IQ.Light con Dynamic Light Assist. El segundo es el paquete Confort, formado por el sistema de apertura y arranque sin llave Keyless Advanced y por el sistema de sonido Harman Kardon de 480 W, con nueve altavoces y subwoofer.

Volkswagen Golf 8 R-Line

La marca alemana no hace referencia a cambios mecánicos más allá de un tren de rodaje deportivo específico, pero no concreta con qué motores está disponible. Sin embargo, echando un vistazo al configurador, se puede combinar con el diésel 2.0 TDI de 115 CV, con los gasolina 1.0 TSI de 110 CV y 1.5 TSI de 130 y 150 CV, y con el mild-hybrid de 150 CV.

Y además