Noticia

Toyota 86 GRMN: ¡ahora sí que sí!

Raúl Salinas

29/12/2015 - 12:29

El Toyota 86 GRMN será la estrella de la marca en el Tokyo Auto Salon, el evento dedicado a las preparaciones y versiones 'racing' que abrirá sus puertas el próximo 15 de enero. Esta versión sobre el GT86 destaca por una puesta a punto más radical. Desarrollado en Nürburgring, será más ligero, más potente y bastante más caro: eso sí, lamentablemente no llegará a España.

Por fin hemos conocido al Toyota 86 GRMN, la versión más salvaje y radical del Toyota GT86. Se trata de una versión especial que la marca japonesa mostrará al público durante el Tokyo Auto Salon y que luce una serie de mejoras que harán las delicias de los amantes de la conducción pura. Su imagen es más poderosa y todo el conjunto hace que nos recuerde a una versión de competición. Vamos a ver qué novedades nos ofrece este pequeño deportivo con mucha mala leche.

Te interesa: Cazado el nuevo Toyota GT86 con menos camuflaje

Mucho se ha hablado sobre versiones radicales basadas en el Toyota GT86 o sobre su primo, el Subaru BRZ. Estas versiones de serie que se comercializan en España destacan por un comportamiento brillante, pero a menudo se echa en falta algo más de radicalidad, algo más de potencia y de mala leche. Mucho se ha hablado de un posible Subaru BRZ STI, pero ha sido Toyota la que se ha adelantado con el Toyota 86 GRMN. No obstante, como te decía, antes de emocionarte, te doy la peor noticia: este modelo jamás llegará a Europa de manera oficial, al menos no de momento, su producción se ha limitado a 100 unidades exclusivas para Japón.

¿Qué novedades trae? En el exterior vemos una serie de mejoras que incluye un nuevo labio frontal, un capó en carbono, ventanillas de plexiglass o un enorme alerón trasero: ¡parece sacado del mundo de las carreras! La suspensión se ha rebajado y unas nuevas llantas de 17 pulgadas cobijan unos frenos más potentes, de seis pistones delante y cuatro detrás. Todas estas mejoras permiten a este modelo perder unos 'kilitos' en la báscula, concretamente 45 kg menos. Su motor de cuatro cilindros y dos litros atmosférico aumenta también su potencia hasta los 216 CV y el par hasta los 217 Nm, además de conseguir un comportamiento más puntiagudo y agresivo ante el pedal derecho. 

Por supuesto la potencia sigue enviándose a las ruedas traseras mediante una transmisión manual de seis velocidades, con relaciones ahora más cortas. Estoy seguro que su conducción será más pura y directa, un auténtico caramelo que vamos a echar mucho de menos en el resto de mercados, aunque ya te adelanto que barato no es: cuesta 6.580.000 yenes, 49.838 euros al cambio, pero que de llegar a nuestro país, superaría seguramente los 55.000 euros. Parece que tendremos que esperar al modelo de producción del STI Performance Concept, que podría incluir sobrealimentación y unos 300 CV de potencia.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Toyota

Toyota

Buscador de coches