Noticia

Toyota Yaris GRMN: la versión 'GTI' con 212 CV y un sonido único

Aarón Pérez

Preparado por Gazoo Racing, herencia directa de la competición

Te interesa: Probamos el nuevo Toyota Yaris 2017

Circuito de Nürburgring. La marca japonesa nos deja probar allí a su nuevo Toyota Yaris GRMN, la variante 'GTI' de su utilitario, un modelo que viene a llenar el hueco existente entre los Toyota Yaris convencionales y el brutal Yaris WRC del Campeonato del Mundo de Rally. Una locura que nos encanta, porque ha sido puesta a punto por la división de competición Gazoo Racing. Si haces un poco de memoria, seguro que te acuerdas de que este modelo ya hizo su debut durante el Salón de Ginebra 2017 a pesar de que no saldrá la venta hasta comienzos del próximo 2018.

Por este motivo, la firma todavía está inmersa en el desarrollo del Yaris GRMN y como puedes ver en las imágenes, sigue camuflado. Lógicamente, dado que ya nos han mostrado cómo será su imagen con el vehículo que debutó en la muestra suiza, no se han molestado en ocultar las líneas de esa unidad, que posa en plena calle con su suspensión rebajada, sus llantas BBS, sus frenos sobredimensionados o su generoso alerón posterior.

VÍDEO: Así suena el Toyota Yaris GRMN, vas a alucinar

 

Las siglas GRMN del Toyota Yaris más deportivo se corresponden con la de 'Gazoo Racing Masters of the Nürburgring' (GRMN). Un vehículo que, al menos sobre el papel, presenta características únicas que lo diferencian del resto de rivales contra los que competirá cuando salga a la venta. Esto se debe, por ejemplo, a que será el único utilitario deportivo del mercado (que esté en producción) con una motorización con compresor volumétrico (no es turbo), elemento que en este caso permite que su motor 1.8 de cuatro cilindros alcance una potencia máxima de más de 212 CV y un régimen de giro máximo de 7.000 rpm.

Este propulsor solo va asociado con una transmisión manual de seis velocidades, que se encarga de transmitir la potencia a las ruedas delanteras a través de un diferencial de deslizamiento limitado Torsen. El hecho de que sea un motor con compresor se traduce en una respuesta instantánea desde el ralentí y tanto es así que en Toyota no dudan en asegurar que esto le permite ofrecer unos registros líderes tanto en el paso de 0 a 100 km/h como en la recuperación de 80 a 120 km/h.

 

Además de la puesta a punto que está teniendo lugar en carretera abierta, el Toyota Yaris más potente tiene mucho que ver con el famoso circuito de Nürburgring, donde ha tenido lugar gran parte de su desarrollo (lo lleva grabado en el nombre). Es por ello que cuenta con unos muelles más cortos y rígidos que los otros Yaris, que además están apoyados por unos amortiguadores específicos firmados por Sachs. Las llantas BBS de 17 pulgadas de diámetro esconden en su interior un equipo de frenos de alto rendimiento. Y si accedemos al habitáculo, nos topamos con un volante heredado del Toyota GT86, con unos asientos tipo baquet diseñados por Toyota Boshoku o unos pedales de aluminio.

Comportamiento realmente deportivo

Todos estos datos se traducen en un comportamiento muy dinámico. La puesta a punto del chasis hace que se exhiba en curva y gracias a su autoblocante mecánico delantero, el Yaris GRMN permite acelerar muy pronto en pleno apoyo. La capacidad de tracción es muy elevada y la confianza es total. Te permite avivar el ritmo y el resto de elementos, dirección, frenos, suspensiones, cumplen a la perfección y con lo que uno espera de un utilitario como este.

La guinda la pone un sonido de escape que parece de competición y te hace sonreír a cada pisotón del pie derecho. Con un peso de sólo 1.135 kg, el nuevo Yaris GRMN tiene una relación peso/potencia de 5,35 CV por kg. Alcanza una velocidad punta de 230 km/h, limitada electrónicamente, y acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

Fuente: Toyota, Phocarmedia & Motor.es

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria

Lecturas recomendadas

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2017